Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para la Vaginosis Bacteriana

Por lo general el tratamiento para la vaginosis bacteriana se realiza con el uso de antibióticos que deben ser recetados por el ginecólogo, pudiendo ser administrados por vía oral o aplicados directamente en la vagina. 

Es importante que el tratamiento se realice durante el tiempo indicado por el médico, inclusive si los síntomas como comezón en la vagina y flujo con mal olor desaparecen o disminuyen. Además de esto, también existen algunos remedios caseros que pueden ayudar a complementar el tratamiento médico para aliviar los síntomas. También es importante tomar algunas medidas preventivas para evitar que la vaginosis vuelva a surgir. 

Tratamiento para la Vaginosis Bacteriana

1. Medicamentos para la vaginosis

Los medicamentos más utilizados en el tratamiento de la vaginosis bacteriana son:

  • Metronidazol en comprimidos o en crema vaginal: La dosis recomendada es de 2 g en una sola toma, o de 400 a 500 mg dos veces al día durante 7 días, en el caso de los comprimidos, y durante unos 10 a 20 días por la noche, en el caso de la crema vaginal;
  • Clindamicina en comprimidos o crema vaginal: cuya dosis recomendada varía entre 600 y 1800 mg, divididas a dosis iguales a lo largo del día, durante un intervalo de tiempo que será determinado por el médico. En el caso de la crema, debe ser aplicada una vez por la noche durante 3 a 7 días;
  • Tinidazol en comprimidos: cuya dosis recomendada es de generalmente 2 g en una sola toma.

El tratamiento para la vaginosis bacteriana debe ser realizado hasta el final, así hayan desaparecido o disminuido los síntomas como flujo con mal olor y comezón en la vagina, debido a que cuando la vaginosis no es tratada puede causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), o aumentar el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, como la clamidia. Vea más sobre la EIP y sobre la clamidia.

Tratamiento durante el embarazo

Aunque tenga algunos efectos secundarios, el tratamiento para la vaginosis bacteriana en el embarazo debe realizarse con antibióticos, indicados y orientados por el obstetra que acompaña el embarazo.

Es muy importante realizar el tratamiento correctamente, porque la vaginosis bacteriana en el embarazo cuando no se trata, puede provocar parto prematuro o el bebé puede nacer con bajo peso.

2. Remedios caseros

Un excelente tratamiento natural para la vaginosis bacteriana es el té de uva ursi, debido a que posee acción antibacteriana y antiséptica. Para hacer el té basta con hervir 30 gramos de las hojas en 500 ml de agua durante 15 minutos. Colar y beber hasta 3 tazas de té por día. Este tratamiento no debe ser realizado por embarazadas, debido a que esta planta está contraindicada durante la gestación. 

Además de esto, puede utilizarse aceite de Melaleuca o también conocida como aceite de árbol de té o Tea Tree Oil, el cual posee propiedades antibacterianas. Este aceite debe ser mezclado con otro aceite para no irritar la piel y las mucosas, como el aceite de almendras, debiendo utilizarse humedeciendo un tampón higiénico con esta mezcla y aplicándolo en la vagina durante 1 hora, puede realizarse 3 a 4 veces al día. Es importante no mantener el tampón durante más de 1 hora porque puede causar irritación en la vagina.

Otro consejo es aumentar el consumo de yogur porque contienen probióticos, que son bacterias buenas que impiden la replicación de las bacterias malas. 

Cuidados durante el tratamiento

Durante el tratamiento para la vaginosis bacteriana, se recomienda adoptar algunos cuidados como:

  • Utilizar preservativo en todas las relaciones sexuales;
  • Evitar baños de espuma en la bañera;
  • Evitar el uso de jabones perfumados;
  • Lavar la región íntima con agua y jabón, o con jabón íntimo con pH neutro;
  • Evitar el uso de duchas vaginales;
  • Utilizar ropa interior de algodón para permitir que la piel transpire.

Estos cuidados también deben mantenerse después del tratamiento, para prevenir la reaparición de la vaginosis bacteriana.

Los signos y síntomas que indican que la vaginosis bacteriana está mejorando, por lo general incluye la desaparición del flujo amarillo o verde con mal olor, así como la disminución de la comezón vaginal. Por el contrario cuando estos síntomas se mantienen o aumenta el malestar, es probable que esté empeorando. 

Los signos de empeoramiento de la vaginosis bacteriana normalmente surgen cuando el tratamiento no se realiza o se realiza incorrectamente e incluyen el aumento del mal olor y del flujo vaginal verde o amarillo, el aumento de la comezón vaginal y del dolor al orinar. Conozca más sobre la enfermedad y los síntomas que genera.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje