Exámenes de próstata: cómo se hacen, tipos y preparación

Actualizado en enero 2024

Las pruebas más adecuadas para evaluar la salud de la próstata son el tacto rectal y el análisis de sangre del PSA, que deben realizar todos los años todos los hombres mayores de 50 años.

Cuando se encuentren cambios en cualquiera de estos dos exámenes, el médico podrá solicitar otros como el cálculo de la densidad del PSA, examen de orina PCA3, resonancia de la próstata y una biopsia, que son solicitados dependiendo de cada caso.

Siempre que haya sospecha de cáncer en la próstata, se recomienda consultar a un urólogo para saber qué exámenes se deben hacer.

Imagem ilustrativa número 2

6 exámenes para evaluar la salud de la próstata

Los principales exámenes solicitados para evaluar la próstata son:

1. Antígeno Prostático o PSA

Se realiza a partir de un examen de sangre común que evalúa el antígeno prostático o PSA, que tiene como resultados normales valores menores a 2,5 ng/ml en pacientes hasta los 65 años y hasta 4 ng/ml a partir de los 65 años. Por lo que cuando este valor está elevado puede indicar problemas como inflamación, infección o cáncer de próstata.

Sin embargo, este valor también aumenta con la edad y, por lo tanto, es importante tener en cuenta el valor de referencia del laboratorio. Vea cómo interpretar el resultado del examen PSA.

Preparación para el examen de sangre: Para realizar el análisis de sangre se le indica a la persona, en las 72 horas previas a la recolección, que evite tener relaciones sexuales, practicar ciclismo, equitación o motociclismo y no realizarse el tacto rectal, ya que puede alterar el valor de la PSA.

2. Tacto rectal

Otro examen fundamental para evaluar la próstata es el tacto rectal, realizado por el urólogo en el consultorio, durante una consulta. Este examen es muy rápido, dura entre 10 y 20 segundos y no duele, aunque puede resultar incómodo. En este examen, el médico puede evaluar si hay algún bulto, si la glándula prostática parece más grande o más dura de lo que debería.

Preparación para el tacto rectal: por lo general no es necesario realizar ninguna preparación para este examen.

Vea cómo se realiza el tacto rectal.

3. Ultrasonido de la próstata

El ultrasonido transrectal o ecografía de la próstata se realiza para evaluar el tamaño de esta glándula e identificar cambios en su estructura, siendo muy útil en el diagnóstico del cáncer de próstata aún en etapas tempranas.

Al ser un examen invasivo, no es necesario realizarlo todos los años, estando indicado cuando hay alteraciones en el PSA y tacto rectal, y normalmente el urólogo aprovecha este examen para obtener una muestra para la biopsia de próstata.

Preparación para la ecografía: puede ser indicado usar un laxante antes del examen para vaciar el intestino.

4. Medición del chorro de orina

La flujometría es un examen solicitado por el urólogo para evaluar la fuerza del chorro y la cantidad de orina en cada micción, ya que cuando hay alteraciones en la próstata el chorro se hace más lento y débil. Este examen no se utiliza como diagnóstico específico del cáncer de próstata, pero es útil en casos ya detectados para hacer el acompañamiento, ya que ayuda a entender el impacto en la vejiga y uretra.

Preparación para flujometría: se debe tener la vejiga llena y con bastantes ganas de orinar, siendo importante beber al menos 1 L de agua antes del examen, que se hace con el individuo orinando en un aparato que hace el registro del tiempo y el volumen de orina.

5. Examen de orina general

El urólogo puede solicitar un examen de orina, llamado PCA3, que es específico para evaluar si hay cáncer de próstata, ya que este examen no muestra otras alteraciones, como hiperplasia prostática. Este examen de orina también revela la agresividad del tumor, siendo útil para la elección del tratamiento adecuado.

Preparación para el examen de orina: la recolección de orina debe realizarse inmediatamente después del contacto rectal en clínicas especializadas.

6. Biopsia

La biopsia de próstata se realiza para confirmar diagnósticos de alteraciones en esta glándula, como cáncer o tumores benignos, siendo necesario extraer una pequeña muestra de este órgano para que sea analizada en el laboratorio. Este examen se realiza siempre junto con el ultrasonido prostático, para una mejor visualización de las estructuras. Vea cómo se realiza la biopsia de próstata.

Preparación para la biopsia de la próstata: normalmente es necesario ingerir el antibiótico recetado por el médico durante unos 3 días, hacer ayuno de 6 horas y tomar un laxante para limpiar el intestino.

Vea en el vídeo a continuación cómo se realizan estos exámenes:

youtube image - CÁNCER DE PRÓSTATA: Exámenes de prevención

¿A qué edad se debe realizar el examen de próstata?

Se recomienda la realización de exámenes de diagnóstico como PSA y tacto rectal a partir de los 50 años de edad; pero cuando el hombre tiene familiares de primer grado con cáncer de próstata o es afrodescendiente, se debe realizar a partir de los 45 años de edad. Estos 2 exámenes son básicos y se deben repetir 1 vez al año.

Pero cuando el hombre presenta la hiperplasia benigna de la próstata estos exámenes deben repetirse anualmente, independientemente de la edad. Cuando el médico encuentra cambios en estos 2 exámenes básicos, podrá solicitar los realización de otros exámenes que considere necesario.

¿Qué puede indicar el examen de próstata alterado?

Los exámenes pueden alterarse cuando ocurren problemas como:

  • Crecimiento de la próstata conocida como tumor benigno de la próstata;
  • Presencia de bacterias en la próstata, también conocida como prostatitis;
  • Ingesta de medicamentos como diuréticos, corticosteroides o aspirina;
  • La realización de procedimientos médicos a la vejiga como una biopsia o cistoscopia, pueden elevar ligeramente los niveles de PSA.

Además de esto, con el envejecimiento los niveles del examen de sangre de PSA pueden aumentar y no significar que el individuo posee una enfermedad.

Vea las principales causas de agrandamiento de la próstata.