Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Causas comunes del Flujo Amarillo

La presencia de flujo amarillo no es indicativo inmediato de un problema, principalmente si tiene una coloración de amarillo claro. Este tipo de flujo es normal en algunas mujeres que presentan un flujo más grueso, especialmente durante la ovulación.

No obstante, si el flujo amarillo posee olor fétido o está acompañado de otros síntomas como comezón en la región genital o dolor al orinar, puede indicar una infección. 

De esta forma, siempre que haya alguna duda sobre el flujo es muy importante consultar a un ginecólogo para identificar el problema e iniciar el tratamiento más adecuado, que puede variar dependiendo de la causa que está originando el flujo.

Causas comunes del Flujo Amarillo

¿Qué puede causar flujo amarillo?

Algunas de las principales causas son:

1. Candidiasis

La candidiasis es otra infección muy frecuente que surge por el crecimiento excesivo del hongo Candida albicans en el interior de la vagina, lo que causa el surgimiento de un flujo amarillento. Normalmente la candidiasis es más común en las mujeres que tienen el sistema inmune débil o o que realizaron algún tratamiento con antibióticos. 

Otros síntomas que también pueden indicar una candidiasis incluyen: flujo amarillo muy claro pero con pequeños coágulos, recordando al queso cuajado; comezón intensa en la región genital y; ardor al orinar o durante las relaciones sexuales. 

Qué hacer: una buena forma de eliminar el exceso de hongos y combatir la candidiasis es mantener la región vaginal bien limpia, además de utilizar ropa interior de algodón, para permitir que la piel respire. Asimismo, también es aconsejable consultar al ginecólogo para iniciar el uso de una pomada antifúngica vaginal, como Fluconazol o Clotrimazol, que ayuda a aliviar los síntomas más rápidamente. Vea cuáles son las pomadas más usadas y otros consejos para combatir la candidiasis.

2. Enfermedades de transmisión sexual

Las enfermedades de transmisión sexual o ETS, son infecciones relativamente comunes que pueden surgir en mujeres que tienen contacto sexual sin protección, especialmente cuando se tiene más de una pareja. Algunas ETS como la tricomoniasis o la clamidia, pueden causar el surgimiento de flujo que varían de coloración entre el amarillo, el gris y el verde.

Además del flujo, pueden haber otros síntomas como comezón en la región genital, dolor al orinar y enrojecimiento intenso, por ejemplo.

Qué hacer:  cuando existe una sospechosa de una enfermedad de transmisión sexual, se debe consultar al ginecólogo para confirmar la infección e iniciar el tratamiento más adecuado, que a menudo incluye el uso de antibióticos. Vea una lista de las principales ETS y cómo son tratadas.

3. Uretritis

La inflamación de la uretra, conocida científicamente como uretritis, puede ocurrir por un traumatismo en la uretra o debido a una infección, por lo que es más frecuente en mujeres que tienen infecciones urinarias recurrentes o que no tienen una higiene adecuada.

En estos casos el flujo puede presentar una coloración amarillo verdosa y puede acompañarse de otros síntomas como: ardor al orinar, dificultad para comenzar a orinar y comezón en la región, por ejemplo.

Qué hacer:  debe consultar al ginecólogo para confirmar el diagnóstico e iniciar el tratamiento con un antibiótico, como Azitromicina o Ceftriaxona. Conozca otros medicamentos que pueden ser utilizados en el tratamiento

4. Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica, o EIP, es una infección de los órganos reproductores femeninos que generalmente se inicia en la vagina y progresa hasta el útero, causando el surgimiento de un flujo amarillento y otros síntomas como fiebre por encima de 38ºC, dolor de vientre y hasta sangrado vaginal.

Qué hacer: es muy importante consultar al ginecólogo si se sospecha de EIP, debido a que por lo general, es necesario iniciar el tratamiento a base de antibióticos durante 2 semanas aproximadamente. Durante el tratamiento se debe evitar tener relaciones sexuales para facilitar la recuperación. Conozca más sobre cómo se realiza el tratamiento de esta infección

Causas comunes del Flujo Amarillo

Flujo amarillo en el embarazo

Durante el embarazo, el flujo amarillento puede ser causado también por la tricomoniasis, pudiendo provocar parto prematuro o que el recién nacido nazca bajo peso. Vea cuáles son las posibles causas de flujo vaginal en el embarazo y cuándo puede ser grave.

Por lo que es importante que la embarazada consulte al obstetra para que sea evaluada y, dependiendo de la causa, indique el tratamiento más adecuado, el cual puede realizarse con el uso de medicamentos, como el Metronidazol o Tinidazol, por ejemplo.

Recomendaciones importantes durante el tratamiento

Aunque el tratamiento puede variar de acuerdo a la causa del flujo, existen algunos consejos que son importantes para cualquiera de las situaciones. Uno de estos consejos es que la pareja también debe realizar el tratamiento, aunque no presente síntomas, para evitar que la persona sea contagiada nuevamente.

Además de esto se recomienda:

  • Utilizar condón para no contagiar a la pareja;
  • Evitar el uso de duchas vaginales, porque remueven las bacterias de la región íntima responsables por proteger esta región de las infecciones;
  • Evitar el uso de perfumes o sprays de higiene íntima, ya que alteran el pH vaginal;
  • Utilizar ropa íntima de algodón, porque permite que la piel transpire y no causa irritación;
  • Evitar el uso de pantalones apretados, prefiriendo el uso de faldas o vestidos para permitir airear la región.

Otro consejo para el tratamiento del flujo amarillo es evitar el uso de tampones higiénicos, prefiriendo las toallas sanitarias. 

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar