Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cortisol alto: qué puede causarlo, síntomas y qué hacer

El cortisol alto es causado por el consumo de corticoides por un período mayor a 15 días, o por el aumento de la producción de esta hormona en las glándulas suprarrenales, debido al estrés crónico o algún tumor. 

Cuando se sospecha de este problema, debido a los efectos negativos del cortisol en exceso como aumento de peso, presión alta, diabetes y osteoporosis, el médico general podrá pedir el examen del cortisol, midiendo su cantidad en la sangre, orina o saliva.

El control de esta hormona se realiza a través de la realización de actividad física y el consumo de alimentos que ayuden a controlar el estrés y el azúcar en la sangre. Sin embargo, cuando los niveles altos de cortisol son graves, podría ser necesario realizar tratamiento medicamentoso o inclusive una cirugía, orientados por el endocrinólogo.

Cortisol alto: qué puede causarlo, síntomas y qué hacer

Principales causas

La causa más común del exceso de cortisol en la sangre es el uso prolongado de corticosteroides, como la prednisona o dexametasona, por más de 15 días, sin embargo otras causas son: 

  • Estrés crónico y sueño irregular: pueden desequilibrar la producción de cortisol y causar un aumento en el organismo;
  • Disfunción de las glándulas adrenales: causada por la presencia de algún tumor o por un desequilibrio de sus células, que pueden producir cortisol en exceso; 
  • Tumor cerebral: puede estimular la secreción de cortisol por las glándulas suprarrenales.  

El estrés suele causar una alteración leve en los valores de cortisol, mientras que cuando el aumento es mayor, la causa suele ser alteraciones directas en las glándulas suprarrenales y en el cerebro.

Posibles síntomas y efectos en el organismo

Al ser producido en las glándulas suprarrenales, el cortisol es liberado en la circulación para regular diversas funciones en el organismo. Sin embargo, cuando se encuentra en exceso por un período prolongado puede causar consecuencias negativas para la salud como:

  • Aumento de peso, de la circunferencia abdominal e inflamación, por la retención de líquidos y redistribución de la grasa corporal;
  • Diabetes y elevación de los niveles de azúcar en la sangre, por estimular la acción del hígado para producir glucosa; 
  • Osteoporosis, por disminuir la absorción de calcio por el cuerpo y la reducción de colágeno; 
  • Aumento del estrés, irritabilidad y depresión, por causar la liberación de adrenalina y por acción directa en el cerebro;
  • Colesterol alto, por aumentar la producción de grasa por el hígado y la liberación en la circulación; 
  • Reducción de músculos y debilidad, porque disminuye la producción de proteínas y degrada las proteínas en los tejidos;
  • Presión alta, por causar la retención de sodio y líquidos, y por aumentar la liberación de adrenalina en la circulación;
  • Reducción de las defensas del organismo, por la inhibición de la inflamación y de la inmunidad;
  • Aumento de los niveles de hormonas masculinas en el cuerpo, y que en la mujer puede causar la aparición de vellos, engrosar la voz y ocasionar caída de cabello;
  • Alteraciones del ciclo menstrual y dificultad para quedar embarazada, por desequilibrar las hormonas femeninas;
  • Fragilidad en la piel, aumentando heridas, manchas en la piel y estrías, por disminuir el colágeno y reducir el efecto de cicatrización del organismo.

El nombre de estas alteraciones causadas por el aumento crónico de cortisol es el Síndrome de Cushing. Cuando se sospecha de este síndrome o del aumento de cortisol, el médico general o endocrinólogo puede solicitar exámenes de sangre, de orina o saliva, que demuestran el aumento de esta hormona en el organismo. 

Si estos exámenes demuestran resultados elevados, el médico investigará la causa del exceso de cortisol a través de la evaluación clínica y solicitando otros exámenes, como una tomografía o resonancia magnética del abdomen y del cerebro, tomografía por emisión de positrones o una cintilografía. Conozca más sobre: Cómo se realiza el examen del cortisol

Cómo bajar los niveles de cortisol

Cortisol alto: qué puede causarlo, síntomas y qué hacer

Como el cortisol está muy relacionado a las emociones, una excelente forma de regular esta hormona es reduciendo el estrés y la ansiedad, pudiendo indicarse la realización de varias sesiones de psicoterapia, así como la practica de actividades extracurriculares y de ocio.  

Además de esto, la realización de actividad física y consumir alimentos ricos en proteínas y potasio, como huevos, leche y derivados, pescados, avenas, frutos secos, semillas de chía y de linaza, por ejemplo, también pueden ayudar a controlar los niveles de cortisol.

Debido a que el exceso de cortisol es causado por el uso de corticoides, el endocrinólogo deberá indicar la disminución progresiva de este medicamento.

Cuando la causa del aumento de cortisol es más grave, como un tumor o en el caso de síndrome de cushing, el tratamiento se realiza con el uso de medicamentos para controlar la cantidad de la hormona como la metirapona o la aminoglutetimida. Además de esto, el médico podrá proponer la extirpación del tumor.

Por qué el embarazo aumento el cortisol

Los niveles altos de cortisol son comunes en el embarazo, especialmente en las últimas semanas de gestación, ya que la placenta produce una hormona llamada CRH que estimula la síntesis de cortisol, aumentando sus niveles en el organismo.

Sin embargo, y al contrario de lo que ocurre fuera del embarazo, estos altos niveles de cortisol al final del embarazo no parecen afectar la salud de la madre o del bebé, y aparentemente favorecen el desarrollo del cerebro y los pulmones del feto. Por esta razón, los bebés que nacen prematuros tienen más riesgo de presentar problemas respiratorios. Por este motivo, cuando la mujer embarazada tiene alto riesgo de tener un parto prematuro, es común que el obstetra recomiende la administración de cortisol sintético para ayudar al desarrollo de los órganos del bebé.

Las complicaciones del cortisol alto, como el síndrome de Cushing, son muy raras durante el embarazo e incluso durante el período posparto, ya que los niveles de cortisol tienden a disminuir a valores normales después del nacimiento del bebé.

Bibliografía >

  • Neves C et al. Alterações Endócrinas e Imuno-modulação na Gravidez. ARQUIVOS DE MEDICINA . Vol.21, Nº 5/6. pp. 175-182, 2007
  • VILAR, Lucio et al. Cushing's syndrome in pregnancy: an overview. Arq Bras Endocrinol Metab. São Paulo , v. 51, n. 8, p. 1293-1302, Nov. 2007 . Disponível em: . Acesso em: 01/04/2020.
  • MSD MANUALS - VERSÃO PARA PROFISSIONAIS DE SAÚDE. Síndrome de Cushing. Disponible en: <https://www.msdmanuals.com/pt-pt/profissional/dist%C3%BArbios-end%C3%B3crinos-e-metab%C3%B3licos/dist%C3%BArbios-adrenais/s%C3%ADndrome-de-cushing?query=cortisol>. Acceso en 01 Abr 2020
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje