11 remedios caseros para la artritis reumatoide

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero

Los remedios caseros para la artritis reumatoide poseen acción antiinflamatoria y analgésica que ayudan a aliviar los síntomas de dolor, hinchazón o enrojecimiento causados por la inflamación de las articulaciones. Estos medicamentos pueden utilizarse sobre la piel, como la pomada de árnica o el aceite esencial de boswellia, o ingeridos como té, por ejemplo. 

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria que afecta las articulaciones causando síntomas como dolor de larga duración, hinchazón, dificultad para realizar las actividades del día a día como caminar o tomar objetos, por ejemplo, e incluso producir deformidad en la articulación. Conozca más síntomas de la artritis reumatoide.

Los remedios caseros son una buena opción para ayudar a aliviar el dolor y el malestar causado por la artritis reumatoide y, aunque no sirvan para sustituir el tratamiento médico, pueden utilizarse para complementar el tratamiento indicado por el reumatólogo.

1. Té de jengibre

El jengibre, conocido científicamente como Zinger officinalis, posee compuestos fenólicos como gingerol, shogaol y zingerona que tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias e inmunomoduladoras, siendo útiles para aliviar los síntomas como dolor, inflamación y enrojecimiento de las articulaciones. Conozca otros beneficios del jengibre.

Ingredientes

  • 1 cm de raíz de jengibre cortada en rodajas o rallada;
  • 1 litro de agua hirviendo.

Modo de preparación

Colocar el agua para hervir y agregar el jengibre. Dejar hervir durante 5 a 10 minutos. Retirar el jengibre de la taza y beber el té en 3 a 4 dosis divididas a lo largo del día. 

Otra opción para hacer el té es sustituir la raíz por 1 cucharada de té de jengibre en polvo.

Este té debe evitarse en personas con úlcera en el estómago, ya que posee propiedades anticoagulantes que pueden aumentar el sangrado o hemorragia.

2. Té de sauce blanco

El sauce blanco, conocido científicamente como Salix alba, tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias debido a la presencia de salicina, que es una sustancia semejante al ingrediente principal de la aspirina. Por eso, el té de corteza de este árbol puede ser una buena opción para aliviar el dolor en la articulación causada por la artritis reumatoide.

Ingredientes

  • 2 cucharadas cafeteras de corteza de sauce blanco;
  • 2 tazas de agua.

Modo de preparación

Colocar el agua para hervir y agregar la corteza de sauce blanco. Dejar hervir por 10 minutos, colar y beber hasta 2 tazas por día.

Este té debe evitarse en niños, mujeres embarazadas o que estén lactando, en personas con alergia a la aspirina o que estén usando anticoagulantes. Además, el uso del té de corteza de sauce blanco está contraindicado en personas con problemas gastrointestinales, como úlceras, gastritis, reflujo gastroesofágico, colitis o diverticulitis.

3. Té de cúrcuma

El té de cúrcuma es rico en curcumina, una sustancia con propiedades antiinflamatorias, inmunomoduladoras y protectoras de cartílagos, que actúa disminuyendo los síntomas de dolor, hinchazón enrojecimiento, además de disminuir la destrucción del revestimiento de las articulaciones por el sistema inmunológico, por lo que es un buen remedio casero para la artritis reumatoide.

Ingredientes

  • 1 cucharada rasa (cafetera) de cúrcuma en polvo (200 mg);
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

Colocar el agua para hervir y agregar la cúrcuma. Dejar hervir durante 5 a 10 minutos. Colar el té y beberlo. Puede tomarse de 2 a 3 tazas de té de cúrcuma al día.

Otra opción es consumir la cúrcuma en cápsulas, que puede ser utilizarse tomando 2 cápsulas de 250 mg cada 12 horas, es decir, un total de 1 g por día.

4. Té de regaliz

El té de regaliz posee glicirricina y ácido glicirricico en su composición, que son sustancias antiinflamatorias que actúan reduciendo la inflamación de las articulaciones y los síntomas como dolor, inflamación, sensibilidad y enrojecimiento, siendo una buena opción de remedio casero para la artritis reumatoide.

Ingredientes

  • 1 cucharada de té de raíz de regaliz;
  • 1 taza de agua hirviendo;
  • Miel para endulzar al gusto.

Modo de preparación

Agregar el regaliz en la taza con agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y endulzar con miel, como opción. Este té puede tomarse hasta 2 veces al día.

El té de regaliz está contraindicado en mujeres embarazadas o que estén lactando y en personas con problemas cardíacos.

5. Té de uña de gato

El té de uña de gato posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a reducir el dolor y la inflamación en las articulaciones, además de regular el sistema inmunológico, siendo otra buena opción de remedio casero para la artritis reumatoide.

Este té es bueno contra la artritis reumatoide porque regula la activación del sistema inmunológico.

Ingredientes

  • 20g de tallo y raíces de uña de gato;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Hervir los ingredientes durante 15 minutos, a continuación apagar el fuego y dejar reposar en el recipiente tapado durante 10 minutos. Colar y tomar el té hasta 3 veces al día. El té de uña de gato está contraindicado en niños, mujeres embarazadas o que estén lactando y en peronas con problemas en el estómago como gastritis o úlcera, por ejemplo. 

6. Té de harpagófito

El té de harpagófito, también conocido como garra del diablo, posee sustancias como canferol, ácido caféico y ácido clorogénico con propiedades antirreumáticas, antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes, reduciendo los síntomas de dolor, inflamación, enrojecimiento, además de proteger el revestimiento y cartílago de las articulaciones, mejorando el movimiento y disminuyendo la rigidez matinal, siendo una buena opción de remedio casero para la artritis reumatoide.

Ingredientes

  • 1 cucharada cafetera de las raíces secas de harpagófito;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

Colocar la raíz seca de harpagófito y agua para hervir durante 15 minutos a fuego lento. Colar y beber de 2 a 3 tazas de té al día.

Este té solo debe ser usado por adultos y debe evitarse su ingesta en mujeres embarazadas, ya que puede causar problemas en el feto, de igual forma está contraindicado durante la lactancia y en quienes están bajo tratamiento con anticoagulantes como warfarina, ya que puede aumentar el riesgo de sangrado.

Otra opción es utilizar el harpagófito en cápsulas, siendo recomendado ingerir 1 cápsula, 2 a 3 veces al día, por lo menos durante 3 meses de tratamiento.

7. Pomada de árnica

Debido a que contiene helenalina en su composición, con una potente acción antiinflamatoria, el árnica ayuda a bloquear la producción de proteínas responsables de la inflamación crónica de las articulaciones en personas con artritis reumatoide.

Algunos estudios demostraron que el uso tópico del árnica en la artritis reumatoide puede ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones, mejorando el movimiento y disminuyendo la rigidez matinal de las manos.

Ingredientes:

  • 5g de cera de abeja; 
  • 45 ml de aceite de oliva;
  • Papel filtro;
  • 4 cucharadas de hojas y flores de árnica picadas. 

Modo de preparación:

Colocar los ingredientes en un recipiente en baño maría y dejar hervir a fuego lento durante algunos. minutos. A continuación, apagar el fuego y dejar los ingredientes dentro del recipiente por algunas horas para liberar las sustancias activas. Antes de enfriar, colar y almacenar la parte líquida en un recipiente de vidrio limpio y seco con tapa. Mantener el vidrio siempre en un lugar seco, oscuro y ventilado. Esta pomada sirve durante 1 año y puede aplicarse en la piel de 2 a 3 veces al día.

8. Pomada de pimiento cayena

La pomada de pimienta cayena es rica en capsaicina, una sustancia con acción antiinflamatoria y analgésica, que ayuda combatir los síntomas de dolor e inflamación causados por la artritis reumatoide.

Ingredientes

  • 5 g de cera de abeja;
  • 45 ml de aceite de oliva o aceite de almendras;
  • 1 cucharada cafetera de pimienta cayena.

Modo de preparación

Colocar los ingredientes en un recipiente en baño maría y dejar hervir a fuego lento hasta que la cera de abeja se derrita. Apagar el fuego y dejar reposar por algunas horas para que se pueda extraer la capsaicina de la pimienta cayena. Cuando esté tibia, colar y almacenar en un recipiente de vidrio con tapa, limpio y seco. Mantener el vidrio siempre en un lugar seco, oscuro y ventilado. 

Aplicar la pomada en la articulación afectada 1 vez al día, utilizando una gasa o algodón, haciendo movimientos suaves, dejando actuar por 30 minutos. Lavar las manos a continuación y evitar el contacto de las manos con la boca, ojos y nariz. Después de 30 minutos, retirar la pomada lavando la zona con bastante agua.

Esta pomada no debe ser usada inmediatamente antes o después de bañarse, nadar, tomar el sol o hacer ejercicio. Además, la pomada de pimienta cayena no debe ser aplicada en heridas, cortes, arañones, quemaduras de sol o en los ojos, boca, parte interna de la nariz u órganos genitales.

Otra recomendación importante es no hacer curaciones o cubrir el área que tiene pomada con gasa, algodón o faja, por ejemplo, ni utilizar una bolsa térmica. Esto puede aumentar el riesgo de efectos secundarios como comezón, enrojecimiento o irritación de la piel.

9. Té verde

Algunos estudios demostraron que el té verde, conocido científicamente como Camellia sinensis, posee compuestos fenólicos como la epigalocatequina y el canferol, que actúan disminuyendo la producción de sustancias inflamatorias y regulando la acción del sistema inmune, siendo muy útil para reducir el dolor y la inflamación, además de proteger el revestimiento de las articulaciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada cafetera de hojas de té verde o 1 bolsita de té verde;
  • 1 taza de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar las hojas o la bolsita de té verde en una taza con agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Colar o retirar la bolsita y beber a continuación. Este té puede consumirse de 3 a 4 veces al día o de acuerdo a la orientación del médico.

El té verde está contraindicado en niños, mujeres embarazadas, durante la lactancia, en personas con insomnio, hipertiroidismo, gastritis o hipertensión arterial. Además, debido a que contiene cafeína, se debe evitar tomarlo al final del día o en cantidades superiores a las recomendadas, ya que puede causar efectos secundarios como insomnio, irritación, sensación de ardor en el estómago, cansancio o palpitación en el corazón.

10. Aceite esencial de boswellia

El aceite esencial de boswellia posee fuertes propiedades antiinflamatorias y analgésicas, además de prevenir daños en los cartílagos y regular la acción del sistema inmune, que protege el revestimiento de las articulaciones, por lo que es una buena opción de remedio casero para la artritis reumatoide.

Ingredientes

  • 1 a 3 gotas de aceite esencial de boswellia;
  • 5 ml de aceite de coco.

Modo de preparación

Mezclar los ingredientes y aplicar sobre la piel en la articulación afectada 1 a vez al día, masajeando suavemente. Lavarse las manos a continuación y evitar el contacto con los ojos, nariz, boca y oídos.

Antes de usar el aceite esencial de boswellia, se debe verificar que la persona no presente reacción alérgica al aceite de boswellia. Para ello, se debe aplicar en una pequeña área de la piel. En caso de que la piel se irrite, enrojezca o produzca comezón, se debe enjuagar la piel y retirar el aceite con agua y jabón inmediatamente y no debe usar el aceite de boswellia.

11. Tintura de liana del dios del trueno

La tintura de liana del dios del trueno es rica en sustancias antiinflamatorias e inmunomoduladoras, como triptolide, tripdiolida y triptonida, que actúa reduciendo el dolor, enrojecimiento e inflamación, además de regular la actividad del sistema inmune, reduciendo los daños en el revestimiento de las articulaciones.

Esta tintura puede adquirirse en tiendas de productos naturales y debe usarse solo sobre la piel de la articulación afectada de 5 a 6 veces al día, y no debe ingerirse.

Otra opción para usar la liana del dios del trueno es por cápsulas hechas con extracto de esta planta por vía oral. Generalmente, la dosis recomendada es de 30 a 570 mg de extracto por día, pudiendo utilizar 1 cápsula de 200 mg, 2 veces al día en un máximo de 24 semanas.

Esta planta está contraindicada en niños, mujeres embarazadas y durante la lactancia.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em enero de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em enero de 2022.

Bibliografía

  • KUMAR, Rajendra; et al. Effect of Boswellia Serrata Extract on Acute Inflammatory Parameters and Tumor Necrosis Factor-α in Complete Freund's Adjuvant-Induced Animal Model of Rheumatoid Arthritis. Int J Appl Basic Med Res. 9. 2; 100–106, 2019
  • WARNOCK, Mary; et al. Effectiveness and safety of Devil's Claw tablets in patients with general rheumatic disorders. Phytotherapy Research. 21. 12; 1228-1233, 2017
Abrir la bibliografía completa
  • DEAL, C. L.; et al. Treatment of arthritis with topical capsaicin: a double-blind trial. Clin Ther. 13. 3; 383-95, 1991
  • WANG, Hai-Long; et al. Tripterygium wilfordii Hook F versus conventional synthetic disease-modifying anti-rheumatic drugs as monotherapy for rheumatoid arthritis: a systematic review and network meta-analysis. BMC Complementary Medicine and Therapies. 16. 215; 1-8, 2016
  • HARDIN, Sonya R. Cat's claw: an Amazonian vine decreases inflammation in osteoarthritis. Complement Ther Clin Pract. 13. 1; 25-8, 2007
  • MUR, Erich; et al. Randomized double blind trial of an extract from the pentacyclic alkaloid-chemotype of uncaria tomentosa for the treatment of rheumatoid arthritis. J Rheumatol. 29. 4; 678-81, 2002
  • RAMADAN, Gamal. Anti-inflammatory activity of green versus black tea aqueous extract in a rat model of human rheumatoid arthritis. Int J Rheum Dis. 20. 2; 203-213, 2017
  • VLACHOJANNIS, J. E.; CAMERON, M.; CHRUBASIK, S. A systematic review on the effectiveness of willow bark for musculoskeletal pain. Phytother Res. 23. 7; 897-900, 2009
  • KRIPLANI, Priyanka; et al. Arnica montana L. – a plant of healing: review. Journal of Pharmacy and Pharmacology. 69. 925-945, 2017
  • CASTILHOS, Lívia G.; et al. Effect of Uncaria tomentosa extract on purinergic enzyme activities in lymphocytes of rats submitted to experimental adjuvant arthritis model. BMC Complement Altern Med. 15. 189, 2015
  • HUANG, Qing-Chun; et al. Can active components of licorice, glycyrrhizin and glycyrrhetinic acid, lick rheumatoid arthritis?. Oncotarget. 7. 2; 1193–1202, 2016
  • DAILY, James W.; YANG, Mini; PARK, Sunmin. Efficacy of Turmeric Extracts and Curcumin for Alleviating the Symptoms of Joint Arthritis: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials. J Med Food. 19. 8; 717-29, 2016
  • LI, Xu-Zhao; ZHANG, Shuai-Nan. Herbal compounds for rheumatoid arthritis: Literatures review and cheminformatics prediction. Phytother Res. 34. 1; 51-66, 2020
  • SOEKEN, K. L.; MILLER, S. A.; ERNST, E. Herbal medicines for the treatment of rheumatoid arthritis: a systematic review. Rheumatology. 42. 5; 652–659, 2003
  • HAJJA, Ghizlane; BAHLOULI, Aziz. Medicinal plants in the prevention and treatment of rheumatoid arthritis. MOJ Bioequivalence & Bioavailability. 5. 1; 60-64, 2018
  • FECHTNER, Sabrina; et al. Molecular insights into the differences in anti-inflammatory activities of green tea catechins on IL-1β signaling in rheumatoid arthritis synovial fibroblasts. Toxicol Appl Pharmacol. 329. 112–120, 2017
  • AL-NAHAIN, Abdullah; JAHAN, Rownak; RAHMATULLAH, Mohammed. Zingiber officinale: A Potential Plant against Rheumatoid Arthritis. Arthritis. 1-8, 2014
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitorerapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.