Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Tratamiento para cálculos renales

Para el tratamiento de cálculos renales se debe consultar a un nefrólogo y seguir sus orientaciones sobre los medicamentos que deben tomarse y las indicaciones a seguir. Sin embargo, cuando los síntomas de cálculos renales se manifiestan, no se aconseja beber mucha agua, ya que esto puede hacer que la piedra se mueva provocando más dolor. La recomendación de beber muchos líquidos debe llevarse a cabo cuando no hay crisis, para evitar el surgimiento y crecimiento de la piedra, facilitando su eliminación.

Las crisis de cálculos renales, las cuales son muy dolorosas e incluyen dolores en la parte baja de la espalda e incluso la presencia de sangre en la orina, pueden tratarse con cirugía para retirar la piedra o utilizar técnicas invasivas como láser o choques, que sirven para disminuir el tamaño de las piedras y facilitar su eliminación por la orina. Conozca las principales causas de piedras en los riñones.

Tratamiento para cálculos renales

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para los cálculos renales lo determina el nefrólogo de acuerdo a las características de la piedra y del grado de dolor descrito por la persona, pudiendo recomendarse tomar medicamentos para el dolor y que faciliten la salida de la piedra o, en caso de que no sea suficiente, cirugía apara remover la piedra. 

Los principales tratamiento para la piedra en los riñones son:

1. Medicamentos

Los medicamentos son prescritos por el médico cuando la persona se encuentra en crisis, es decir, con dolores intensos y constantes. Los medicamentos pueden ser administrados vía oral o directamente en la vena, siendo el alivio más rápido. Conozca qué hacer ante una crisis de cólico renal.

De esta forma, el nefrólogo puede indicar antiinflamatorios como Diclofenaco o Ibuprofeno, analgésicos, como Paracetamol o antiespasmódicos, como Buscapina compuesta. Además, el médico podrá indicar que la persona use medicamentos que promuevan la eliminación de las piedras, como Alopurinol, por ejemplo. 

2. Cirugía

La cirugía está indicada si la piedra es muy grande, mayor de de 6 mm, o si bloquea el paso de la orina. En este caso el médico podrá decidir entre las siguientes técnicas:

  • Litotripsia extracorpórea: produce la fragmentación de los cálculos a través de ondas de choque, hasta que se hagan polvo y sean eliminadas por la orina;
  • Nefrolitotomía percutánea: utiliza un pequeño aparato láser para reducir el tamaño del cálculo renal;
  • Ureterocopia: utiliza un aparato láser para romper las piedras en los riñones cuando se encuentran localizadas en el uréter o en la pelvis renal.

El tiempo de internamiento en el hospital varia de acuerdo a las condiciones de cada personas, en caso de no presentar complicaciones después de 3 días, podrá regresar a casa. Conozca más sobre la cirugía para cálculos renales.

Tratamiento para cálculos renales

3. Tratamiento con láser

El tratamiento láser para las piedra en los riñones, llamado ureteroscopia flexible, la cual tiene como objetivo fragmentar y retirar las piedras en los riñones y se realiza a partir del orificio de la uretra. Este procedimiento se indica cuando la piedra no es eliminada con el uso de medicamentos que faciliten su salida. 

La ureterolitotripsia se realiza bajo anestesia, dura alrededor de 1 hora y, por el hecho de que no es necesario realizar cortes o incisiones, la recuperación es rápida, por lo que el paciente puede ser dado de alta normalmente en 24 horas después del procedimiento. Al término del procedimiento quirúrgico, se coloca un catéter doble J, en la que una pequeña extremidad se queda en la vejiga y la otra dentro del riñón y tiene como objetivo facilitar la salida de piedras que aún se encuentran presentes y evitar la obstrucción del uréter así como facilitar el proceso de cicatrización del uréter, en caso de que la piedra haya lesionado ese canal.

Es normal que después de la ureterolitotripsia y la colocación del catéter doble J, la persona permanezca con una sonda externa en las primeras horas posteriores al procedimiento para drenar la orina.

4. Tratamiento natural

El tratamiento natural para los cálculos renales puede realizarse entre las crisis cuando no hay dolor. Se deben beber de 3 a 4 litros de agua al día para ayudar a eliminar las piedras más pequeñas. Además, en caso de tener antecedentes familiares de cálculos renales, es importante llevar una alimentación con pocas proteínas, ya que esto evita el surgimiento de nuevas piedras o que las de pequeño tamaño aumenten, produciendo más síntomas. 

Además, una buena opción casera para los cálculos renales de pequeño tamaño es el té chancapiedra, ya que además de tener una acción diurética facilita la eliminación de la orina, relaja los uréteres facilitando la salida de las piedras. Para hacer el té basta con colocar 20 g de hojas secas de chancapiedra para cada taza de té con agua hirviendo. Dejar reposar, y posteriormente beber cuando se entibie, varias veces durante el día. 

Para confirmar si las piedras en los riñones se están eliminando y no hay datos de nuevas piedras es importante la realización de exámenes indicados por el nefrólogo, como tomografía computarizada, radiografías, análisis de sangre y examen de orina, en los que se puede observar en el microscopio pequeños cristales en la orina en caso de que haya piedras en los riñones. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje