¿Cómo quitar un calambre? (en las piernas, manos, pies...)

Actualizado en agosto 2023

Para aliviar cualquier tipo de calambre es muy importante estirar el músculo afectado y, posteriormente, recomienda realizarle un buen masaje al músculo afectado para reducir la inflamación y aliviar la molestia.

El calambre es un espasmo muscular, es decir, una contracción involuntaria de uno o más músculos, que puede ocurrir después de un ejercicio intenso, durante la noche o en cualquier momento, en caso de deshidratación o falta de magnesio, por ejemplo. Vea otras situaciones que pueden originar un calambre.

Generalmente, los calambres no son graves y duran menos de 10 minutos; sin embargo, cuando surgen más de una vez por día o demoran más tiempo en pasar, se recomienda consultar al médico general para identificar la causa e iniciar le tratamiento más adecuado. 

Estiramientos para quitar un calambre

Algunas estrategias para eliminar los calambres son:

1. Calambres en las piernas

Imagem ilustrativa número 1

En caso de que ocurra un calambre en la pierna, lo que debe hacer para aliviar el dolor es:

  • Calambres en la parte de adelante del muslo: mantenerse de pie y doblar la pierna afectada hacia atrás, como muestra la imagen, agarrando el pie y manteniendo esta posición durante 1 minuto. 
  • Calambres en la parte de atrás del muslo: sentarse en el piso con las piernas estiradas y doblar el cuerpo hacia adelante, intentando tocar con los dedos de las manos sobre las puntas de los pies, mantenerse en esta posición durante 1 minuto.

2. Calambres en los pies

Imagem ilustrativa número 3

Cuando los dedos se inclinan hacia abajo por causa del calambre, puede colocar un paño en el piso y colocar los pies encima del paño, a continuación jale el paño hacia arriba, manteniendo esta posición durante 1 minuto. Otra opción es sentarse con las piernas estiradas y sostener la punta de los pies con las manos, presionando los dedos en la dirección contraria al calambre, como muestra la imagen.

3. Calambres en las pantorrillas

Imagem ilustrativa número 4

El calambre en la pantorrilla o en la batata puede que no afecte los músculos de los pies, si este es el caso, manténgase de pie y colóquese a 1 metro de distancia de una pared, manteniendo los pies apoyados en el suelo e inclinando el cuerpo hacia adelante, este movimiento ayudará a estirar los músculos de la pantorrilla. Permanezca en esta posición 1 minuto.

Además de esto, también puede sentarse en el suelo con la pierna estirada y pedirle a otra persona para que empuje la punta del pie en dirección al cuerpo, debiendo permanecer en esta posición durante 1 minuto.

4. Calambres en el abdomen

Imagem ilustrativa número 5

Una buena forma de aliviar el calambre en el abdomen es acostarse boca abajo, colocar las manos al lado del cuerpo y estirar los brazos, levantando el tronco como muestra la imagen. Permanecer en esa posición durante 1 minuto.

En caso el calambre surja en un costado del abdomen, debe mantenerse de pie, estirar los brazos por encima de la cabeza, entrelazando las manos, y luego doblar el tronco hacia el lado contrario del calambre, manteniendo esta posición durante 1 minuto.

5. Calambres en las manos o dedos 

Imagem ilustrativa número 7

El calambre en los dedos ocurre cuando estos se contraen involuntariamente en la dirección de la palma de la mano. En este caso, se recomienda colocar la mano abierta sobre una mesa, agarrar el dedo que tiene el calambre y levantarlo de la mesa, estirándolo hacia atrás. 

Otra opción es sostener con la mano opuesta al calambre, todos los dedos, como muestra la imagen. Permanecer en esa posición durante 1 minuto.

Medicamentos para los calambres

Hay 2 tipos principales de medicamentos que se pueden usar para tratar los calambres: suplementos y medicamentos de venta libre.

1. Suplemento de magnesio

El magnesio es un mineral importante para la contracción muscular ya que es responsable de transportar calcio, sodio, potasio y cloruro a las células, lo que permite que el músculo funcione correctamente. Cuando este mineral no está presente en cantidades adecuadas, los calambres son comunes.

Los suplementos de magnesio son uno de los primeros remedios indicados para el tratamiento de los calambres, ya que previenen la deficiencia de este mineral.

Los suplementos de magnesio aunque se pueden comprar sin receta médica, siempre se deben usar bajo la supervisión de un médico o nutricionista, ya que pueden causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, bajada de la presión arterial, somnolencia, visión doble o debilidad.

2. Suplemento de biotina

Algunos estudios [1,2] muestran que la biotina puede ayudar a reducir los calambres durante o después de la hemodiálisis en personas que reciben tratamiento para la insuficiencia renal.

Todavía no se sabe a ciencia cierta cómo contribuye la biotina a reducir los calambres, pero se cree que es porque la biotina es una vitamina esencial para el buen funcionamiento de las células, y mejora el aprovechamiento de la energía muscular.

Las dosis de biotina deben ser guiadas por el médico responsable del tratamiento de hemodiálisis o por el nutricionista, de forma individual.

3. Vitaminas del complejo B

Las vitaminas del complejo B aportan más energía para una buena contracción muscular, mejoran la circulación sanguínea y mantienen el buen funcionamiento del sistema nervioso y, de esta forma, ayudan a prevenir los calambres.

Estas vitaminas B se pueden encontrar en forma de suplemento y deben utilizarse con la orientación de un médico o nutricionista.

4. Suplemento de zinc

Algunos estudios [3,4] muestran que las personas con cirrosis hepática han mejorado y reducido los episodios de calambres después de 12 semanas de tratamiento con un suplemento de zinc.

Esto se debe a que el zinc tiene una potente acción antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres en el cuerpo, que pueden dañar las células musculares y reparar los músculos.

El suplemento de zinc debe usarse bajo la supervisión de un médico o nutricionista.

5. Comprimidos de orfenadrina

La orfenadrina es un relajante muscular indicado para el dolor producido por las contracciones musculares, ayudando a aliviar las molestias tras un episodio de calambres muy intensos.

Este remedio suele ir asociado a la dipirona, sustancia con acción analgésica, y a la cafeína, que potencia el efecto relajante y antiinflamatorio de la orfenadrina. Este medicamento solo debe usarse bajo orientación del médico.

6. Comprimidos de ciclobenzaprina

La ciclobenzaprina es un fármaco que actúa provocando la relajación muscular al bloquear los impulsos nerviosos o las sensaciones de dolor que se envían al cerebro y provocan contracciones musculares, espasmos o dolor. Si bien este remedio no evitará que se desarrollen los calambres, puede ayudar a aliviar el dolor muscular y las molestias causadas por los calambres severos.

Este medicamento debe usarse solo con indicación médica y solo en adultos, por un período máximo de 2 a 3 semanas de tratamiento. 

Alimentos para prevenir los calambres 

La alimentación también ayuda a tratar y evitar los calambres, siento importante incorporar en la dieta los alimentos a continuación:

  • Potasio: los alimentos ricos en potasio son importantes principalmente para evitar la debilidad muscular y los calambres durante el ejercicio físico intenso, algunos de ellos son pistacho, nuez de Brasil, ciruelas pasas, mariscos, aguacate, yogur y sardinas;
  • Magnesioeste mineral participa en la transmisión neuromuscular y en la contracción del músculo, algunos alimentos ricos en él son las semillas de calabaza, de ajonjolí y de linaza, así como los frutos secos como las nueces, nuez de Brasil, anacardo y cacahuates;
  • Calciola falta de calcio puede producir calambres o movimientos involuntarios del músculo, por ello también es importante ingerir alimentos como la leche, yogures, quesos, sardinas y mejillones. 

 Además de esto, también es importante mantenerse hidratado, pues la falta de agua también puede ocasionar calambres.

Cuándo debe acudir al médico

Cuando los calambres surgen más de una vez al día o tardan más de 10 minutos en pasar, se recomienda consultar al médico general para iniciar el tratamiento adecuado, que puede incluir suplementos de potasio o magnesio. Los calambres son más comunes en el embarazo, debiendo en este caso informarle al obstetra sobre este hecho, debido a que podría ser necesario la ingesta de un suplemento de magnesio durante algunos días.