Mancha mongólica: qué es, cómo identificarla y cuidados

Revisión médica: Drª. Beatriz Beltrame
Pediatra
septiembre 2021

La mancha mongólica, conocida también como melanocitosis dérmica congénita, es una mancha oscura en la piel que suele surgir en los recién nacidos en diversas partes del cuerpo, como por ejemplo la espalda, nalgas u hombros debido al aumento de los melanocitos en esta región.

Estas manchas suelen desaparecer alrededor de los 2 años de edad sin necesidad de tratamiento y pueden ser azuladas, grisáceas o ligeramente verdosas, de forma oval y miden alrededor de 10 cm de largo. Las manchas mongólicas no representan problema para la salud, sin embargo, es importante mantener al bebé protegido del sol con el uso de filtro solar para evitar problemas de la piel y oscurecimiento de las manchas. 

Cómo saber si son manchas mongólicas

El médico y los padres pueden identificar las manchas mongólicas después del nacimiento del bebé, siendo común que su localización sea en la espalda, el abdomen, el pecho, los hombros y en la región de los glúteos. Normalmente, no es necesario realizar ningún examen específico para concluir su diagnóstico. 

Si la mancha está localizada en otras áreas del cuerpo del bebé, no es tan extensa o surge de un día para otro, puede sospecharse de un hematoma, el cual ocurre debido a un golpe, traumatismo o inyección. 

Cuándo desaparecen estas manchas

A pesar de que en la mayor parte de los casos las manchas mongólicas desaparecen antes de los 2 años de edad, estas pueden persistir hasta la vida adulta; en este caso, recibe el nombre de mancha mongólica persistente y pueden aparecer en otras áreas del cuerpo, como rostro, brazos, manos y pies. 

Las manchas mongólicas desaparecen poco a poco, tornándose cada vez más claras conforme al crecimiento del bebé. Algunas áreas pueden aclararse de forma más rápida que otras y, una vez que ya están más claras, no volverán a oscurecerse nuevamente. 

Los padres y el pediatra pueden tomar fotografías en sitios bastante iluminados para evaluar el color de la mancha en la piel del bebé, a medida que pasan los meses. La mayoría de los padres notan que la mancha desapareció completamente entre los 16 y 24 meses del bebé.

¿La mancha mongólica puede transformarse en cáncer?

Las manchas mongólicas no representan ningún problema de piel ni pueden transformarse en cáncer. No obstante, fue relatado un único caso de un paciente que poseía manchas mongólicas persistentes y fue diagnosticado con melanoma maligno, pero la relación entre el cáncer y las manchas mongólicas no fue confirmada. 

Cómo cuidar la piel del bebé

Como la coloración de la piel es más oscura, naturalmente existe una mayor protección solar en las áreas donde se encuentran las manchas mongólicas. Sin embargo, siempre es importante proteger la piel del bebé con protector solar cuando esté expuesto al sol. 

A pesar de esto, todos los bebés necesitan tomar sol, exponiéndolo durante 15 a 20 minutos en el inicio de la mañana hasta las 10 am sin ningún tipo de protector solar, de esta forma, su cuerpo podrá sintetizar vitamina D, que es importante para el crecimiento y fortalecimiento de los huesos. 

Durante este breve tiempo de exposición solar, el bebé no debe estar solo ni con mucha ropa porque puede sentir mucho calor. Lo ideal es que el rostro, los brazos y las piernas del bebé estén expuestas al sol. Si cree que el bebé tiene calor o frío, verifique siempre su temperatura colocando la mano en el cuello y en la espalda del bebé.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em septiembre de 2021. Revisión médica por Drª. Beatriz Beltrame - Pediatra, em marzo de 2020.
Revisión médica:
Drª. Beatriz Beltrame
Pediatra
Formada por la Facultad Evangélica de Medicina de Paraná en 1993 con registro profissional no CRM PR - 14218.