Qué puede causar flujo vaginal verde y qué hacer

El flujo vaginal verde o amarillo-verdoso, cuando está acompañado de un olor desagradable, comezón y ardor en la región íntima, puede indicar tricomoniasis, que es una infección causada por un parásito que puede ser transmitido por medio de las relaciones sexuales desprotegidas. 

Asimismo, el flujo verdoso también puede ser signo de vulvovaginitis, que corresponde a una inflamación que ocurre en la vulva y en la vagina al mismo tiempo, la cual puede estar causada por alteraciones de la microbiota vaginal, en la que los microorganismos presentes en la región proliferan y generan inflamación; por infección ocasionada por otros agentes, o puede ser consecuencia del uso de ciertos jabones o perfumes, por ejemplo. 

Ante la presencia de flujo vaginal verde o amarillo-verdoso, es importante consultar al ginecólogo, pues así es posible que sean llevados a cabo exámenes que permitan identificar la causa del flujo para, de esta forma, indicar el tratamiento más adecuado, pudiendo en ciertos casos ser necesario que la pareja también sea tratada para prevenir la reinfección. 

Qué puede causar flujo vaginal verde y qué hacer

1. Tricomoniasis

La tricomoniasis es una infección vaginal causada por el protozoario Trichomonas Vaginalis que, además de producir flujo verde, también puede causar dolor durante las relaciones sexuales, olor desagradable, irritación, comezón vaginal, dolor al orinar y aumento de la frecuencia urinaria.

Vea cómo identificar los síntomas que puede causar la tricomoniasis.

Qué hacer: es importante que la mujer acuda al ginecólogo para ser evaluada, si se confirma la tricomoniasis, el médico indicará el uso de medicamentos antibióticos como el Metronidazol o Tinidazol, los cuales deben ser ingeridos 2 veces al día durante 5 a 7 días, o según la recomendación del médico.

2. Vulvovaginitis

La vulvovaginitis es una inflamación que ocurre en simultáneo en la vulva y en la vagina, siendo la combinación de una vulvitis (inflamación en la vulva) y de una vaginitis (inflamación del revestimiento de la vagina). Esta inflamación, además del flujo verdoso, también causa otros síntomas como: irritación, comezón, enrojecimiento e inflamación genital, olor desagradable, malestar y/o sensación de ardor al orinar.

La vulvovaginitis puede ser causada por bacterias, hongos, virus u otros parásitos o por sustancias químicas encontradas en la espuma de baño, jabones o perfumes.

Qué hacer: por lo general, el tratamiento de la vulvovaginitis puede realizarse con el uso de antibióticos, antifúngicos o antihistamínicos, dependiendo del tipo y de la causa de la infección. Por ejemplo, si vulvovaginitis es causada por una alergia a algún producto de higiene personal, se deben utilizar medicamentos antihistamínicos, además de evitar el uso de este producto. Sin embargo, en caso de que surja debido a una infección, el médico podría recomendar el uso de antibióticos o de antifúngicos.

Vea más sobre el tratamiento para la vulvovaginitis.

3. Vaginosis bacteriana

A pesar de que no es la principal causa de flujo verde, en algunos casos es posible que la vaginosis bacteriana, causada por la Gardnerella vaginalis, también pueda causar la aparición de este tipo de flujo, a pesar de que es más frecuente que sea blanco. Además del flujo, la vaginosis bacteriana se caracteriza por la presencia de pequeñas ampollas en la vagina y olor desagradable, semejante al pescado podrido, el cual empeora después de tener relaciones sexuales sin protección.

Qué hacer: En el caso de la vaginosis bacteriana, el tratamiento indicado por el ginecólogo es con antibióticos y, por lo general, se recomienda el uso de metronidazol en tabletas o crema vaginal.

Vea cómo debe ser el tratamiento de la vaginosis bacteriana.

Tratamiento casero para el flujo vaginal verde

Para completar el tratamiento, existen algunos cuidados de higiene y consejos caseros que pueden ayudar cuando existe flujo verdoso, que incluye:

  • Lavar 2 a 3 veces por día la región genital con agua siendo necesario el uso de jabón. Vea cómo se debe realizar la higiene íntima;
  • Realizar baños de asiento con agua tibia o con té de hojas de guayaba, para ayudar a aliviar la picazón en la región vaginal. Vea algunos remedios caseros;
  • Evitar el uso de ropas íntimas sintéticas o apretadas, prefiriendo el uso de ropa íntima de algodón.

Cualquier alteración en el flujo vaginal puede ser una forma del organismo advertir que hay algún problema, siendo una alerta para consultar al ginecólogo tan pronto como sea posible. Conozca qué puede indicar el color del flujo vaginal.

Vea en el video a continuación cómo identificar correctamente el flujo de cada color y qué puede ser:

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: