Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Principales causas y cómo se realiza el tratamiento del Flujo con olor

El flujo con mal olor merece atención es un signo de alerta para las mujeres, debido a que puede indicar la presencia de infecciones bacterianas o parasitarias, como vaginosis o tricomoniasis, por ejemplo, que pueden transmitirse de una persona a otra a través del contacto sexual o el contacto directo con las secreciones. 

El flujo con olor suele ser semejante al de pescado podrido y generalmente está acompañado por otros síntomas como ardor al orinar, comezón, coloración amarillo verdoso y dolor durante las relaciones sexuales, siendo aconsejable acudir a un ginecólogo para identificar cuál es la causa y tratar el problema.

Principales causas y cómo se realiza el tratamiento del Flujo con olor

Causas principales

 La expulsión de secreciones a través de la vagina es normal debido al proceso de renovación de las células. Sin embargo, cuando el flujo ocurre de forma excesiva o frecuentemente, se acompaña de mal olor y está acompañado de otros síntomas, son signos que demuestran que hay un desequilibrio debiendo acudir al ginecólogo para que realice una evaluación para diagnosticar cuál es la causa del problema. 

 Las causas principales de flujo vaginal con olor son:

  • Vaginosis bacteriana, es una infección vaginal que por lo general es causada por la bacteria Gardnerella sp, surgimiento flujo de color amarillo o grisáceo y de olor fuerte y desagradable, semejante al olor de pescado podrido;
  • Tricomoniasis, es una infección vaginal casada por el parásito Trichomonas vaginalis, caracterizándose por la presencia de flujo amarillo-verdoso y de olor fuerte, pudiendo estar acompañada de pequeños sangrados vaginales, enrojecimiento de la región genital, comezón y dolor o ardor al orinar;
  • Gonorrea, es una infección de transmisión sexual causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y que causa el surgimiento de flujo amarillento, semejante al pus. Además de esto, puede ocurrir dolor o ardor al orinar e incontinencia urinaria. 

La candidiasis es una de las principales causas de infección vaginal y de flujo en las mujeres, sin embargo no causa flujo con mal olor. Conozca cuáles son las causas de flujo vaginal.

Cómo se realiza el tratamiento

El medicamento para el flujo con mal olor depende de cuál sea la causa, por ello lo más recomendable es acudir al ginecólogo para que realice una evaluación de la región íntima e indique el tratamiento más adecuado, pudiendo indicar el uso de comprimidos vía oral, óvulos vaginales y/o pomadas para aplicar directamente en la vagina.

Es importante referir que la duración del tratamiento depende de la gravedad y del tipo de flujo. Generalmente la pareja también debe realizar el mismo tratamiento que la mujer, por lo que se debe evitar el contacto íntimo durante el tratamiento para que la infección se cure por completo.  

Tratamiento casero

Principales causas y cómo se realiza el tratamiento del Flujo con olor

Un buen tratamiento casero para reducir la incomodidad causada por el flujo con mal olor es el baño de asiento con las hojas del guayabo, debido a que posee propiedades antibióticas y antimicrobianas que ayudan a aliviar los síntomas de la infección. 

Ingredientes

  • 30g de hojas del árbol de guayaba;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Colocar 1 litro de agua a hervir y cuando llegue al punto de ebullición debe apagar el fuego y agregar los 30 g de las hojas de guayabo. A continuación tape y deje reposar durante 3 a 5 minutos, cuele para retirar las hojas y coloque este té en un balde.

Cuando esté tibio debe sentarse en el balde sin ropa interior para realizar un baño de asiento, lavando cuidadosamente toda la región genital hasta que el agua se enfríe. Repetir el procedimiento 2 a 3 veces al día hasta que los síntomas mejoren.

Alimentación

Realizar algunos cambios en la alimentación puede ayudar en la disminución del flujo con mal olor, debido a que ayuda a equilibrar la flora bacteriana vaginal. Por ello es importante incluir en la dieta 3 a 5 porciones de frutas y vegetales, y probióticos como el yogur natural y el kéfir, ya que estos ayudan no solo a equilibrar el pH de la flora vaginal sino también mejorar el sistema inmune, acelerando el tratamiento y previniendo nuevas infecciones.

Si el mal olor persiste después de iniciar el tratamiento, es importante que acuda al ginecólogo para que indique la realización de un examen bacteriológico de la secreción vaginal para identificar cuál es el agente causal e indicar otro tratamiento.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje