Hiperuricemia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La hiperuricemia es el exceso de ácido úrico en la sangre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar gota y resulta en síntomas como dolor o hinchazón en las articulaciones. Asimismo, como el ácido úrico es eliminado por los riñones, la hiperuricemia puede causar la formación de piedras en los riñones.

Esta condición puede ser causada por la disminución de la eliminación del ácido úrico por los riñones, el consumo excesivo de proteínas en la alimentación o el aumento de la producción de ácido úrico en el cuerpo, el cual puede acumularse en las articulaciones, tendones o riñones.

El tratamiento de la hiperuricemia es llevado a cabo por el reumatólogo, nefrólogo o médico general, que pueden indicar la reducción de la ingesta de proteínas o el uso de medicamentos para bajar los niveles de ácido úrico.

Mujer agarrándose la mano derecha

Síntomas de hiperuricemia

Los principales síntomas de hiperuricemia son:

  • Dolor en las articulaciones, especialmente en el dedo gordo del pie, manos, tobillos y rodillas;
  • Hinchazón y sensación de calor en las articulaciones;
  • Enrojecimiento en las articulaciones.

A lo largo del tiempo, la acumulación excesiva de ácido úrico puede incluso generar deformaciones de las articulaciones. Conozca todos los síntomas de ácido úrico alto.

Además, algunas personas que tienen hiperuricemia también pueden presentar piedras en los riñones, las cuales causan dolor intenso en la espalda baja y dificultad para orinar, por ejemplo.

Lea también: 10 síntomas de piedras en los riñones (¡incluye test online!) tuasaude.com/es/sintomas-de-calculos-renales

¿Qué problemas puede provocar la hiperuricemia?

La hiperuricemia puede provocar gota o piedras en los riñones debido a la acumulación de ácido úrico en las articulaciones, tendones o riñones.

Asimismo, el exceso de ácido úrico en la sangre puede ocasionar el desarrollo de diabetes, presión alta o enfermedades cardíacas, por ejemplo.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la hiperuricemia es realizado por el reumatólogo, nefrólogo o médico general a través de la evaluación de los síntomas, antecedentes de salud, examen físico y análisis de laboratorio.

De esta manera, los principales exámenes para confirmar el diagnóstico de la hiperuricemia incluyen análisis de sangre y de orina, los cuales permiten determinar los niveles de ácido úrico en la sangre o verificar si existe exceso de ácido úrico eliminado por los riñones en la orina. Vea cuáles son los principales exámenes que detectan el ácido úrico alto.

Posibles causas

Las principales causas de hiperuricemia incluyen:

  • Factores genéticos hereditarios;
  • Dieta rica en purinas, como carnes rojas, frijoles o mariscos;
  • Consumo excesivo de fructosa, como en los casos de jarabe de maíz o refrescos;
  • Dieta rica en grasa saturada;
  • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas;
  • Enfermedad renal aguda o crónica.

Asimismo, el uso de ciertos medicamentos, como diuréticos, salicilatos, ciclosporina o pirazinamida, por ejemplo, puede reducir la eliminación del ácido úrico, aumentando el riesgo de hiperuricemia.

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento de la hiperuricemia debe ser llevado a cabo bajo orientación del reumatólogo, nefrólogo o médico general, y varía dependiendo de la gravedad de la hiperuricemia y de los síntomas.

Los principales tratamientos para la hiperuricemia incluyen:

1. Dieta para ácido úrico alto

La dieta para el ácido úrico alto debe ser indicada por el nutricionista, el cual normalmente recomienda evitar el consumo de alimentos con alto contenido de proteínas, como carnes rojas, hígado, mariscos, ciertos pescados, frijoles, avena e incluso bebidas alcohólicas, principalmente la cerveza. Descubra cómo debe ser la dieta para el ácido úrico alto.

Vea el siguiente video sobre más consejos para controlar los niveles de ácido úrico en el organismo:

2. Medicamentos

En situaciones más graves, donde hay un compromiso de las articulaciones y desarrollo de crisis de gota, el médico puede indicar el uso de medicamentos como alopurinol o probenecid, para reducir el ácido úrico en la sangre o en la orina. Conozca los principales medicamentos para el ácido úrico alto.

Además, el médico puede recomendar el uso de antiinflamatorios como el ibuprofeno, el naproxeno, el etoricoxib o el celecoxib, que ayudan a reducir el dolor y la hinchazón causados por la acumulación de ácido úrico en las articulaciones. 

En caso de que haya piedras en los riñones, el tratamiento inicial generalmente es llevado a cabo en el hospital, pues los cólicos renales pueden causar dolor intenso, siendo necesaria la aplicación de analgésicos en la vena. Asimismo, el médico puede indicar medicamentos que facilitan la eliminación de las piedras en los riñones. Vea cómo es realizado el tratamiento de las piedras en los riñones.

Lea también: 7 remedios caseros para bajar el ácido úrico (comprobados) tuasaude.com/es/remedios-caseros-para-el-acido-urico

Vídeos relacionados