Dengue hemorrágico: qué es, síntomas y tratamiento

Actualizado en marzo 2023
Evidencia científica

El dengue hemorrágico es una complicación grave del dengue clásico, que causa sangrado y otros síntomas graves que ponen en peligro la vida, como alteración en los latidos cardíacos, vómitos persistentes y sangrados, que pueden ocurrir en los ojos, encías, oídos y nariz.

Esta situación es más frecuente en personas que presentan dengue por 2ª vez, y se puede diferenciar de los otros tipos de dengue alrededor del 3º día, con la aparición de hemorragias, después de la manifestación de los síntomas del dengue clásico, como dolor en la parte posterior de los ojos, fiebre y dolor en el cuerpo. Vea cuáles son los otros síntomas de está enfermedad.

A pesar de grave, este tipo de dengue tiene cura, principalmente cuando es identificado en la fase inicial. El tratamiento del dengue hemorrágico incluye mantener hidratada a la persona, a través de la administración de suero intravenoso, siendo necesario permanecer internado en el hospital, donde es posible la monitorización por el equipo médico y de enfermería para evitar la aparición de complicaciones.

Imagem ilustrativa número 3

Síntomas del dengue hemorrágico

Los síntomas del dengue hemorrágico son:

  • Manchas rojas en la piel;

  • Sangrado de encías, boca, nariz, oídos o intestinos;

  • Vómitos persistentes;

  • Dolor abdominal intenso;

  • Piel fría y húmeda;

  • Boca seca y sensación constante de sed;

  • Orina con sangre;

  • Confusión mental;

  • Ojos rojos;

  • Alteración de los latidos cardíacos.

Inicialmente los síntomas del dengue hemorrágico son los mismos del dengue común, sin embargo, después de 3 días aproximadamente, pueden surgir signos y síntomas más graves.

Aunque el sangrado es característico del dengue hemorrágico, en algunos casos puede no ocurrir, lo que dificulta el diagnóstico y retrasa el inicio del tratamiento. Por esto, siempre que se presenten signos y síntomas indicativos de dengue es importante acudir al hospital para que se realice la investigación y se pueda iniciar el tratamiento adecuado.

Causas del dengue hemorrágico

El dengue hemorrágico es causado por la picadura del mosquito Aedes aegypti que transmite el virus del dengue. En la mayoría de los casos de dengue hemorrágico, la persona ha tenido dengue antes y cuando se reinfecta con el virus desarrolla síntomas más severos, dando como resultado este tipo de dengue. Sin embargo, algunas personas que nunca han tenido dengue pueden presentar la forma más grave de la enfermedad.

Además, el uso de algunos medicamentos que no fueron recomendados por el médico para el tratamiento del dengue, también pueden favorecer el desarrollo del dengue hemorrágico, debido a aumentan el riesgo de sufrir sangrados y causar complicaciones. 

Diagnóstico del dengue hemorrágico

El diagnóstico del dengue hemorrágico se puede realizar a través de la observación de los síntomas de la enfermedad, sin embargo, para confirmarlo el médico puede solicitar algunos exámenes de diagnóstico como el examen de sangre y la prueba de Rumpel-Leede, conocida también como del lazo o del torniquete, y si durante la prueba se observan más de 20 puntos rojos pequeños (petequias) en un cuadro de 2,5 x 2,5 cm, después de estar 5 minutos el brazo ligeramente apretado con una cinta para interrumpir el flujo sanguíneo, indica la fragilidad de los vasos sanguíneos y una alta probabilidad de sangrado. Vea qué es la prueba de torniquete.

Además, se pueden indicar otros exámenes con el objeto de verificar la gravedad de la enfermedad, como hemograma y coagulograma, por ejemplo. Vea cómo se realiza el diagnóstico del dengue.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del dengue hemorrágico debe ser orientado por un médico general y/o infectólogo y se debe realizar en el hospital, ya que es necesario hidratación intravenosos y monitorización de la persona, además de la deshidratación es posible que ocurran alteraciones hepáticas, cardiacas, respiratorias o en la sangre.

Es importante que el tratamiento para el dengue hemorrágico se inicie en las primeras 24 horas después de aparecer los síntomas, pudiendo ser necesaria oxigenoterapia y transfusiones sanguíneas.

Se recomienda evitar el uso de medicamentos a base de ácido acetilsalicílico, como AAS y los antiinflamatorios como el ibuprofeno, en caso de sospecha de dengue.

Dudas comunes sobre el dengue hemorrágico

Algunos dudas comunes sobre el dengue hemorrágico son: 

1. ¿El dengue hemorrágico es contagioso?

El dengue hemorrágico no es contagioso, pero como cualquier otro tipo de dengue, es necesario ser picado por el mosquito Aedes aegypti infectado con el virus para desarrollar la enfermedad. Por esto, para prevenir la picadura del mosquito y la aparición del dengue es importante:

  • Evitar los sitios de epidemia del dengue;

  • Usar repelentes diariamente;

  • Encender una vela aromática de citronela en cada sala de la casa para alejar al mosquito;

  • Colocar telas de protección en todas las ventanas y puertas para evitar la entrada del mosquito a la casa;

  • Consumir alimentos con vitamina K que ayudan en la coagulación sanguínea, como brócoli, repollo, nabos y lechuga que ayudan en la prevención del dengue hemorrágico.

  • Respetar todas las orientaciones clínicas en relación a la prevención del dengue, evitando los sitios de reproducción del mosquito, no dejando agua limpia o sucia, estancada en ningún lugar.

Estas medidas son importantes y deben ser seguidas por toda la población de manera de disminuir los casos de dengue en el país. Conozca en el vídeo siguiente algunos consejos para alejar al mosquito del dengue:

youtube image - Para prevenir el Dengue y que el mosquito no te pique

2. ¿El dengue hemorrágico mata?

El dengue hemorrágico es una enfermedad muy grave que debe ser tratada en el hospital, debido a que suele ser necesario la administración de medicamentos por vía intravenosa y la colocación de una máscara para suministrar oxígeno. Si no se inicia el tratamiento o no se realiza correctamente, el dengue hemorrágico puede provocar la muerte.

Dependiendo de la gravedad, el dengue hemorrágico se puede clasificar en 4 grados, en donde el grado más leve presenta síntomas más suaves y puede no haber sangrado (a pesar de que la prueba del lazo/ Rumpel-Leede/ torniquete sea positiva), y en los grados más graves es posible que ocurra un shock, aumentando el riesgo de muerte.

3. ¿La primera vez nunca es dengue hemorrágico?

Aunque el dengue hemorrágico es raro, puede aparecer en personas que nunca han tenido dengue, siendo los bebés el grupo más afectado. Aunque todavía no se sabe exactamente por qué puede suceder esto, se sabe que los anticuerpos de la persona pueden unirse al virus, pero no pueden neutralizarlo y, por lo tanto, continúa replicándose muy rápidamente y provocando cambios graves en el organismo.

No obstante, en la mayoría de los casos, la fiebre hemorrágica del dengue ocurre en personas que se han infectado con el virus al menos una vez.

4. ¿Puede ser causado por el uso de un medicamento no adecuado?

El uso inadecuado de medicamentos también puede favorecer el desarrollo del dengue hemorrágico, ya que algunos medicamentos a base de ácido acetilsalicílico (AAS), como la Aspirina, por ejemplo, incrementan el riesgo de padecer sangrados y hemorragias, complicando el dengue. 

5. ¿El dengue hemorrágico tiene cura?

El dengue hemorrágico es curable cuando se identifica y se trata rápidamente, pudiendo incluso curarse por completo, pero para eso es necesario acudir al hospital tan pronto como aparezcan los primeros síntomas del dengue, especialmente si hay mucho dolor abdominal o sangrado por la nariz, los oídos o la boca.

Uno de los primeros signos que pueden indicar que el dengue es del tipo hemorrágico, es la facilidad para que aparezcan marcas moradas en el cuerpo o la aparición de una marca oscura donde se administró una inyección o se extrajo sangre.