Orina oscura y olor fuerte: 13 causas y qué hacer

Actualizado en noviembre 2023

La orina con olor fuerte se produce con mayor frecuencia por la poca ingesta de agua a lo largo del día, lo que también puede tornar la orina de color amarillo oscuro, o también puede ocurrir por el consumo de alimentos como el ajo, la cebolla o los espárragos, que se pueden aliviar con medidas sencillas como beber mucho líquido durante el día o evitar el consumo de estos alimentos, por ejemplo.

Sin embargo, la orina oscura con olor fuerte también puede indicar algunas alteraciones como infección del tracto urinario, diabetes no controlada o incluso infecciones de transmisión sexual. En estos casos, además de la alteración en la orina, también pueden surgir otros síntomas como dolor o ardor al orinar, ganas frecuentes de orinar, sed excesiva o hinchazón, por ejemplo.

Es importante consultar a un médico de cabecera, urólogo o ginecólogo siempre que padezca de orina oscura con olor fuerte, especialmente si está acompañada de otros síntomas, para identificar su causa e iniciar el tratamiento más adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

Principales causas

Las principales causas de orina oscura con olor fuerte son:

1. Beber poca agua

Cuando se bebe poca agua durante el día, las sustancias que se eliminan en la orina se vuelven más concentradas, lo que resulta en el fuerte olor de la orina. Además, también es habitual que la orina se oscurezca en estos casos.

La baja ingesta de agua durante el día también puede ocasionar deshidratación, que además de hacer que la orina esté más oscura, concentrada y con olor fuerte, también pueden ocasionar otros síntomas como boca seca, dolor de cabeza, cansancio excesivo y aumento de la sed, por ejemplo. Vea cómo identificar los síntomas de la deshidratación.

Qué hacer: en este caso, es importante aumentar el consumo de agua a lo largo del día, recomendándose beber al menos 2 litros de agua al día. Además, también es interesante consumir algunos alimentos ricos en agua, como la sandía y el pepino, por ejemplo, ya que ayudarán a mantener el organismo hidratado y reducirán el fuerte olor a orina. Vea cuánta agua debe beber al día para mantener el cuerpo hidratado.

2. Alimentación rica en azufre

Algunos alimentos pueden dar un olor fuerte a la orina, especialmente los espárragos, ya que son ricos en ácido asparagúsico, un compuesto de azufre que se transforma en el organismo en metanotiol o metilmercaptano, responsable de hacer que la orina huela a azufre, similar al olor del repollo podrido.

Además, otros alimentos también pueden dar un fuerte olor a la orina, como el ajo o la cebolla, que también contienen compuestos de azufre, o las coles de Bruselas, el café, el hinojo o los frutos secos, por ejemplo.

Qué hacer: lo ideal es reducir el consumo de alimentos que le dan un olor fuerte a la orina o evitar comerlos durante unos días para ver si el olor desaparece. Si no desaparece, se debe consultar al médico de cabecera para evaluar cuál puede ser la causa.

3. Embarazo

Los cambios hormonales normales que ocurren durante el embarazo pueden hacer que la mujer sea más sensible a los olores y también puede tener la sensación de que su orina tiene un olor más fuerte.

Además, durante el embarazo, el uso de suplementos vitamínicos prenatales también puede afectar el color u olor de la orina, pudiendo la mujer embarazada también desarrollar una infección del tracto urinario, en cuyo caso, la orina con olor fuerte puede ir acompañada de dolor, escozor o ardor. Sensación al orinar.

Qué hacer: durante el embarazo se deben realizar cuidados prenatales y utilizar suplementos vitamínicos prescritos por el obstetra, no interrumpiendo su uso por iniciativa propia. Si una mujer embarazada presenta síntomas de infección del tracto urinario, debe consultar a su obstetra para iniciar el tratamiento con antibióticos. Vea cómo se tratan las infecciones del tracto urinario durante el embarazo.

4. Infección urinaria

La infección del tracto urinario es una de las principales causas de orina oscura con olor fuerte y esto sucede debido a la presencia de grandes cantidades de microorganismos que se encuentran en el sistema urinario.

Además del fuerte olor, también es habitual que aparezcan otros síntomas, como dolor o ardor al orinar, orina oscura y ganas frecuentes de orinar, por ejemplo. Conozca otros síntomas de una infección del tracto urinario.

Qué hacer: el tratamiento debe ser recomendado por un ginecólogo o urólogo y generalmente se realiza con antibióticos como fosfomicina, nitrofurantoína, amoxicilina o ciprofloxacino, por ejemplo. Además, también se recomienda beber abundante agua o jugos de frutas durante todo el tiempo de recuperación, ya que ayudan a eliminar la orina, contribuyendo a la eliminación de bacterias.

5. Insuficiencia renal

Una pequeña cantidad de orina con un olor fuerte y color oscuro puede ser un signo de mal funcionamiento de los riñones, lo que resulta en una mayor concentración de sustancias en la orina.

Además, en el caso de insuficiencia renal, otros síntomas que pueden aparecer son temblores en las manos, cansancio, somnolencia e hinchazón en el cuerpo, especialmente en ojos, piernas y pies debido a la retención de líquidos. Consulte otros síntomas que pueden indicar un problema renal.

Qué hacer: el tratamiento debe ser recomendado por un nefrólogo y puede realizarse mediante el uso de medicamentos para reducir la presión arterial y la hinchazón corporal, como lisinopril o furosemida, por ejemplo.

Además, el tratamiento debe complementarse con una dieta baja en proteínas, sal y potasio para evitar sobrecargar los riñones. Vea en qué consiste el tratamiento de la insuficiencia renal.

6. Diabetes no controlada

La diabetes no controlada también es una causa común de orina con olor fuerte, que puede ser oscura o no, y puede deberse al exceso de azúcar que circula en el cuerpo o a problemas renales.

Además, otros síntomas de la diabetes descompensada son aumento de la sed, ganas frecuentes de orinar, cansancio, heridas que cicatrizan lentamente u hormigueo en manos y pies.

Qué hacer: el tratamiento de la diabetes debe realizarse con la orientación de un endocrinólogo e implica el uso de medicamentos antidiabéticos que dependen del tipo de diabetes diagnosticada, además es necesario realizar ajustes dietéticos que ayuden a controlar la enfermedad, además de practicar actividad física de forma saludable y regular.

7. Infección de transmisión sexual

La orina oscura y con olor fuerte también puede ser un signo de una infección de transmisión sexual (ITS), como por ejemplo: gonorrea, clamidia o tricomoniasis. Esto se debe a que las ITS pueden causar secreción con olor fuerte o inflamación en la uretra, lo que cambia el olor de la orina.

Además, las ITS pueden estar acompañadas de otros síntomas, como dolor o ardor al orinar, flujo vaginal de color blanco amarillento, parecido al pus o dolor pélvico.

Qué hacer: se debe consultar a un ginecólogo o urólogo para que diagnostique la ITS e inicie el tratamiento más adecuado según el tipo de infección, que normalmente implica el uso de antibióticos específicos. Vea los principales tratamientos para las ITS. ​​

8. Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección vaginal causada principalmente por la Gardnerella vaginalis, un microorganismo que se desarrolla cuando hay una disminución en la cantidad de bacterias buenas en la vagina, provocando un flujo vaginal con olor a pescado, que puede afectar el olor de la orina.

Además, otros síntomas que pueden aparecer son picor intenso en la zona íntima, secreción de color blanco grisáceo o sensación de ardor al orinar.

Qué hacer: es importante consultar a al ginecólogo para que realice una evaluación e indique el tratamiento más adecuado, el cual implica el uso de antibióticos como metronidazol, clindamicina o secnidazol en forma de óvulos vaginales, pomadas o comprimidos, por ejemplo. Vea cuáles son los principales tratamientos para la vaginosis bacteriana.

9. Enfermedad inflamatoria pélvica

La orina con olor fuerte puede ser causada por la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), que es una inflamación que se origina en la vagina y progresa afectando el útero, las trompas y los ovarios, extendiéndose por una amplia área pélvica y provocando la aparición de un flujo vaginal amarillo o verdoso con mal olor, lo que puede afectar el olor de la orina.

La enfermedad inflamatoria pélvica suele ocurrir, en la mayoría de los casos, como consecuencia de una infección de transmisión sexual que no fue tratada adecuadamente, como la gonorrea o la clamidia, pero también puede surgir debido a una infección durante el parto, la introducción de objetos contaminados en la vagina durante la masturbación o por una endometriosis, por ejemplo.

Qué hacer: el tratamiento de la enfermedad inflamatoria pélvica se realiza con el uso de antibióticos recetados por el ginecólogo, como azitromicina, levofloxacino o clindamicina, ya sea en forma de tabletas o inyecciones. Vea cuáles son los principales tratamientos para la enfermedad inflamatoria pélvica.

10. Uso de suplementos vitamínicos

El uso de suplementos vitamínicos, especialmente las vitaminas del complejo B, como la tiamina (vitamina B1), colina (vitamina B8), piridoxina (vitamina B6) o riboflavina (vitamina B2), puede hacer que la orina tenga un olor más fuerte o más oscuro, ya que son vitaminas solubles en agua que se disuelven en el agua para ser eliminadas en la orina.

Qué hacer: por lo general, el olor fuerte y el color oscuro en la orina desaparece después de algunos días de haber dejado de tomar los suplementos que contienen vitaminas del complejo B. Estos suplementos deben ser utilizados únicamente bajo la indicación de un médico o un nutricionista, siendo importante no interrumpir su uso por cuenta propia.

11. Enfermedades del hígado

Algunas enfermedades del hígado, como la insuficiencia hepática o una infección en el hígado, pueden aumentar la producción de amoníaco, que se elimina a través de la orina, lo que puede darle a la orina un olor fuerte, dulce o similar al moho.

Además, otros síntomas que pueden indicar una enfermedad en el hígado son la orina oscura, heces de color claro, piel u ojos amarillentos, hinchazón en el abdomen o dolor en el lado superior derecho del abdomen.

Qué hacer: debe consultar a un hepatólogo o gastroenterólogo para obtener un diagnóstico y comenzar el tratamiento más adecuado, que varía según la causa de la enfermedad en el hígado. Vea las principales causas de enfermedades hepáticas y cómo se lleva a cabo el tratamiento.

12. Fenilcetonúria

La orina con un olor fuerte a moho puede ser un síntoma de la fenilcetonuria, una enfermedad rara y congénita que no tiene cura y se caracteriza por la acumulación de fenilalanina en el organismo, pudiendo diagnosticarse poco después del nacimiento mediante la prueba del tamiz neonatal.

Otros síntomas causados por esta enfermedad incluyen dificultades en el desarrollo, olor a moho en la piel, eczema en la piel o discapacidad intelectual. Conozca más sobre la fenilcetonuria.

Qué hacer: el tratamiento implica seguir una dieta estricta baja en fenilalanina, un aminoácido natural que se encuentra en la carne, los huevos, los frutos secos, los alimentos procesados, la leche y sus derivados.

13. Enfermedades metabólicas

Algunas enfermedades metabólicas hereditarias, como la tirosinemia, la trimetilaminuria, la enfermedad de la orina con jarabe de arce o la cistinuria, pueden hacer que la orina tenga un olor fuerte, similar al del pescado, los huevos podridos o a repollo hervido, o incluso un olor dulce.

Además, estas enfermedades metabólicas también pueden afectar el olor del sudor, del aliento o del cerumen de los oídos.

Qué hacer: el tratamiento de las enfermedades metabólicas debe realizarse bajo la supervisión de un pediatra, una vez que se manifiestan en la infancia.

Por lo tanto, si el bebé o niño presenta un cambio en el olor de su orina, es importante consultar con un pediatra para que pueda realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento más adecuado, el cual varía según el tipo de enfermedad metabólica, para evitar complicaciones como deficiencias en el crecimiento o intelectuales, por ejemplo.