Tacto rectal: qué es, para qué sirve y cómo se realiza

Actualizado en abril 2024

El tacto rectal es un examen indicado para identificar problemas en la próstata, como el cáncer de próstata o la hiperplasia prostática benigna, pero también puede realizarse para evaluar alteraciones en el recto y el ano, como fisuras anales, hemorroides o nódulos.

Además, el tacto rectal también puede formar parte del examen ginecológico de rutina en mujeres, ya que ayuda a detectar problemas en el canal vaginal o el útero, como el cáncer de ovario o de útero, por ejemplo.

El examen de tacto rectal es rápido, se realiza en la consulta médica, no interfiere en la sexualidad ni causa dolor. No obstante, puede causar cierta incomodidad si la persona tiene fisuras anales o una infección rectal. Entiende qué son las hemorroides y cómo se trata. Conozca qué son las hemorroides y cómo es realizado el tratamiento

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve 

El examen de tacto rectal se indica para evaluar y/o identificar alteraciones en el ano, el recto, la porción inicial del intestino, la próstata, el útero o la vagina, por ejemplo.

De esta manera, el examen de tacto rectal puede realizarse por un urólogo para identificar alteraciones en la próstata, por un proctólogo o gastroenterólogo para evaluar el ano y el recto, o por un ginecólogo para evaluar alteraciones ginecológicas.

Cuándo realizarlo

El examen de tacto rectal está indicado para identificar o evaluar cambios en la próstata, el ano o el recto, tales como:

  • Cáncer de próstata, de ano o de recto;
  • Prostatitis o hiperplasia prostática benigna;
  • Traumatismos, úlceras o nódulos en el recto y el ano;
  • Hemorroides o fisura anal;
  • Inflamaciones o abscesos en la porción final del intestino.
Lea también: Cáncer de recto: síntomas, causas y tratamientotuasaude.com/es/cancer-de-recto

Además, el examen de tacto rectal puede ser indicado para investigar la causa de dolor abdominal o pélvico, estreñimiento, incontinencia fecal u obstrucción intestinal. Sepa qué puede causar una obstrucción intestinal y cuáles son los riesgos.

El examen de tacto rectal también puede realizarse cuando una persona experimenta sangrado rectal o presencia de sangre en las heces, con el fin de intentar identificar su causa. Conozca cuáles son las principales causas de sangre en las heces.

El examen de tacto rectal en mujeres

En el caso de las mujeres, el examen de tacto rectal también puede llevarse a cabo, pero en estos casos se utiliza para palpar la pared posterior de la vagina y el útero. Esto permite al ginecólogo detectar posibles nódulos u otras anormalidades en estos órganos, como el cáncer de útero o de ovario, por ejemplo. Conozca cómo son los principales exámenes ginecológicos.

Cuándo debe hacerse el tacto rectal en hombres

El tacto rectal se realiza con más frecuencia por el urólogo para detectar cambios en la próstata, como el aumento de su tamaño, común en la hiperplasia benigna de próstata, y para ayudar al diagnóstico temprano del cáncer de próstata, lo que aumenta las posibilidades de curación. 

En estos casos, el tacto rectal está especialmente recomendado para hombres a partir de los 50 años, con o sin signos y síntomas de alteraciones en la próstata, y para hombres a partir de los 45 años que tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata diagnosticado antes de los 60 años.

¿Existe algún tipo de preparación previa para la prueba?

La prueba de tacto rectal no necesita ninguna preparación previa para ser llevada a cabo. 

Cómo es realizado

El tacto rectal se realiza insertando el dedo índice, protegido con un guante de látex y lubricado, en el ano de la persona, lo que permite sentir el orificio y los esfínteres anales, la mucosa del recto y la parte final del intestino. En el caso de los hombres, también se puede palpar la región posterior de la próstata, mientras que en el caso de las mujeres, se puede palpar la vagina y el útero.

La mayoría de las veces, el examen se realiza con la persona acostada de lado sobre el lado izquierdo, ya que es la posición más cómoda. También puede realizarse en posición genupectoral, con las rodillas y el pecho apoyados en la camilla, o en posición ginecológica.

Toque rectal para examen de próstata

Cuando el objetivo del examen es evaluar la próstata, el médico mediante el tacto evalúa el tamaño, la densidad y la forma de la próstata, además de verificar la presencia de nódulos y otras anomalías en este órgano.

El tacto rectal también puede realizarse junto con la medición del PSA, que es una enzima producida por la próstata y cuyos niveles elevados en la sangre pueden indicar alguna anormalidad. Consulta cómo interpretar los resultados del examen PSA.

A pesar de ser dos exámenes muy eficaces para ayudar en el diagnóstico del cáncer de próstata, si los resultados están alterados, no se puede concluir el diagnóstico, que solo se confirma a través de la biopsia.

Además, el tacto rectal solo permite la palpación de las porciones posterior y lateral de la próstata, no permitiendo evaluar el órgano en su totalidad. Sepa cuáles son los principales exámenes que evalúan la próstata.

Vea en el video a continuación cuáles son los exámenes para prevenir el cáncer de próstata:

Vídeos relacionados