Flujo rosado: 8 causas y qué hacer

El flujo rosado es considerado en la mayoría de los casos algo normal, no siendo motivo de preocupación, ya que puede estar relacionado con la fase del ciclo menstrual en que la mujer se encuentre, con el uso de anticonceptivos o con el surgimiento de alguna alteración hormonal.

No obstante, en algunos casos, este flujo vaginal puede estar relacionado con otras condiciones, principalmente si surgen otros signos y síntomas asociados, como que el flujo presente olor o la mujer tenga dolor de vientre y náuseas, por ejemplo.

En caso se presente esta situación, lo ideal es acudir al ginecólogo para que realice una evaluación e identifique qué está ocasionando el flujo rosado, y en caso de ser necesario, indique el tratamiento más adecuado.

Flujo rosado: 8 causas y qué hacer

Algunas causas que pueden estar originando un flujo rosado son:

1. Comienzo o final de la menstruación

Algunas mujeres que se encuentran en los primeros o últimos días de la menstruación pueden presentar un flujo rosado, que por lo general, surge como resultado de una mezcla entre las secreciones vaginales y la sangre proveniente de la regla.

Qué hacer: tener un flujo rosado al comienzo o al final de la menstruación es perfectamente normal, no siendo necesario realizar ningún tratamiento.

2. Desequilibrio hormonal

Cuando la mujer sufre algún desequilibrio hormonal puede presentar flujo rosado. Por lo general, esto sucede cuando el estrógeno, una hormona que se encarga de inducir la proliferación celular principalmente del endometrio, mama y de los ovarios, no se encuentra en cantidades suficientes para mantener el revestimiento uterino estable, permitiendo su descamación, lo que podría ocasionar el surgimiento de flujo vaginal con una coloración rosada.

Qué hacer: el desequilibrio hormonal puede ser causado por diversos factores como estrés, mala alimentación, exceso de peso o alguna enfermedad asociada. Por este motivo, es importante acudir al ginecólogo o endocrinólogo para saber qué está causando estas alteraciones y para que indique el tratamiento más adecuado, en caso de ser necesario.

3. Anticonceptivos

Algunas mujeres presentan flujo vaginal rosado cuando comienzan o cambian de método anticonceptivo que contenga hormonas, siendo más común en aquellos que poseen bajos niveles de estrógenos o los que contienen sólo progestágenos en su composición.

Asimismo, este flujo también se puede presentar cuando la mujer no toma correctamente la pastilla anticonceptiva, creando alteraciones hormonales que a su vez pueden ocasionar este problema.

Qué hacer: el surgimiento de flujo rosado es un posible efecto secundario del uso de anticonceptivos hormonales, y por lo general surge durante el primer mes o durante los 3 meses siguientes de haber iniciado el anticonceptivo. Por este motivo, si el flujo rosado se prolonga por más tiempo, es importante que la mujer acuda al ginecólogo para que este evalúe si es necesario o no cambiar de anticonceptivo.

4. Quistes en los ovarios

Un quiste en el ovario es un saco lleno de líquido que se puede formar en el interior o alrededor del ovario. Este puede ser asintomático o no, pudiendo ocasionar el surgimiento de signos y síntomas como flujo rosado, dolor abdominal, alteraciones en la menstruación o dificultad para quedar embarazada.

Qué hacer: si presenta algunos de los síntomas mencionados anteriormente debe consultar al ginecólogo, debido a que es necesario la realización de exámenes que permitan evaluar las características del quiste para poder iniciar el tratamiento más adecuado.

En la mayoría de los casos, el médico suele indicar el uso de pastillas anticonceptivas con estrógenos y progesterona. No obstante, en los casos más graves, donde los síntomas son muy intensos y/o el quiste tiene signos de malignidad, podría ser indicada la realización de una cirugía para extirparlo, o incluso remover el ovario.

Conozca cuáles son los tipos de quistes en los ovarios.

5. Embarazo

El flujo rosado también puede ser uno de los primeros síntomas de embarazo. Este flujo se produce luego de que el óvulo ya fecundado por el espermatozoide se implanta el pared uterina para comenzar a desarrollarse.

Qué hacer: la aparición del flujo rosado después de la fecundación, aunque no ocurre en todas las mujeres, es perfectamente normal. Sin embargo, es importante mencionar que para confirmar si se trata de un embarazo o no, se debe realizar una prueba de farmacia o de sangre.

Además de esto, si la intensidad del sangrado aumenta, se debe acudir al ginecólogo. Vea otros signos y síntomas de embarazo.

6. Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección que se inicia en la vagina y va ascendiendo hasta afectar el útero, las trompas y los ovarios, pudiéndose diseminar sobre una gran área pélvica extensa o incluso por el abdomen. Esta enfermedad causa síntomas como flujo rosado, amarillento o verdoso, sangrado durante las relaciones sexuales y dolor pélvico.

Qué hacer: debe acudir al ginecólogo para que realice exámenes que permitan identificar cuál es el microorganismo responsable de la enfermedad, y de esta forma indicar el tratamiento más adecuado, que por lo general incluye el uso de antibióticos. Conozca más detalles sobre el tratamiento de la EIP.

7. Aborto espontáneo

El flujo rosado también puede ser un signo de aborto espontáneo, una situación muy común que puede ocurrir durante las primeras 10 semanas de gestación, principalmente debido a una malformación fetal, consumo en exceso de alcohol o drogas o traumatismo en la región abdominal.

Por lo general, los signos y síntomas de un aborto espontáneo suelen aparecer de forma repentina, y pueden incluir fiebre, dolor abdominal intenso, dolor de cabeza y flujo vaginal rosado, el cual puede tornarse progresivamente en un sagrado más intenso con pérdida de coágulos por la vagina.

Qué hacer: en caso que la mujer sospeche que está sufriendo un aborto espontáneo, debe acudir inmediatamente a la urgencia médica.

8. Menopausia

Cuando una mujer está en el período de transición para la menopausia, atraviesa por ciertos desequilibrios hormonales, que da origen a alteraciones del ciclo menstrual. Como consecuencia, pueden surgir algunos signos y síntomas como flujo rosado, ondas de calor, dificultad para dormir, sequedad vaginal y alteraciones del humor.

Vea cuáles son los síntomas de la menopausia y haga nuestra prueba online.

Qué hacer: el tratamiento para la menopausia debe ser realizado si los síntomas causan molestias y comprometen la calidad de vida de la mujer. En algunos casos, se puede justificar la terapia de reemplazo hormonal o el uso de suplementos alimenticios.

Vea en el video a continuación cómo identificar correctamente el flujo de cada color y qué puede ser:

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • ZAHIDY, Zina Abdulkareem. Causes and Management of Ovarian Cysts. The Egyptian Journal of Hospital Medicine . Vol.70. 70.ed; 1818-1822, 2018
  • NAVEED, Safila et. al.. Hormonal imbalance and its causes in young females. Journal of Innovations in Pharmaceuticals and Biological Sciences. Vol.2. 1.ed; 12-16, 2015
  • DASHARANTHY, Sonya, et. al.. Menstrual Bleeding Patterns Among Regularly Menstruating Women. American Journal of Epidemiology. Vol.175. 6.ed; 536-545, 2012
Más sobre este tema: