Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

5 Consejos para tener una buena Higiene íntima femenina y evitar enfermedades

La higiene íntima es muy importante y debe realizarse adecuadamente y a diario para no perjudicar la salud íntima de la mujer, siendo recomendado lavar la zona genital con agua y jabón neutro o íntimo, evitar el uso de toallitas húmedas, papel higiénico perfumado y utilizar ropa íntima de algodón, ya que de esta forma es posible mantener un pH vaginal normal y evitar la proliferación de microorganismos que causan enfermedades. 

Además, de infecciones vaginales, la falta de higiene íntima adecuada puede llevar al surgimiento de bultos en la piel, especialmente en la zona de las ingles, axilar y ano, llevando al desarrollo de hidrosadenitis supurativa, que corresponde a la inflamación de las glándulas del sudor.

5 Consejos para tener una buena Higiene íntima femenina y evitar enfermedades

Algunos consejos para tener una buena higiene íntima femenina son:

1. Lavar la región externa de la vagina usando un jabón íntimo

Se recomienda que la zona íntima sea lavada solo con agua y jabón neutro para evitar que la microbiota vaginal se desequilibre y haya una proliferación de microorganismos responsables de enfermedades.

Jabones íntimo como Shampoo íntimo lomecan V, Shampoo íntimo Benzal, Gel íntimo Summers son buenas opciones para mantener la microbiota vaginal normal, sin embargo, estos no deben ser usados a todo el tiempo ya que terminar por tener un efecto inverso. Además, si es posible, estos jabones no deben aplicarse directamente en la región íntima, y deben ser usados en poca cantidad, siendo recomendado poner el producto en el agua con la que se lavará.

2. No tomar duchas vaginales

Las duchas vaginales también pueden ser un problema, ya que debido a presión con la que el agua sale no debe apuntarse directamente a la vagina. Si es posible, se prefiere usar el bidé o un recipiente para lavarse, sin embargo si esto no es posible, debe usar la ducha evitando apuntar directamente hacia la zona íntima o introducir en la vagina.

3. No usar toallita húmedas perfumadas o papel higiénico con perfume

Las toallitas húmedas deben usarse sólo en casos de necesidad, como por ejemplo cuando se encuentra fuera de casa, y pocas veces al día, ya que cuando se usan en exceso pueden producir sequedad en la vagina e irritación, eliminando el lubricante natural de la zona.

4. Usar ropa íntima de algodón

La ropa íntima es otro factor que tiene influencia en su higiene íntima, ya que este tipo de ropa que es hecha de materiales sintéticos dificultan la transpiración de la piel y aumentan la acumulación de sudor, haciendo la zona genital más húmeda y caliente, lo que favorece la proliferación de microorganismos, principalmente el del hongo del género Cándida. Vea cuáles son los síntomas de candidiasis.

Por ello se recomienda que la mujer utilice ropa interior de algodón, la cual debe cambiarse todos los días, además de evitar utilizar ropa muy apretada, ya que también puede favorecer el surgimiento de infecciones vaginales. 

5. No exagerar en la depilación

Depilarse casi por completo o pasar el rastrillo y productos para la depilación más de 3 veces a la semana no se aconseja, ya que puede perjudicar la salud de la zona íntima. Mientras que la depilación casi total favorece al crecimiento de microorganismos y causa mayor flujo vaginal, facilitando el surgimiento de enfermedades. La depilación con rastrillo y productos de depilación destruyen la capa protectora de la piel y elimina su lubricación natural.

Cómo hacer la higiene íntima después del contacto íntimo

Después del contacto íntimo, es importante que realice siempre una buena higiene de la zona íntima para evitar infecciones. Después del contacto íntimo, debe procurar orinar para evitar el surgimiento de infecciones urinarias y posteriormente debe lavar abundantemente la región íntimo con agua y con un poco de jabón íntimo, así como cambiar de ropa interior o de protector diario.

Además, si se tiene el hábito de usar lubricantes, debe evitar los que sean a base de aceite de silicón, puesto que no se lavan con facilidad usando agua, lo que puede perjudicar la flora vaginal dificultando la higiene íntima, promoviendo la proliferación de hongos y de otros microorganismos.

Otro cuidado importante consiste en cambiar diariamente el protector íntimo y en caso de flujo abundante, este debe cambiarse más de 1 vez al día, estando siempre atenta a la cantidad, color y olor del flujo para informar al ginecólogo. Además, siempre que note algún cambio en la vagina, como un olor diferente, flujo amarillo o verdoso, comezón, o ardor debe acudir con el ginecólogo, ya que estos pueden ser signos de enfermedades como: candidiasis, herpes genital, infección urinaria, por ejemplo, las cuales necesitan tratamiento. Vea cómo se realiza el tratamiento de la infección urinaria.

La falta de higiene íntima adecuada puede causar que aparezcan bolitas en la piel, especialmente en la zona de la ingle, axilas y ano, causando una enfermedad grave llamada hidrosadenitis supurativa.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje