Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

6 Remedios caseros para forúnculo

Los remedios caseros para el furúnculo deben tener propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes y analgésicas para ayudar en la recuperación de la lesión, pero también para aliviar los síntomas como dolor, hinchazón y enrojecimiento. Así pues, algunas buenas opciones son las compresas de limón, calabaza y cebolla, por ejemplo.

El forúnculo se caracteriza por ser un bulto de color rojizo, que posee la punta amarilla y se puede observar la presencia de pus en su interior. Generalmente, el forúnculo se cura por si solo en unas 2 semanas aproximadamente.

Sin embargo, si después de este período el pus no desaparece, el forúnculo suele inflamarse aún más, tornándose más rojo y con más pus. Si el individuo presenta muchos dolores, se recomienda consultar a un dermatólogo para que realice un drenaje del forúnculo. Conozca qué es y cómo identificar el forúnculo.

1. Compresas de limón

6 Remedios caseros para forúnculo

Para realizar las compresas de limón basta con envolver una gasa estéril con una rebanada de limón gruesa que tenga bastante jugo, y luego se debe dejar reposar sobre forúnculo durante 10 minutos. 

A continuación, se debe descartar esa rueda de limón y repetir el proceso con otro limón y una nueva gasa, por lo menos 2 veces más, o hasta que el forúnculo se abra y comience a liberar el pus.

2. Jugo de limón 

El limón también puede consumirse, debido a que es rico en vitamina C y ayuda a fortalecer el sistema inmune, además de ser antiséptico, siendo no sólo un buen remedio natural para tratar el forúnculo, sino también la forunculosis, que es cuando aparecen forúnculos frecuentemente y varios a la vez.

Para hacer el jugo de limón, se debe exprimir el jugo de 2 limones y agregarlo en 1 vaso de agua, mezclar bien y beber el jugo 3 veces al día. También es posible preparar el té de hojas del limonero de la siguiente manera: 

Ingredientes

  • 10 g de hojas de limonero;
  • 1 limón;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Colocar las hojas, el agua y el jugo del limón en una olla, dejar que hierva durante 5 minutos. Retirar del fuego y dejar reposar durante 10 minutos, colar y beber 4 tazas de té al día.

3. Aceite de melaleuca

6 Remedios caseros para forúnculo

El aceite esencial de melaleuca o también conocido como o tea tree, es excelente para tratar el forúnculo, debido a que posee propiedades antisépticas, antibacterianas y cicatrizantes. El aceite debe ser aplicado con la ayuda de un hisopo sobre el forúnculo 1 vez al día.

4. Compresa de cebolla

6 Remedios caseros para forúnculo

La compresa de cebolla es un buen remedio natural para el forúnculo, pues es capaz de eliminar la bacteria que lo causa y disminuir la inflamación.

Para hacer la compresa basta envolver con gasa una rebanada gruesa de cebolla cruda y aplicarla sobre el furúnculo, debe mantenerse durante 2 horas y se debe aplicar 2 veces al día.

5. Compresa con calabaza

6 Remedios caseros para forúnculo

La calabaza tiene excelentes propiedades emolientes y antiinflamatorias que ayudan a tratar la región y a aliviar los síntomas, especialmente el dolor y el enrojecimiento. Este cataplasma de calabaza ayuda a expulsar el núcleo del forúnculo, acelerando la recuperación.

Ingredientes

  • 50 g de calabaza;
  • Gasas esterilizadas.

​​Modo de preparación

Retirar la cáscara de la calabaza y cocinar la pulpa. A continuación, todavía tibia, coloque la pulpa sobre una gasa esterilizada y aplíquela sobre el forúnculo durante 20 minutos, 2 veces al día. 

6. Compresas de ñame

6 Remedios caseros para forúnculo

Las compresas con cataplasma de ñame son excelentes para tratar este problema, pues este tubérculo posee propiedades antiinflamatorias que reducen la inflamación y el dolor causado por el furúnculo, mejorando el bienestar.

Ingredientes

  • 1 porción de ñame.
  • Gasas esterilizadas.

Modo de preparación

Rallar la cantidad necesaria de ñame para cubrir el forúnculo. A continuación, colocar la ralladura en una gasa esterilizada y cubrir el forúnculo. Dejar actuar durante 1 hora y luego retirar lavando la región con agua tibia. Repetir el procedimiento 4 veces al día.  

Una buena sugerencia es también incluir en la alimentación el ñame cocido, aderezado con aceite de oliva y sal.

Además de todos estos remedios caseros, para ayudar al organismo a reaccionar mejor a la infección del furúnculo, se aconseja tener una alimentación natural, compuesta de alimentos crudos y frutas frescas y suspender el consumo de alimentos ricos en grasa como: frituras, quesos amarillos o carnes rojas.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje