Sacroileítis: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Revisión clínica: Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
agosto 2020

La sacroileítis es una de las principales causas de dolor en la cadera y se produce debido a la inflamación de la articulación sacroilíaca, que se localiza en la parte baja de la columna vertebral, donde se conecta con la cadera y puede afectar solo un lado del cuerpo o ambos. Esta inflamación causa dolor en la parte inferior de la espalda o en los glúteos que puede extenderse hacia las piernas. 

La sacroileítis puede producirse por caídas, problemas de columna, embarazo, entre otros, ya que es causada cuando hay algún daño en las articulaciones. El tratamiento debe estar indicado por un ortopedista, pudiendo incluirse el uso de medicamentos, fisioterapia y otros ejercicios. 

Imagem ilustrativa número 1

Causas de la sacroileítis

Algunas causas de sacroileítis son:

  • Tener una pierna más larga que la otra, incluso cuando la diferencia sea de sólo 0,5 cm;
  • Desniveles de la columna como artrosis, hiperescoliosis, hipercifosis, hiperlordosis o picos de loro (osteofitos);
  • Articulación temporomandibular (ATM) mal posicionada;
  • Tumor maligno o benigno que comprime la articulación sacroilíaca;
  • Traumatismo directo, como un golpe, por ejemplo;
  • Traumatismo de repetición, como sucede en el caso de atletas saltadores de alto rendimiento, por ejemplo;
  • Traumatismo indirecto, como un accidente automovilístico, por ejemplo;
  • Calcificación de la sacroilíaca;
  • Luxación de las articulación de la cadera;
  • Enfermedades como sarcoidosis, enfermedad de Paget, osteomalacia, acromegalia, tuberculosis;
  • Infección causada por Estafilococo aureus, otras bacterias son descritas con menos frecuencia, como
  • Estafilococo epidermidis, Streptococcus, Salmonella, Pseudomonas, Klebsiella e N. gonorrhoeae.

Personas diagnosticadas con esta enfermedad deben prestar atención, ya que son más propensas a desarrollar en el futuro espondilitis anquilosante, que es una enfermedad degenerativa grave.

Principales síntomas

Los síntomas de sacroileítis incluyen:

  • Dolor en las articulaciones del sacro con la columna vertebral. El dolor es profundo y se localiza en la parte superior de los glúteos, y puede irradiar al muslo;
  • A veces hay dolor en la zona lumbar o cadera;
  • El dolor es frecuente y está presente incluso durante el sueño;
  • El dolor puede empeorar después del reposo prolongado, siendo más intenso al despertar;
  • Dolor o incomodidad en las rodillas
  • Contracturas al final de la espalda y cerca de la articulación sacroilíaca;
  • Puede haber fiebre cuando es causada por alguna infección.

El diagnóstico es hecho por el médico después de la observación de los signos clínicos al presionar la cresta ilíaca, y de exámenes de imagen, como los rayos X y la gammagrafía, por ejemplo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la sacroileítis debe estar orientado por el médico y tiene como objetivo aliviar los síntomas y disminuir las crisis por medio del uso de medicamentos, técnicas de alivio del dolor o con ejercicios de fisioterapia. 

Los medicamentos que suelen prescribirse para esta alteración son analgésicos, antiinflamatorios y relajantes musculares. En situaciones más graves, pueden aplicarse inyecciones de corticoides en la articulación, y en caso de infección por la presencia de microorganismos en la zona, el tratamiento se realiza con antibióticos. 

En algunos casos, a pesar del tratamiento, las personas pueden padecer de varios episodios de inflamación a lo largo de la vida, más aún cuando hay una predisposición genética. Esto, en casos cuando hay un desnivel en la articulación de la cadera, que generalmente se agrava por la diferencia de longitud de las piernas cuando una es algunos centímetros más corta que la otra. Esta alteración termina produciendo una descompensación en las articulaciones de la columna, conduciendo a la persistencia de la sacroileítis, por lo que se recomienda el uso contínuo de una plantilla dentro del calzado para ajustar la altura de la pierna y disminuir la sobrecarga de la articulación. 

Otras opciones de tratamiento pueden incluir la aplicación de compresas calientes y frías sobre la zona para aliviar el dolor y la inflamación, sesiones de fisioterapia para la reeducación postural y ejercicios de fortalecimiento y estiramiento. 

Sacroileítis en embarazadas

La sacroileítis es un problema común en mujeres embarazadas, ya que durante la gestación el cuerpo tiene grandes cambios y tanto la cadera como las articulaciones se relajan para acoger al feto. Además, dependiendo del peso de la barriga, muchas mujeres terminan por cambiar la forma de caminar produciendo inflamación en esta articulación.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Psicólogo y Médico General, em agosto de 2020. Revisión clínica por Marcelle Pinheiro - Fisioterapeuta, em agosto de 2020.

Bibliografía

  • MOROS, Maria Lapresta et al. Septic shock in pregnancy due to pyogenic sacroiliitis: a case report. J Med Case Reports. Vol. 3. 2009
Revisión clínica:
Marcelle Pinheiro
Fisioterapeuta
Formada por la UNESA con registro profesional en CREFITO- 2 nº. 170751 - F.