Activar las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y el bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Flujo durante el embarazo

Presentar flujo durante el embarazo es normal, pues esta es la fase en la que ocurren cambios hormonales que pueden generar flujo de color claro y sin olor. Este flujo no hace daño ni a la madre ni al bebé.

Si el flujo es marrón, amarillento, verdoso, grisáceo o negro y maloliente y viene acompañado o no de otros síntomas,  como picazón y ardor al orinar o durante el contacto íntimo, puede ser más peligroso y la embarazada debe acudir al obstetra  lo más rápido posible.

Flujo marrón durante el embarazo

El flujo al que debe prestarse mayor atención durante el embarazo es el marrón, tipo posos de café.

Un poco de flujo marrón puede indicar embarazo en algunas mujeres, pero si el flujo es marrón al final del embarazo, puede ser causado por una pérdida de sangre y debe ponerse en contacto con su médico inmediatamente.

Sin embargo, si las últimas semanas de embarazo, las mujeres perciben un   abundante flujo viscoso de color marrón claro, con unas hilos de sangre, éste puede ser el tapón mucoso, lo que indica que el parto está cerca.

Flujo blanquecino en el embarazo

Durante el embarazo el flujo más común es de color blanco o casi blanco, como el suero de leche, sin olor, que puede o no estar acompañado de picazón vaginal y vulvar. Es causada por la Cándida y se genera debido a una baja en el sistema inmune. Esto es normal durante el embarazo y  puede ser tratada con pomadas tópicas antifúngicas tales como nistatina o nitrato de miconazol.

Flujo amarillento en el embarazo

Otro tipo común de flujo durante el embarazo es una secreción amarillenta con olor a pescado crudo. Puede ser causada por vaginosis bacteriana y también se debe tratar con medicamentos permitidos para las mujeres embarazadas, recomendadas por el obstetra.

En el caso de que la mujer embarazada no trate este flujo, la inflamación puede empeorar y causar complicaciones, como el parto prematuro, ruptura prematura de la bolsa o infecciones postparto.

Flujo normal durante el embarazo

El flujo normal durante el embarazo es   lechoso, gelatinoso, claro y sin olor. Es similar a la secreción que cada mujer tiene de forma natural, pero en una cantidad más grande. Esta secreción se debe principalmente a los cambios hormonales y el aumento del flujo sanguíneo en la región durante el embarazo. No es perjudicial para el bebé.

Como evitar e flujo anormal durante el embarazo

Para evitar el flujo anormal durante el embarazo se recomienda:

  • Lavar solo el área genital externa con agua y jabón neutro o jabones para la zona íntima.

  • No lavar la región interna de la vagina, con duchas, incluso después del contacto íntimo.

  • Alimentarse correctamente, invirtiendo en frutas, verduras, legumbres, cereales y carnes magras

  • No usar tampones o protectores con perfume.

  • Al limpiarse, pasar el papel higiénico de adelante hacia atrás.

Además, se recomienda reducir al mínimo el número de parejas,  continuar usando preservativo en todas las relaciones, no  sólo para prevenir el embarazo, sino para evitar enfermedades de transmisión sexual.

Más sobre este tema:
Carregando
...