Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué pueden ser las manchas moradas en la piel

Las manchas moradas son causadas por la extravasación de sangre en la piel, debido a una ruptura en los vasos sanguíneos, generalmente, provocado por fragilidad de los vasos capilares, golpes, alteración de las plaquetas o de la capacidad de coagulación de la sangre.

La mayoría de las veces, estas manchas, que se conocen como petequias o equimosis, aparecen y desaparecen espontáneamente, sin causar síntomas, o pueden presentar un leve dolor local. Además de golpes, algunas de las principales causas para el surgimiento de manchas moradas en la piel son:

1. Fragilidad capilar

Qué pueden ser las manchas moradas en la piel

La fragilidad capilar ocurre cuando pequeños vasos sanguíneos, responsables por la circulación de la piel, están frágiles y se rompen espontáneamente, causando extravasamiento de la sangre sobre la piel, y las principales causas son: 

  • Envejecimiento, que puede provocar debilidad en las estructuras que forman y sustentan los vasos, por esto, es muy común en los ancianos;
  • Alergias, en el que hay angioedema, es decir, los vasos capilares se hinchan debido a una reacción alérgica pudiendo ocasionar su ruptura, causando el sangrado;
  • Predisposición genética, que es muy común en las mujeres, principalmente en ciertos períodos del ciclo menstrual, y que puede estar asociado con las alteraciones hormonales en la mujer;
  • Depresión, puede causar las manchas moradas cuyo motivo es desconocido, pero se sabe que en situaciones de estrés, ansiedad y tristeza, puede haber ruptura de los vasos sanguíneos espontáneamente;
  • Deficiencia de Vitamina C, que causa debilidad en las paredes de los vasos sanguíneos, que pueden romperse espontáneamente.

Sin embargo, en algunos casos,  la causa de la fragilidad capilar no es detectada, pero lo que si es cierto, es que algunas personas pueden tener moretones con más facilidad que otras, sin que eso indique la presencia de alguna enfermedad o de algún problema de salud.

Cómo tratar: las petequias y equimosis causadas por la fragilidad capilar, generalmente, surgen y desaparecen espontáneamente, sin que sea necesario realizar algún tratamiento. Sin embargo, es posible hacer con que desaparezcan más rápido con el uso de pomadas para hematomas, como por ejemplo Hirudoid, Arnica o Trombofob, ayudando a disminuir la inflamación y facilitar la reabsorción de la sangre.

Tratamiento natural: una opción que puede ser utilizada como tratamiento casero es tomar jugo de naranja o ingerir un suplemento de vitamina C, ayudando a reponer el colágeno y cicatrizar los vasos sanguíneos más rápidamente. Además de esto, colocar compresas con agua tibia en la región afectada también ayuda a reabsorber la sangre de forma más rápida por el cuerpo. 

2. Enfermedades que alteran la coagulación de la sangre

Qué pueden ser las manchas moradas en la piel

Algunas enfermedades que pueden interferir en la coagulación de la sangre, ya sea porque alteran la función de las plaquetas o reducen su número, o porque alteran los factores de coagulación de la sangre, favoreciendo la formación de manchas moradas en la piel son:

  • Infecciones por virus como Dengue y Zika, o por bacterias, que afectan la supervivencia de las plaquetas, debido a alteraciones en la función inmune;
  • Deficiencia de vitaminas y minerales como hierro, ácido fólico y vitamina B12;
  • Enfermedades autoimunes como por ejemplo, lupus, vasculitis, púrpura trombocitopénica y trombótica, síndrome hemolítico urémico o hipotiroidismo; estas enfermedades afectan la supervivencia de las plaquetas debido a las alteraciones del sistema inmune;
  • Enfermedades del hígado, que interfieren en la coagulación de la sangre;
  • Enfermedades de la médula ósea, como por ejemplo anemia aplásica, mielodisplasia o cáncer;
  • Enfermedades genéticas, como hemofilia o trombocitopenia hereditária.

Las manchas causadas por enfermedades suelen ser más graves que por la fragilidad capilar, y su intensidad varía de acuerdo con la causa.

Cómo tratar: el tratamiento de las alteraciones de la coagulación depende de su causa, pudiendo ser necesario el uso de medicamentos para regular la inmunidad como los corticoides, tratar infecciones, filtrar la sangre, extraer el bazo, o, en último caso, realizar una transfusión de plaquetas; el tratamiento a seguir será determinado por el médico durante la consulta.

3. Uso de medicamentos

Qué pueden ser las manchas moradas en la piel

Algunos medicamentos pueden interferir en la capacidad de coagulación de la sangre o en la acción de las plaquetas, favoreciendo la formación de las petequias o equimosis en la piel, y algunos ejemplos son: Ácido Acetil Salicílico, Clopidogrel, Paracetamol, Hidralazina, Tiamina, quimioterapia o medicamentos anticoagulantes como Heparina, Marevan o Rivaroxaban.

Cómo tratar: se debe evaluar con el médico la posibilidad de quitar o cambiar el medicamento que causa el sangrado y, durante su uso, es importante evitar golpes, para disminuir el riesgo de hemorragias.

Causas de manchas moradas en los bebés

Generalmente, las manchas que ya nacen con el bebé de color grisácea o azuladas y que se observan de varios tamaños o en varias regiones del cuerpo, son llamadas Manchas Mongólicas Azules, las cuales no representan ningún problema de salud y no son el resultado de ningún traumatismo.

Estas manchas desaparecen espontáneamente con el pasar de los años, lo cual ocurre, generalmente, alrededor de los 2 años de edad, y no es necesario realizar ningún tratamiento específico, la única recomendación es hacer diariamente baños de sol durante 15 minutos, antes de las 10 de la mañana. 

Las manchas que surgen después del nacimiento pueden ser el resultado de algún golpe, de fragilidad capilar, o, más raramente, por alguna enfermedad de la coagulación, siendo importante consultar con el pediatra para investigar mejor la causa.

En caso de que estas manchas surjan en gran cantidad, empeoren durante el día o sean acompañadas por otros síntomas como fiebre, sangrado o somnolencia, se debe entrar en contacto con el pediatra o ir inmediatamente a la emergencia pediátrica, para evaluar la presencia de enfermedades que interfieran en la coagulación como por ejemplo, defectos hereditarios de la coagulación sanguínea, enfermedades que causan alteraciones de las plaquetas o infecciones. 

Más sobre este tema:
Carregando
...