Forúnculo: qué es, principales síntomas y cómo curarlo

El forúnculo o también llamado furúnculo es una infección que se produce en la raíz del vello corporal, siendo más común que se produzca en ciertas regiones, como el cuello, axilas, cuero cabelludo, pecho, nalgas, rostro y abdomen. 

Por lo general, el forúnculo suele desaparecer con la aplicación de compresas de agua tibia en la región afectada, ya que esto permite abrir los poros de la piel y facilitar la salida del pus acumulado. Sin embargo, no se cura al cabo de dos semanas, se recomienda consultar al dermatólogo para que evalúe el forúnculo e indique la colocación de pomadas antibióticas o extraiga el pus quirúrgicamente, en caso de ser necesario. 

Forúnculo: qué es, principales síntomas y cómo curarlo

Principales síntomas

El forúnculo se caracteriza por el surgimiento de una bolita o bulto amarillo en el centro y con un borde rojizo, pudiendo ser confundido con una espinilla. Por este motivo, para saber si realmente se trata de un forúnculo, seleccione los síntomas que presenta a continuación:

  1. 1. Aumenta de tamaño con el paso del tiempo
  2. 2. Además del dolor, existe calor y comezón en la región
  3. 3. No mejora en 1 semana
  4. 4. Presencia de fiebre baja (37,5º C a 38ºC)
  5. 5. Siente malestar
Imagem que indica que o site está carregando

Es importante que en caso tenga un forúnculo, evite exprimirlo o estallarlo, ya que puede agravar la infección y y esparcirla a otros lugares de la piel.

Cómo curar un forúnculo

El tratamiento para el forúnculo consiste en lavar la región todos los día con agua y jabón o con un jabón antiséptico, de preferencia indicado por el dermatólogo, y en aplicar compresas de agua tibia en la región, que ayudan a que el pus sea extraído, esperando que desaparezca por si solo. 

Sin embargo, cuando no existe mejoría se debe consultar al dermatólogo para iniciar el uso de pomadas antibióticas como: 

  • Bituminosulfonato de amonio como el Ictiol;
  • Nitrofural como Furacin;
  • Neomicina con bacitracina como el Polixín;
  • Betametasona con gentamicina como Diprosone G.

En los casos en que el forúnculo surge repetidamente, el médico puede indicar el uso de otra pomada conocida como Mupirocina, la cual es un antibacteriano que previene el surgimiento de este tipo de infección.

Vea todas las pomadas que pueden ser utilizadas en caso de un forúnculo.

Remedios caseros 

El tratamiento casero para el forúnculo tiene como objetivo aliviar los síntomas, y se realiza con sustancias que posean propiedades antisépticas para ayudar a combatir la infección. Un excelente tratamiento casero es realizar una compresa de limón y colocarla sobre el forúnculo, debido a que el limón es rico en vitamina C y fortalece el sistema inmune, además de ser antiséptico, ayudando a combatir la bacteria que está causando la infección.

En caso de utilizar esta compresa, se debe evitar la exposición solar debido a que puede causar una quemadura en la piel. Además de esto, es importante tener una alimentación equilibrada, evitando el consumo de alimentos ricos en grasa.

Vea otros remedios caseros para tratar el forúnculo.

Qué puede causarlo

El forúnculo se produce por una infección e inflamación de la raíz del vello, la cual es provocada principalmente por la bacteria Staphylococcus aureus, que se puede encontrar de forma natural en las mucosas, principalmente de la nariz o la boca, así como en la piel.

Sin embargo, a pesar de estar presente de forma natural en el organismo sin causar síntomas, cuando hay cambios en la inmunidad, heridas o una higiene inadecuada, es posible favorecer el crecimiento de esta bacteria, que puede ocasionar la inflamación de la raíz del vello y el surgimiento del forúnculo y sus síntomas.

¿El forúnculo es contagioso?

El forúnculo es contagioso, ya que la bacteria puede se transmitida a través del contacto con el pus o por el aire. Por este motivo, es muy importante que las personas que viven en la misma casa se coloquen una crema antibiótica en la nariz, prescrita por el dermatólogo, varias veces al día. 

Además de esto, la persona con forúnculo debe adoptar algunos cuidados de higiene, como lavarse las manos después de tocar el forúnculo o no compartir sábanas, ropa o toallas. No obstante, el forúnculo también puede aparecer solo, sin que sea necesario estar en contacto con alguien que tenga este problema. 

Cómo evitar que aparezca de nuevo

La prevención de que aparezca otro forúnculo puede ser hecha a través de la adopción de cuidados de higiene como: 

  • Lavar las manos después de tocar el forúnculo;
  • No compartir ropa, sábanas, pañuelos toallas;
  • Lavar con agua caliente la ropa, toallas, sábanas y todos los materiales que pueden haber entrado en contacto con la piel, en la región donde se encuentra el forúnculo;
  • Lavar con agua y jabón el forúnculo después de que se reviente por si solo;
  • Cambiar las compresas y colocarlas en una basura propia. 

Además de esto, las personas que viven con el paciente deben recordarse de colocar la crema antibiótica indicada por el dermatólogo. 

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE DERMATOLOGIA. Furúnculo. Disponível em: <https://www.sbd.org.br/dermatologia/pele/doencas-e-problemas/furunculo/40/>. Acceso en 29 Oct 2020
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE MEDICINA DE FAMÍLIA E COMUNIDADE . Infecções bacterianas da pele - Resumo de diretriz NHG M68. 2007. Disponível em: <http://www.sbmfc.org.br/wp-content/uploads/media/NHG%2040%20Infec%C3%A7%C3%B5es%20bacterianas%20da%20pele(1).pdf>. Acceso en 29 Oct 2020
  • SOCIEDADE PORTUGUESA DE PEDIATRIA. Infecções da Pele e Tecidos Moles. Disponível em: <https://www.spp.pt/UserFiles/file/Protocolos_SPP/Infeccoes_da_Pele_e_Tecidos_Moles.pdf>. Acceso en 29 Oct 2020
Más sobre este tema: