Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es, principales síntomas y cómo tratar el Shock Cardiogénico

El shock cardiogénico se produce cuando el corazón pierde su capacidad para bombear sangre en cantidad adecuada hacia los órganos, causando disminución acentuada de la presión arterial, falta de oxígeno en los tejidos y acumulación de líquido en los pulmones.

Este tipo de shock es uno de los mayores complicaciones del infarto agudo de miocardio y en caso de no ser tratado con urgencia, puede llevar a la muerte en casi 50% de los casos. De esta forma, en caso de que haya sospecha de shock cardiogénico, es muy importante acudir inmediatamente al hospital para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento adecuado.

Qué es, principales síntomas y cómo tratar el Shock Cardiogénico

Principales signos y síntomas

Los síntomas que pueden indicar un posible shock cardiogénico son:

  • Respiración rápida;
  • Aumento exagerado del latido cardíaco;
  • Desmayo repentino;
  • Pulso débil;
  • Sudoración sin causa aparente;
  • Piel pálida y extremidades frías;
  • Disminución de la cantidad de orina.

En los casos donde hay acumulación de líquido en los pulmones o edema pulmonar, también puede surgir falta de aire y sonidos anormales al respirar, como sibilancias, por ejemplo.

Debido a que el shock cardiogénico es más común después de un infarto, estos síntomas también se acompañan de síntomas de infarto, como sensación de presión en el pecho, hormigueo en el brazo, sensación de nudo en la garganta o náuseas. Conozca más sobre los signos y síntomas principales que pueden indicar un infarto.

Confirmación del diagnóstico

El diagnóstico de shock cardiogénico necesita ser confirmado lo antes posible en el hospital, por lo que en caso de que haya sospecha es muy importante acudir rápido al servicio de urgencias del hospital. El médico podrá solicitar algunos exámenes diagnósticos, como medición de la presión arterial, electrocardiograma o rayos X del pecho para confirmar el shock cardiogénico e iniciar el tratamiento más adecuado.

Posibles causas del shock cardiogénico

Aunque el infarto sea la causa más frecuente de shock cardiogénico, otros problemas también pueden causar esta complicación. Otras posibles causas incluyen:

  • Enfermedades de las válvulas cardíacas;
  • Insuficiencia ventricular derecha;
  • Miocarditis aguda;
  • Enfermedad arterial coronaria;
  • Arritmias cardíacas;
  • Trauma directo en el corazón;
  • Intoxicación del corazón por medicamentos y toxinas.

Además, en la fase más avanzada de la sepsis, que es una infección generalizada del organismo, también puede surgir shock cardiogénico, resultando siempre en la muerte.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para el shock cardiogénico generalmente se inicia en el servicio de urgencias del hospital, pero después es necesario permanecer internado en el hospital en una unidad de cuidados intensivos, donde pueden realizarse varios tipos de tratamientos para intentar aliviar los síntomas, mejorar el funcionamiento del corazón y facilitar la circulación sanguínea.

1. Uso de medicamentos

Además del suero que es aplicado directamente en la vena para mantener la hidratación y alimentación, el médico puede utilizar:

  • Medicamentos para aumentar la fuerza del corazón, como Noradrenalina o Dopamina;
  • Aspirina, para disminuir el riesgo de formación de coágulos y facilitar la circulación de la sangre;
  • Diuréticos, como Furosemida o Espironolactona, para disminuir la cantidad de líquidos en el pulmón.

Estos medicamentos también se administran directamente en la vena, por lo menos durante la primera semana de tratamiento, pudiendo después ser tomados por vía oral, cuando el cuadro mejora.

Qué es, principales síntomas y cómo tratar el Shock Cardiogénico

2. Cateterismo

Este tipo de tratamiento se realiza para restaurar la circulación hacia el corazón, en caso de que haya habido un infarto, por ejemplo. Para ello, el médico generalmente inserta un catéter, que es un hilo largo y ancho, a través de una arteria, generalmente en la región del cuello o de la ingle, hasta el corazón para remover un posible coágulo y permitir que la sangre vuelva a pasar adecuadamente. Conozca más sobre cómo se realiza el cateterismo y para qué sirve.

3. Cirugía

La cirugía normalmente sólo se lleva a cabo en los casos más graves o cuando los síntomas no mejoran con el uso de medicamentos o cateterismo. En estos casos, la cirugía puede servir para corregir una lesión en el corazón o para hacer un bypass cardíaco, en el cual el médico coloca otra arteria en el corazón para que la sangre pase hasta la región que está sin oxígeno debido a la presencia de un coágulo.

Cuando la función del corazón se encuentra muy afectada y ninguna técnica funciona, la última etapa del tratamiento consiste en hacer un trasplante cardíaco, sin embargo, es necesario encontrar a un donador compatible, lo cual puede ser bastante complicado. Conozca más sobre el trasplante de corazón.

Principales complicaciones

Las complicaciones del shock cardiogénico son la falla múltiple de órganos vitales como riñones, cerebro e hígado, siendo responsable por la mayoría de las muertes de pacientes internados en la unidad de cuidados intensivos. Estas complicaciones pueden evitarse siempre que el diagnóstico y el tratamiento sean realizados precozmente.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje