Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Alimentación del bebé de los 0 a los 12 meses

La alimentación del bebé se inicia con la lactancia materna o con la leche artificial hasta los 4 a 6 meses de edad, luego se comienzan a introducir papillas, purés y alimentos semisólidos. A partir de los 8 meses de edad, la mayoría pueden agarrar los alimentos con sus manos y llevarlos a la boca. A los 12 meses, generalmente ya consumen los mismos alimentos que el resto de la familia, pudiendo ser integrado a la mesa familiar. 

La leche materna sigue siendo el alimento principal durante la alimentación complementaria, o la fórmula infantil en caso de no ser amamantado, por lo que la introducción de los alimentos complementarios se debe realizar de forma progresiva con alimentos disponibles para la familia y aceptados culturalmente, que se adapten a las necesidades nutricionales del niños y sean adecuados para su digestión. 

Alimentación del bebé de los 0 a los 12 meses

Orden de la introducción de los alimentos

A continuación se muestra un esquema alimentario para bebés de los 0 a 12 meses de edad: 

Edad en mesesQué puede comerObservaciones
0-6Leche materna a libre demanda o artificialBebé que se alimenta de lactancia materna no necesita agua, pero el que toma biberón si necesita.
4-6

Verduras y tubérculos licuados o en puré. Frutas variadas pisadas o en jugo, compotas, manjares y gelatinas. Puede incluir un cucharadita de aceite de oliva crudo en la sopa o mantequilla en el puré.

También es posible exponerlos a alimentos alergénicos para disminuir el riesgo de sufrir alergias alimentarias como el huevo, los cacahuates y el pescado.***

Es importante verificar que no queden trozos grandes que puedan causar que el bebé se atragante y que rechace la comida.  
6-7Yogures natural sin azúcar y queso rallado. Dar galletas tipo maría para que el bebé pueda agarrarlas con sus propias manos. Se puede incluir cereales de arroz, maíz, avena, cebada, trigo y centeno.Para preparar los atoles se puede utilizar la leche materna o la fórmula infantil. 
7-8Comenzar a ofrecer carne de pollo o pavo desmenuzado. No dar carnes rojas. Los alimentos ya pueden ser de consistencia grumosa o semisólida.
9-12Carnes rojas (desmenuzada o en pequeños trozos) y frijoles (pisados o licuados).Realizar una alimentación equilibrada preparada con alimentos naturales y aliños naturales. 

Este es un esquema general de alimentación infantil, el pediatra o nutricionista podrá adaptarlo según las necesidades del niño.

*** La introducción de alimentos alergénicos como el huevo, los cacahuates y el pescado debe ser entre los 4 y 6 meses de edad según la sociedad Americana de Pediatría, debido a que algunos estudios sugieren que podría disminuir el riesgo de que el bebé desarrolle alergias alimentarias, esto también es aplicable para los bebés con antecedentes de alergia en la familia y/o eccema severo, sin embargo, en estos casos la introducción de estos alimentos se debe realizar bajo orientación del pediatra.

Es importante evitar algunos alimentos durante el primer año de vida que puedan causar riesgo de atragantamiento como palomitas de maíz, pasas, uvas completas, carne fibrosa entera, goma de mascar, dulces, gelatinas duras, salchichas, cacahuates enteros o frutos secos, por ejemplo. 

Cómo introducir los alimentos

El bebé suele mostrar señales entre los 4 a 6 meses que está listo para comenzar a comer, como observar y presentar interés por la comida, intentar agarrarla y llevarla a la boca. También es importante que para iniciar la alimentación el niño se mantenga sentado por si solo para evitar el riesgo de atragantamiento. 

Para introducir los alimentos se debe dar uno a la vez con intervalo de unos días, de manera que se pueda observar la tolerancia y la aceptación, verificando si surgió alguna alergia, vomitó o tuvo diarrea. 

Al inicio se recomiendan que sean licuados y colados o bien triturados, e ir progresando la consistencia a grumosos y semisólidos antes de los 9 meses, sin embargo, existe otro método que es el Baby-Led Weaning (BLW), donde se colocan alimentos variados cortados en pedazos y bien cocidos al alcance del bebé, de manera que él escoja por si propio qué y cuánto comer. El método a escoger dependerá de los padres ya que unos prefieren el método tradicional, otros el BLW y otros lo hacen mixto. 

Qué cantidad debe comer el bebé

La introducción de alimentos se debe iniciar con 2 cucharadas, al acostumbrarse al sabor le ofrecen 3 cucharadas (si acepta más se debe aumentar la cantidad y si no, dividir las cantidades entre otras comidas). De los 6 a 8 meses, se le debe ofrecer 2 a 3 comidas al día y 1 a 2 meriendas, a partir de los 8 meses debe realizar 2 a 3 comidas y 2 a 3 meriendas. La cantidad de los alimentos y la cantidad de veces dependerá de la densidad calórica de los alimentos, así como de las calorías diarias que requiera el niño.

Es importante que los padres lean las señales de hambre, saciedad, cansancio e incomodidad, ya que esto influye en la evolución de las habilidades de alimentación. Entre las señales que el niño produce incluyen:

  • Observar y presentar interés por la comida cuando tiene hambre;
  • Apretar los puños o agarrar la comida con las manos y llevarla a la boca;
  • Mostrar irritación si el ritmo de la comida es demasiado lento o si la persona que lo alimenta se detiene a cada rato;
  • Comenzar a jugar con la comida o con la cuchara a medida que se comienza a saciar;
  • Disminuir el ritmo de la alimentación, o alejarse de los alimentos cuando desea dejar de comer;
  • Dejar de comer o alejar los alimentos después de comer lo suficiente. 

El bebé no tiene un estómago muy grande y es verdad que los alimentos sólidos ocupan más espacio que la misma versión líquida. Por esto, los padres no deben desesperarse si el bebé parece que come poco, lo más importante es no desistir y no obligar al bebé a comer si muestra resistencia. Variar los sabores también es muy importante para que el bebé aprenda a comer de todo.

Cómo preparar las comidas

Alimentación del bebé de los 0 a los 12 meses

Las comidas deben prepararse sin sal, sin azúcares y sin aliños, siendo lo más natural y simple posible para que el bebé se adapte a los sabores de los alimentos. Además de esto, los alimentos deben ser preparados la plancha, al vapor o al horno, evitando las frituras y los guisos.

Qué hacer cuando el bebé no quiere comer

Es responsabilidad de los padres dónde y qué come el bebé y la manera en que le presentan los alimentos, pero es voluntad de éste la cantidad que ingiere. Una actitud flexible, estimulante por parte de los padres, asegura un progreso en la adquisición de conductas alimentarias adecuadas.

Existen algunas estrategias que puede adoptar para estimular al niño a comer:

  • La introducción de nuevos alimentos debe ser gradualmente;
  • Inspirar al niño haciendo que el inicio de la comida sea divertido y comiendo junto a él, ya que ellos copian el comportamiento de los padres;
  • Debe intentar ofrecerle alimentos nuevos preferiblemente cuando tiene hambre, debido a que son mejor aceptados;
  • Cuando rechaza un alimento debe ofrecerse unas 8 a 10 veces más antes de decir que ese alimento no le gusta a su hijo;
  • El tiempo para comer no debe ser menor de 20 minutos ni mayor de 30 minutos, suficiente para que el niño reconozca las señales de saciedad de su organismo;
  • Combine los alimentos preferidos con los menos aceptados.

Además de esto, si el niño no quiere comer no debe obligarlo o castigarlo, ya que refuerza la conducta negativa. Guarde la comida para más tarde, pero debe tener mucho cuidado de no ofrecerle dulces o bebidas achocolatadas, por ejemplo, porque luego no irá a comerse la comida y preferirá las meriendas más sabrosas. Vea algunos trastornos alimentarios en la infancia

Qué no debe comer el bebé

El bebé durante su primer año no debe consumir dulces, alimentos azucarados, frituras, refrescos, jugos pasteurizados o en polvo, productos procesados y salsas muy condimentadas. El consumo de estos alimentos puede ser perjudicial para su crecimiento y para la formación de sus hábitos alimentarios.

Además de esto, el bebé no puede consumir miel antes del año de edad porque puede causarle una enfermedad llamada botulismo. 

Bibliografía >

  • ÁLVAREZ María Luisa et al. Nutrición en pediatría . 2ª. Caracas, Venezuela: Cania, 2009. 265-293.
  • ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRIA. Recomendaciones de la AEP sobre la alimentación complementaria. 2018. Disponible en: <https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf>. Acceso en 11 Abr 2019
  • BROWN Judith. Nutrición en las diferentes etapas de la vida. 2º. México: Mc Graw Hill, 2006. 208-215.
  • GREER Frank et al. The Effects of Early Nutritional Interventions on the Development of Atopic Disease in Infants and Children: The Role of Maternal Dietary Restriction, Breastfeeding, Hydrolyzed Formulas, and Timing of Introduction of Allergenic Complementary Foods. American Academy of Pediatrics. 143. 4; 1-11, 2019
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje