Zika: qué es, síntomas y tratamiento

El zika es una enfermedad causada por la picadura del mosquito Aedes Aegypti, también conocido como zancudo patas blancas, que genera síntomas que incluyen fiebre baja, dolor en los músculos y en las articulaciones, aparte de enrojecimiento en los ojos y manchas rojas en la piel. La enfermedad es transmitida por el mismo mosquito del dengue, y los síntomas normalmente surgen 10 días después de la picadura. Asimismo, existen casos de personas que contaminaron a otras a través del contacto sexual sin condón.

Una de las mayores complicaciones del zika ocurre cuando la embarazada se contagia con el virus, ya que puede causar problemas en el feto como microcefalia, una grave enfermedad neurológica. Por otra parte, el tratamiento es realizado mediante medicamentos indicados por el médico, como antialérgicos y analgésicos, por ejemplo, para aliviar los síntomas, y también se recomienda guardar reposo, cuidar la alimentación y consumir mucha cantidad de líquidos para acelerar la recuperación. 

Zika: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas del zika son similares a los del Dengue, pero el virus del Zika es más débil, por lo que los síntomas son más leves y desaparecen de 4 a 7 días aproximadamente; sin embargo, es importante acudir al médico para confirmar si realmente se tiene la enfermedad. Al inicio, los síntomas pueden ser confundidos con una simple gripe, provocando:

1. Fiebre baja

La fiebre baja puede variar entre 37,8 ° C y 38,5 °C, esto ocurre porque con la entrada del virus al organismo existe un aumento en la producción de anticuerpos causando elevación de la temperatura corporal, por lo que la fiebre no debe ser considerada como algo malo, pero demuestra que los anticuerpos están trabajando para combatir al agente invasor.

Cómo aliviar: Además de los medicamentos indicados por el médico puede ser útil evitar ropas muy calientes, tomar un baño ligeramente tibio para adecuar la temperatura de la piel o colocar paños levemente fríos en la nuca, en la frente y en las axilas para disminuir la temperatura corporal.

2. Manchas rojas en la piel

Estas ocurren por todo el cuerpo y se presentan ligeramente elevadas, estas manchas suelen comenzar en la cara y luego se esparcen por el resto del cuerpo y algunas veces pueden ser confundidas con otras enfermedades como el sarampión o el dengue. En el puesto médico, la realización de la prueba del torniquete también llamada prueba del lazo o de Rumpel-Leede puede diferenciar los síntomas del dengue, ya que el resultado será siempre negativo en caso de Zika. A diferencia del dengue, el zika no puede causar complicaciones hemorrágicas.

3. Comezón en el cuerpo

Además de las pequeñas manchas en la piel, el zika también provoca picazón en la piel en la mayoría de los casos, sin embargo la comezón tiende a disminuir al cabo de 5 días, pudiendo ser tratada con antihistamínicos recetados por el médico.

Cómo aliviar: Tomar baños fríos puede ayudar a aliviar la picazón. Aplicar una papilla de maicena o de avena fina en las áreas más afectadas también puede ayudar a controlar este síntoma y calmar la piel.

Zika: qué es, síntomas y tratamiento

4. Dolor en las articulaciones y los músculos

El dolor causado por el zika afecta a todos los músculos del cuerpo, y ocurre principalmente en las pequeñas articulaciones de las manos y de los pies. Además de esto, la región puede estar ligeramente hinchada y rojiza, como también ocurre en el caso de la artritis. El dolor puede ser más intenso cuando se mueven las articulaciones,en reposo duelen menos.

Cómo aliviar: medicamentos como el Paracetamol y la dipirona son útiles para aliviar este dolor, sin embargo, también es posible utilizar compresas frías para ayudar a disminuir la inflamación  de las articulaciones, aliviando así el dolor y la incomodidad. Además de esto, también es importante mantenerse de reposo para ayudar al organismo a recuperarse.

5. Dolor de cabeza

El dolor de cabeza causado por el zika afecta principalmente la parte posterior de los ojos, y la persona puede tener la sensación de que la cabeza le está palpitando, pero en algunas personas el dolor de cabeza no suele ser muy fuerte.

Cómo aliviar: colocar compresas de agua fría en la frente y tomar un té tibio de manzanilla puede ayudar a aliviar esta incomodidad.

6. Cansancio físico y mental

Debido a que el sistema inmune está luchando contra el virus hay un aumento del gasto energético, y como consecuencia la persona se siente más cansada, con dificultad para moverse y concentrarse. Esto ocurre como una forma de protección del organismo para que la persona descanse y el cuerpo pueda concentrarse en combatir el virus.

Cómo aliviar: se debe descansar lo máximo posible, beber bastante agua y suero de rehidratación oral, semejante a la cantidad orientada para el tratamiento del dengue, así como evaluar la posibilidad de no asistir a la escuela o al trabajo.

7. Enrojecimiento y sensibilidad en los ojos

Este enrojecimiento es provocado por el aumento de la circulación sanguínea periorbital. A pesar de ser similar a la conjuntivitis no hay ninguna secreción amarillenta, aunque puede haber un ligero aumento de la producción de lágrimas. Además de esto, los ojos se vuelven más sensibles a la luz del día y puede ser más cómodo utilizar lentes o gafas oscuros. 

Conozca otras causas de ojos rojos

Cómo se transmite el virus del Zika

El virus del Zika se transmite a los humanos a través dela picadura del mosquito Aedes Aegypti, que generalmente suelen picar al final de la tarde y por la noche. Vea en el vídeo a continuación cómo debe protegerse del mosquito Aedes Aegypti:

El virus también puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo provocando una grave secuela llamada microcefalia, y también a través de las relaciones sexuales sin preservativo con personas que padezcan la enfermedad, causa que todavía está siendo estudiada por los científicos.

Además de esto, también existe la sospecha de que el zika puede transmitirse a través de la leche materna, haciendo que el bebé desarrolle los síntomas de esta enfermedad, y también a través de la saliva, pero estas hipótesis no han sido confirmadas aún y aparentemente son muy raras.

Cómo se realiza el tratamiento

No existe un tratamiento o medicamento específico para el virus del Zika y, por esto, el médico suele indicar medicamentos para aliviar los síntomas y facilitar la recuperación, algunos de ellos son:

  • Analgésicos como el Paracetamol o Dipirona, cada 6 horas para combatir el dolor y la fiebre;
  • Antialérgicos como la Loratadina, Cetirizina o Hidroxizina para aliviar el enrojecimiento de la piel, los ojos y la comezón en el cuerpo;
  • Colirio lubricante, que debe ser aplicado en los ojos entre 3 a 6 veces al día;
  • Suero de rehidratación oral y otros líquidos, para evitar la deshidratación, conforme la orientación médica.

Aparte de los medicamentos, es importante mantener reposo durante 7 días, realizando una alimentación rica en vitaminas y minerales, debiendo aumentar la ingesta agua y líquidos para recuperarse más rápido.

Además de esto, los medicamentos que contienen ácido acetilsalicílico como la aspirina, no deben ser utilizados, así como ocurre en caso de dengue, ya que pueden aumentar el riesgo de hemorragias.

Vea una lista de medicamentos que son contraindicados en estas dos enfermedades.

Complicaciones del zika

A pesar de que normalmente el zika es más suave que el dengue, en algunas personas pueden surgir complicaciones como el síndrome de Guillain-Barré, en el que el propio sistema inmune comienza a atacar las células nerviosas del cuerpo. Conozca más sobre qué es este síndrome y cómo se realiza el tratamiento.

Además de esto, en el caso de las mujeres embarazadas con zika, estas también tienen mayor riesgo de tener un bebé con microcefalia, que es una alteración neurológica grave.

Por esto, si además de los síntomas típicos del zika, si la persona presenta algún cambio en las enfermedades que ya tenía, como la diabetes o la hipertensión, o si los síntomas se agravan, debe acudir al médico lo más pronto posible para realizar exámenes e iniciar un tratamiento intensivo.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • PINTO JUNIOR, Vitor Laerte et al.. Vírus Zika: Revisão para Clínicos. Revista Científica da Ordem dos Médicos. Vol.28, n.6. 760-765, 2015
  • CDC. Zika virus: symptoms. Disponível em: <https://www.cdc.gov/zika/symptoms/symptoms.html>. Acceso en 09 Dic 2019
  • CDC. Zika virus: Zika transmission. Disponível em: <https://www.cdc.gov/zika/prevention/transmission-methods.html>. Acceso en 09 Dic 2019
Más sobre este tema: