Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Correr - Conozca las principales causas de dolor

El dolor durante la carrera puede tener varias causas, dependiendo del lugar donde se sienta el dolor. Por ejemplo, el dolor en las pantorrillas, generalmente es causado por una inflamación del hueso de la pantorrilla, llamada periostitis tibial, mientras que el dolor por debajo de las costillas en forma punzante, conocido como "dolor de caballo" normalmente es causado por respirar incorrectamente durante la carrera.

Cuando se siente dolor al correr o también llamado en la actualidad running se debe dejar de hacerlo, reposar y, dependiendo del lugar donde surja el dolor y su causa, se puede colocar hielo, hacer estiramientos o doblar el cuerpo hacia adelante, por ejemplo.

De esta forma, vea cuáles son las principales causas de dolor al correr y qué hacer para aliviarlo:

1. Dolor de "caballo" 

El dolor punzante debajo de las costillas popularmente conocido como "dolor de caballo" o puntada en el costado, se siente como una puntada en la zona inmediatamente debajo de las costillas, de lado, que surge mientras se hace ejercicio. Por lo general es causada por la falta de oxígeno en el diafragma, ya que cuando se respira incorrectamente durante la carrera, el consumo de oxígeno se vuelve insuficiente, lo que provoca espasmos en el diafragma, causando dolor.

1. Dolor de caballo
1. Dolor de caballo

Otras posibles causas del dolor de caballo es la contracción del hígado o del bazo durante la actividad físico, o cuando se come poco tiempo antes de la carrera y el estómago se llena ejerciendo presión en el diafragma. 

Qué hacer: Disminuir la intensidad del ejercicio hasta que el dolor desaparezca y masajear la zona donde duele con los dedos, inspirando profundamente y expirando lentamente. Otra técnica para aliviar la punzada incluye doblar el cuerpo hacia adelante, para estirar el diafragma.

2. Periostitis tibial

El dolor en la pantorrilla durante la carrera puede ser causado por una periostitis tibial que es una inflamación de la capa externa del hueso de la pantorrilla o de los tendones y los músculos que la rodean. Normalmente, la periostitis surge cuando se ejercita excesivamente las piernas o cuando se pisa incorrectamente durante la corrida, siendo que cuando el individuo tiene los pies planos o el arco del pie más rígido, tiene más posibilidades de desarrollar una periostitis tibial. 

2. Periostitis tibial
2. Periostitis tibial

Qué hacer: Dejar de correr, reposar y colocar compresas frías o hielo durante 15 minutos en la región del dolor para disminuir la inflamación. Si es necesario, se pueden utilizar analgésicos y/o antiinflamatorios como el ibuprofeno para aliviar el dolor y reducir la inflamación hasta consultar al médico.

3. Esguince

En la carrera, el dolor en el tobillo, en el talón o en el pie puede ocurrir debido a un esguince. Los esguinces son provocados por una excesiva distensión de los ligamentos debido a traumatismos, movimientos bruscos del pie, mala colocación del pie o cuando se tropieza, por ejemplo. Generalmente, el dolor surge inmediatamente después del accidente o movimiento brusco y es muy intenso, pudiendo impedir que se coloque el pie en el suelo. A veces, el dolor puede disminuir de intensidad, pero después de algunas horas y a medida que la articulación se va inflamando, el dolor vuelve a aparecer.

3. Esguince
3. Esguince

Qué hacer: Parar de correr, elevar la pierna, evitar hacer movimientos de la región afectada y aplicar compresas frías o hielo sobre la articulación afectada. Si es necesario, se puede utilizar un medicamento para el dolor y la inflamación como el Diclofenaco o Paracetamol hasta que consulte al médico. A veces, es posible que sea necesario utilizar una férula o un yeso para inmovilizar la articulación afectada y acelerar la recuperación.

4. Síndrome de fricción de la banda iliotibial

El dolor al correr en la rodilla generalmente es causado por el síndrome de fricción de la banda iliotibial, que es una inflamación del tendón del músculo tensor de la fascia lata, provocando intenso dolor. Generalmente, la rodilla se hincha y el individuo siente dolor en la parte lateral de la rodilla y se siente dificultad para continuar en la carrera.

4. Tendinitis en la rodilla
4. Tendinitis en la rodilla

Qué hacer: Disminuir el ritmo de entrenamientos, mantener la rodilla en reposo y aplicar hielo durante 15 minutos varias veces al día. Si el dolor no desaparece, tomar analgésicos y antiinflamatorios como Ibuprofeno o Naproxeno, o utilizar pomadas antiinflamatorias como Cataflam, para disminuir la inflamación y el dolor, bajo la orientación del médico.

También es importante fortalecer los glúteos y los músculos aductores, en la parte lateral del muslo para disminuir este dolor y hacer estiramientos para los músculos de la parte posterior y lateral de las piernas. 

Lo ideal es no volver a correr mientras la inflamación disminuye y el dolor desaparezca, lo que puede demorar alrededor de 3 a 5 semanas.

5. Distensión muscular

Puede ocurrir cuando el músculo se estira demasiado, provocando una distensión o estiramiento muscular, también conocido como síndrome de la pedrada o rotura muscular del gemelo. La distensión muscular normalmente ocurre cuando se contrae rápidamente el músculo o cuando hay sobrecarga en la pantorrilla durante el entrenamiento, fatiga muscular, postura inadecuada o disminución de la amplitud de movimiento.

5. Síndrome de la pedrada
5. Síndrome de la pedrada

Qué hacer: Dejar de correr y colocar una compresa fría o hielo durante aproximadamente 15 minutos hasta que consulte al médico. En general, el médico recomienda realizar ejercicios de fisioterapia.

6. Calambres

Otra causa de dolor en el pie o en la pantorrilla durante la corrida es el calambre, que ocurre cuando hay una contracción rápida y dolorosa de un músculo. Normalmente, los calambres surgen después de un ejercicio físico intenso, debido a la falta de agua en el músculo.

6. Calambre
6. Calambre

Qué hacer: Detener la carrera y estirar el músculo afectado. A continuación, hacer un masaje ligero en el músculo afectado para reducir la inflamación y el dolor. 

Estos problemas, en la mayoría de los casos, pueden ser evitados con la realización de ejercicios de estiramiento antes y después de la carrera, ingestión de agua durante el día y, principalmente, durante el ejercicio y evitando la práctica de ejercicios poco después de las comidas.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar