Qué es el método BLW, cómo es la alimentación y sus beneficios

Revisión médica: Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil

El baby led weaning (BLW) que en español significa “bebé dirige o conduce el destete” es un tipo de alimentación complementaria regulada por el propio bebé, es decir, él decide que come y en qué cantidad, utilizando las manos para agarrar los alimentos cortados en palitos o pedazos, ayudando en su coordinación motora, en la conexión con la comida y en su interacción con la familia.

Este método puede ser utilizado desde el inicio de la alimentación complementaria que debe suceder a partir de los 6 meses de edad. Durante el método BLW, el lactante come solo, acompañando las mismas comidas que la familia.

Sin embargo, para comenzar con el método, el niño debe conseguir sentarse solo sin apoyo, sostener bien la cabeza y sostener los alimentos con las manos para llevarlos hasta la boca.

Es importante aclarar que la alimentación debe ser siempre supervisada por los padres o responsables, estando atentos a las señales de hambre y saciedad del bebé y asegurarse qué es lo que se le dá de comer para evitar posibles atragantamientos.

Beneficios del BLW para el bebé

Este tipo de alimentación tiene muchos beneficios, como por ejemplo: se ha comprobado que los bebés que se alimentan mediante el BLW se atragantan menos que los bebés que comen puré, ya que tienen un mayor control y conocimiento de su propio cuerpo. Otros beneficios de utilizar el método BLW son los siguientes:

1. Estimular la coordinación motora, ya que este método promueve agilidad y los movimientos del bebe, al utilizar las manos y llevarse los alimentos hasta la boca;

2. Mejorar la aceptación de los de los alimentos, porque el bebé interactúa directamente con las comidas, participando más y familiarizándose con diferentes sabores y texturas de los alimentos;

3. Estimular el habla, debido a que el bebé comienza a masticar los alimentos desde temprana edad y los músculos de la boca y de los maxilares se desarrollan mejor;

4. Ayudar a prevenir el sobrepeso y obesidad, ya que el lactante va teniendo más conocimiento de cuándo tiene hambre o cuándo ya está saciado.

Asimismo, favorece el mantenimiento de la lactancia materna, al tener preferencia por una dieta variada, sana y por la  adquisición de buenos hábitos alimentarios durante todo su desarrollo y la edad adulta, aunque esto también depende mucho de la dieta familiar.

Además de este método, existe un método BLISS, llamado como Baby Led Introduction to solids, que es similar al BLW pero con algunas recomendaciones adicionales, como asegurar que estén incluidos alimentos fuente de hierro en todas las comidas del lactante, preparar los alimentos de determinada forma para evitar atragantamientos y probar el alimento antes de dárselo al bebé, para saber si es posible que pueda masticarlo sin peligro.

Desventajas del BLW

Algunas desventajas del método BLW son:

1. Necesidad de más información y aseguramiento adecuado: es importante que los padres o responsables estén más atentos cuando se les da estos tipos de alimentos. a diferencia de cuando se les da purés. Si bien está indicado que el método BLW puede ser igual de seguro, inclusive más que el tipo de alimentación tradicional debido a que el niño aprende a tener mejor control, es necesario estar bien asesorado por un profesional de salud sobre los tipos de alimentos, sus formas, tamaños y consistencias para que el bebé no corra el riesgo de asfixia.

2. El consumo de menos alimentos: puede suceder al principio con este método que el lactante coma poco y solo quiera leche materna o artificial hasta que se acostumbre. Otras situación que puede ocurrir, es que a veces se quedan entretenidos con los alimentos, pudiendo jugar con ellos, tirarlos o chuparlos, sin comer demasiado.

Además de eso, también al ser un tipo de alimentación en la que los bebés tienen la libertad de agarrar los alimentos, aplastarlos o tirarlos, es decir, de experimentar con ellos de diferentes maneras, hace con que se ensucien mucho más y demoren más tiempo para comer, por lo que se requiere de mucha más paciencia.

Cómo comenzar el método

Para comenzar la incorporación de alimentos, el bebé debe tener 6 meses de edad, que es lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), puesto que a partir de aquí, la lactancia ya no tiene que ser exclusiva.  

Además, cada niño tiene su propio tiempo de desarrollo, por eso para poder comenzar este método de alimentación complementaria, el bebé debe lograr sentarse solo, sostener los alimentos con las manos y llevarlos a la boca, que eso sucede alrededor de los 6 meses de edad, pudiendo variar de un niño a otro.

Lo ideal es empezar con alimentos blandos que se puedan deshacer al masticar con o sin dientes. Será preferible cortar los alimentos en trozos grandes para su manipulación y al inicio será mejor tipo palito.

Además de esto, es fundamental dejar que el  lactante interactúe libremente con la comida, tocándola, jugando y ensuciándose si es necesario, así como dejar que coma a su propio ritmo sin ser presionado o interrumpido.

Qué alimentos darle al bebé

Las comidas se pueden realizar a la plancha, asadas o cocidas, debiendo usar condimentos naturales para sazonar los alimentos, como el perejil, ajo y el cebollín. Además, se deben incluir alimentos saludables, como frutas, verduras y hortalizas, excluyendo frituras, bizcochos y dulces. Algunos ejemplos de alimentos que el bebé puede comenzar a comer con el método BLW son:

  • Vegetales cocidos como brócoli, tomate, calabacín, chayote, papa, batata, coliflor, zucchini o calabacín, remolacha, maíz y coles;
  • Tubérculos cocidos como papa, batata y mandioca o yuca;
  • Cereales cocidos como quinoa, cuscús, arroz y fideos, preferentemente integrales; 
  • Proteínas como filete de pollo en tiritas, pescado sin espinas, tofu en tiras o huevo cocido cortado al medio;
  • Frutas como la banana (retirando la mitad de la cáscara), uvas peladas y cortadas longitudinalmente en 4 partes, papaya, mango y melón cortadas en palitos, y naranja en trocitos sin la piel de los gajos.

Los alimentos duros como la manzana, la zanahoria y el pepino, por ejemplo, deben cocinarse para facilitar la masticación y evitar atragantamientos, una recomendación para estos tipos de alimentos es hacer pudines o panqueques.

Es importante que el tamaño de los alimentos sea igual al tamaño del puño del bebé. No obstante cortar las verduras en palitos es la mejor forma de ayudarlo a que pueda sostener cada pedazo para colocarlo en la boca.

Es importante señalar que la capacidad de realizar movimientos masticatorios es independiente de la presencia de dientes, ya que las encías del niño son efectivas para masticar todos los alimentos menos los más duros.

Sin embargo, si los padres o responsables tienen la duda de si el bebé puede masticar algún tipo de alimento sin peligro, pueden hacer la prueba de colocarse un pedazo en su propia boca e intentar triturarlo utilizando solamente la lengua y el paladar.

Alimentos que el bebé no debe comer

No es recomendable que el lactante coma alimentos azucarados; productos industrializados, como salchichas, chorizos, embutidos, productos congelados o enlatados, y sopas o papillas instantáneas.

De la misma manera los alimentos muy salados o con muchas grasas deben evitarse, ya que crean hábitos alimentarios inadecuados causando enfermedades como obesidad o diabetes en la infancia o adolescencia.

Además de estos alimentos, la miel no debe ser consumida por los niños con menos de 1 año por peligro de intoxicación.

Es importante aclarar que no es necesario evitar por completo las texturas, como purés, guisos o sopas cuando se opta por este tipo de alimentación para el bebé, ya que los adultos también comemos esas texturas y si hay algunos días que en la mesa familiar se preparan este tipo de comidas no tiene sentido darle otro alimento al niño. Para eso, pueden utilizar la opción de pre-cucharas adaptadas para lactantes a partir de 6 meses y si es necesario ayudarlo en este tipo de comidas hasta que pueda manejar bien la pre-cuchara.

Cuánto alimento se le debe dar al bebé

La cantidad de alimento para dar al bebé varía de acuerdo con la edad, grado de aceptación y saciedad. Por eso, para tener una idea aproximada se pueden tomar como referencia algunas cantidades, por ejemplo un lactante de 6 meses puede comer entre 2 a 3 cucharadas de sopa en el almuerzo y en la cena y para un bebé de 7 meses debe darse entre 3 a 4 cucharadas de sopa en el almuerzo y en la cena. Vea más como se debe dar la alimentación a los bebés de 0 a 12 meses

En cuanto a la cantidad de frutas que se le debe ofrecer al bebé, debe ser entre ½ porción en el desayuno y merienda, si el niño quisiera, esa misma cantidad se puede ofrecer en el almuerzo y la cena. 

Sin embargo, es importante recordar que el bebé no siempre va a comer toda la comida, por eso es recomendable que los padres o responsables observen si el niño todavía está con hambre o no, y si es necesario ayudarlo a comer.

Cómo saber que el bebé comió lo suficiente

El bebé parará de comer cuando deje de sentir hambre o pierda la curiosidad por el alimento que tiene enfrente. La mejor forma de saber si está siendo alimentado de forma adecuada es evaluar si está creciendo y aumentando de peso lo suficiente en cada consulta en el pediatra. 

Otra forma de saber si el lactante comió suficiente, es estar atento a las señales de hambre, que es cuando el niño apunta o se entusiasma cuando ve los alimentos, y las señales de saciedad,  que es cuando el niño come más lento, empuja el plato o demora en tragar el alimento.  

Cómo garantizar que el bebé no se atragante

Para que el bebé no se atragante debe permanecer siempre sentado en la mesa, teniendo total control de lo que agarra y coloca en su boca. 

Además de eso, el niño nunca debe quedarse solo, acostarse, caminar, jugar o ver televisión, mientras está comiendo.

Para evitar que el bebé se atragante es importante evitar alimentos redondos como las uvas, cerezas, salchichas, vegetales crudos, manzana cruda, palomitas de maíz, frutos secos,como almendras, cacahuates y nueces. 

Sin embargo, es necesario que los padres o responsables del lactante conozcan qué hacer en caso de que el niño se atragante, como realizar maniobras para expulsar el alimento del cuerpo del bebé y de ser necesario llamar a urgencias. Ver más sobre las técnicas de primeros auxilios en caso de atragantamiento o asfixia.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em septiembre de 2022. Revisión médica por Dr.ª Sani Santos Ribeiro - Pediatra y neumóloga infantil, em diciembre de 2019.

Bibliografía

  • CLEVELAND CLINIC.. Baby-Led Weaning: What You Need to Know. 2021. Disponível em: <https://health.clevelandclinic.org/baby-led-weaning/>. Acceso en 21 ene 2022
  • Marina Escofet Peris, Manalbens Sants. Alimentación complementaria autorregulada por el bebé (BLW). Revista Matronas. vol. 9. 2 Ed; 2021
Abrir la bibliografía completa
  • ASSOCIAÇÃO PORTUGUESA DE NUTRIÇÃO. 5 questões sobre o método Baby-Led Weaning. . Acceso en 11 ago 2021
  • COPELAND, E, William et al. A Baby-Led Approach to Eating Solids and Risk of Choking. Journal of The American Academy of Pediatrics. Vol.148. 2.ed; 1-10, 2021
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE PEDIATRIA. A Alimentação Complementar e o Método BLW (Baby-Led Weaning). 2017. Disponível em: <https://www.sbp.com.br/fileadmin/user_upload/19491c-GP_-_AlimCompl_-_Metodo_BLW.pdf>. Acceso en 11 ago 2021
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE, DEPARTAMENTO DE ATENÇÃO BÁSICA, COORDENAÇÃO-GERAL DE ALIMENTAÇÃO E NUTRIÇÃO. Guia alimentar para crianças menores de 2 anos. 2018. Disponível em: <https://portalarquivos2.saude.gov.br/images/pdf/2018/julho/12/Guia-Alimentar-Crianca-Versao-Consulta-Publica.pdf>. Acceso en 11 ago 2021
Revisión médica:
Dr.ª Sani Santos Ribeiro
Pediatra y neumóloga infantil
Médica graduada en la Universidad Federal de Río Grande con CRM nº 28364 y ​​especialista en Pediatría por la Sociedad Brasileña de Pediatria.

Tuasaude en Youtube

  • Cómo ayudar a tu bebé a sentarse, gatear y caminar

    12:27 | 1035 visualizações