Colores del flujo vaginal: significado y qué hacer

marzo 2022
  1. Blanco
  2. Grisáceo
  3. Amarillo
  4. Verde
  5. Marrón o café
  6. Rosado
  7. Transparente

Cuando el flujo vaginal tiene algún color, olor, consistencia más espesa o es diferente al de costumbre, puede indicar la presencia de alguna infección vaginal como candidiasis, tricomoniasis, gonorrea, vaginosis bacteriana o clamidia, por ejemplo.

El flujo vaginal normal suele observarse pocos días antes de la menstruación y es transparente, semejante a la clara de huevo y no tiene olor.

Por eso, en caso de que haya presencia de mal olor y flujo de color blanco, amarillo, verde, rosa, gris o marrón es importante consultar al ginecólogo, principalmente si el flujo se acompaña de otros síntomas.

La siguiente tabla muestra un resumen sobre las principales causas de cada tipo de flujo vaginal:

Tiene olorNo tiene olor
Flujo blanco

Vaginosis bacteriana; Colpitis

Ciclo menstrual; Candidiasis

Flujo amarillo

Tricomoniasis

Gonorrea; Clamidia

Flujo verdoso

Vaginosis bacteria (raro); Tricomoniasis; Vulvovaginitis

-
Flujo marrón o caféCáncer cervical-
Flujo grisáceoVaginosis bacteriana-
Flujo rosa-Embarazo

Flujo transparente

-

Ciclo menstrual; Alteración hormonal; aumento de lubricación vaginal

1. Flujo blanco

El flujo blanco y espeso tipo leche cortada generalmente está acompañado de otros síntomas como picazón, enrojecimiento y sensación de ardor en la región de la vulva y de la vagina.

Principales causas: la principal causa de flujo blanco es la infección por el hongo Candida albicans, caracterizando la candidiasis vaginal. Sin embargo, es posible que este tipo de flujo también esté presente en la vaginosis bacteriana, que es una alteración en la microbiota vaginal, habiendo mayor proliferación de bacterias del género Gardnerella sp., pudiendo acompañarse de un olor fuerte, semejante al olor de pescado.

Otra situación en que puede haber flujo blanco es en la colpitis, que es una inflamación del cuello uterino y de la vagina causada por protozoarios, hongos o bacterias, el cual produce flujo blanquecino y que puede tener olor fuerte y desagradable.

Además de la presencia de infecciones vaginales, el flujo blanco también puede presentarse en el ciclo menstrual normal de la mujer debido a las alteraciones hormonales características de este período. Conozca más sobre la causas del flujo blanco.

Cómo tratar: es importante que se diagnostique la causa del flujo blanco, ya que en caso de que esté relacionado al ciclo menstrual, no es necesario ningún tipo de tratamiento. En caso de que esté asociado a infecciones, es importante que se diagnostique el agente infeccioso para que el médico pueda indicar el mejor medicamento, pudiendo prescribir el uso de antibióticos o antifúngicos en pomada o comprimidos.

2. Flujo grisáceo

El flujo grisáceo normalmente indica una vaginosis bacteriana, que sucede debido a un desequilibrio de la microbiota vaginal, dando como resultado una disminución de la cantidad de lactobacilos, que son las bacterias buenas, y el aumento de la concentración de otras bacterias que también forman parte de la microbiota , principalmente Gardnerella sp., produciendo un flujo con mal olor y el surgimiento de otros síntomas como sensación de ardor al orinar y comezón en la vulva y vagina. Conozca más sobre la vaginosis bacteriana.

Cómo tratar: el tratamiento de la vaginosis se realiza con la orientación del ginecólogo, que normalmente recomienda el uso de metronidazol en pomada y de aplicación intravaginal, debiendo ser aplicado alrededor de 7 días.

3. Flujo amarillo

El flujo amarillo con olor fuerte semejante al de pescado, en algunos casos, puede estar asociado a otros síntomas como dolor y sensación de ardor durante la relación sexual o al orinar.

Principales causas: la principal causa del flujo amarillo verdoso es la infección por el protozoario Trichomonas vaginalis, responsable de la tricomoniasis, que es una infección de transmisión sexual. En este caso, el flujo posee mal olor y suele acompañarse de dolor y malestar al orinar, así como enrojecimiento en la zona genital, por ejemplo.

Otra causa de flujo amarillo es la infección por la bacteria Chlamydia trachomatis, responsable de la clamidia, que también es una infección de transmision sexual y que puede causar, además de flujo, dolor y sangrado durante la relación sexual, dolor pélvico y sangrado fuera del período menstrual. La gonorrea causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que también es otra infección de transmision sexual puede causar flujo amarillo debido a la inflamación de la región genital.

Vea más sobre las causas del flujo amarillo.

Cómo tratar: el tratamiento para el flujo amarillo se realiza de acuerdo al agente infeccioso responsable de los síntomas, siendo normalmente indicado el uso de antibióticos como Metronidazol, Tioconazol o Secnidazol, en comprimidos en dosis única o durante 5 a 7 días de tratamiento. Además, como son infecciones de transmisión sexual es importante que la pareja también reciba tratamiento, incluso aunque no haya síntomas aparentes.

4. Flujo verde

El flujo verde está normalmente asociado a mal olor, comezón y ardor en la zona íntima.

Principales causas: la causa más frecuente de flujo verdoso es la tricomoniasis, que es una infección de transmisión sexual. Sin embargo, también puede estar presente en caso de vulvovaginitis, que es una inflamación en la vulva y vagina causada por microorganismos; o vaginosis bacteriana, sin embargo este tipo de flujo es más raro que ocurra en esta situación. Conozca más sobre las principales causas de flujo verde.

Cómo tratar: en este caso el médico puede recomendar el uso de antibióticos para combatir el agente infeccioso y, por consecuencia, los síntomas.

5. Flujo marrón o café

El flujo café o la presencia de sangre en el flujo está generalmente asociado a otros síntomas, dependiendo de la causa. Este tipo de flujo normalmente es señal de alteración uterina, como cáncer cervical, pudiendo haber pérdida de peso sin causa aparente, dolor y malestar pélvico, y sensación de presión en la parte baja de la barriga.

Cómo tratar: el tratamiento debe estar orientado pro el ginecólogo de acuerdo a la causa y los síntomas presentados, pudiendo estar indicada la realización de cirugía y/o radioterapia, en algunos casos. Vea más sobre el cáncer cervical.

5. Flujo rosado

El flujo rosado puede indicar el inicio del embarazo, ya que puede ser causado por la fecundación del óvulo y es frecuente que ocurra hasta 3 días después del contacto íntimo. En conjunto con este tipo de flujo es común que surjan leves cólicos abdominales que son normales y, por lo general, no es necesario realizar algún tratamiento.

Cómo tratar: en este caso, es importante que se realice una prueba para confirmar el embarazo, pudiendo inicialmente ser de farmacia y, en caso positivo, confirmar con una examen de sangre. También es importante consultar al ginecólogo para que oriente las indicaciones iniciales sobre la gestación y se comiencen las consultas prenatales.

4. Flujo transparente

El flujo líquido transparente, semejante a la clara de huevo, puede indicar que está en el período fértil del ciclo menstrual, siendo el momento adecuado en caso de que la mujer deseé embarazarse si no está bajo tratamiento anticonceptivo. Este tipo de flujo dura aproximadamente 6 días y terminar por desaparecer de forma natural.

Además, el flujo transparente también puede estar presente durante la relación sexual, siendo indicativo de aumento de la lubricación vaginal.

Qué hacer: como se trata de un flujo normal y que forma parte del ciclo menstrual, no es necesario realizar ningún tipo de tratamiento. Sin embargo, en caso de que el flujo transparente sea persistente, es importante consultar al médico, ya que puede indicar una alteración hormonal, pudiendo ser necesario realizar tratamiento específico.

¿Es posible tener flujo en el embarazo?

Sí, es posible tener flujo durante el embarazo, lo cual puede estar relacionado a alteraciones en la propia microbiota genital de la mujer, como en el caso de la vaginosis bacteriana y de la candidiasis, por ejemplo, o por una infección de transmisión sexual, como la tricomoniasis y la gonorrea.

Es importante que cuando se observe el flujo y se acompaña de otros síntomas, consulte al médico, ya que de esta forma será posible obtener un diagnóstico e iniciar el tratamiento, evitando complicaciones para la mujer y el bebé.

Qué hacer para no tener flujo

Para evitar infecciones y enfermedades vaginales que puedan causar flujo es importante tener una buena higiene íntima, realizándola 1 a 2 veces por día. Para esto se debe lavar la región íntima con abundante agua y una gota de jabón sin frotar exageradamente. Después de lavar, debe secar cuidadosamente la región y vestir ropa interior limpia y de preferencia de algodón. Además, otros cuidados importantes para evitar el flujo relacionado con infecciones, son:

  • No usar protectores diarios, como Carefree, por ejemplo;
  • Evitar el uso de pañuelos humedecidos o papel higiénico con perfume;
  • Evitar frotar mucho la región íntima, incluso con jabón íntimo.
  • Usar condón en todas las relaciones sexuales.

Estos cuidados ayudan a evitar la aparición de infecciones vaginales y a proteger la mucosa vaginal, evitando así el desarrollo de hongos o bacterias que puedan causar algún tipo de flujo. Vea en el video a continuación cómo identificar correctamente el flujo de cada color y qué puede ser:

Preguntas frecuentes

  • ¿El flujo rosado sólo indica embarazo?

    No, en algunos casos, el flujo de color rosado puede estar relacionado con otras condiciones que deben ser evaluadas por el ginecólogo, principalmente si surgen otros signos y síntomas, como dolor abdominal, náuseas y olor del flujo, por ejemplo.
    Algunas otras causas además del embarazo son: uso de anticonceptivos, quistes en los ovarios, además de ...
    Flujo rosado: 8 causas y qué hacer

    Flujo rosado: 8 causas y qué hacer

  • ¿Es lo mismo flujo que lubricación?

    No, el flujo es una secreción que el cuerpo produce el cual ayuda a la prevención de infecciones, debido a que contribuye a la limpieza de la zona evitando la entrada de microorganismos que producen enfermedad.
    La lubricación es la segregación de un tipo de gel que tiene como objetivo la lubricación de la zona genital para facilitar la penetración en el acto sexual además de favorecer que los espermatozoides puedan fecundar al óvulo al crear un ambiente óptimo.
  • Tengo flujo con sangre ¿es normal?

    En algunos casos la presencia sangre junto con el flujo vaginal normal, puede ser una situación habitual en caso de presentarse después de la menstruación, ya que pueden ser restos de la regla anterior. Sin embargo, otras situaciones que pueden ocasionar flujo con sangre son: después de actividad sexual intensa, uso de anticonceptivos, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em marzo de 2022. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em septiembre de 2017.

Bibliografía

  • CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION (CDC). Chlamydia. Disponível em: <https://www.cdc.gov/std/chlamydia/the-facts/chlamydia_bro_508.pdf>. Acceso en 13 oct 2021
  • METIS. gonorreia. 2018. Disponível em: <http://www.metis.med.up.pt/index.php/Gonorreia>. Acceso en 01 jul 2021
Abrir la bibliografía completa
  • LINHARES, M, Iara et al. Vaginites e vaginoses. Femina. Vol.47. 4.ed; 234-240, 2019
  • DASHARANTHY, Sonya, et. al.. Menstrual Bleeding Patterns Among Regularly Menstruating Women. American Journal of Epidemiology. Vol.175. 6.ed; 536-545, 2012
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.

Tuasaude en Youtube

  • Flujo vaginal: ¿qué significa cada color?

    06:49 | 2995296 visualizações
  • Cómo CURAR NATURALMENTE la candidiasis

    06:24 | 991657 visualizações