Qué puede causar dolor en la frente y cómo tratar

Revisión médica: Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
agosto 2022

Algunos factores como la sinusitis, gripe y resfriado pueden causar dolor de cabeza en la frente, ya que debido a la inflamación de las vías nasales, se produce un aumento de la presión alrededor de los ojos y la nariz, provocando dolor. Además de eso, el dolor de cabeza en la frente puede también tener un origen tensional, pudiendo ser desencadenado por estrés excesivo, cansancio, mala postura o ansiedad, por ejemplo.

Sin embargo, el dolor en la frente puede también ser una señal de vista cansada o de presión alta, que son situaciones que deben ser tratadas de acuerdo con la orientación del médico.

En el caso de que el dolor de la frente sea frecuente, es importante consultar a un médico clínico general o un neurólogo para que pueda evaluar e identificar la causa del dolor, y así poder iniciar el tratamiento más adecuado.

Las principales causas de dolor en la frente son:

1. Gripe o resfriado

La gripe o resfriado puede provocar dolor en la frente, debido a las inflamaciones de las vías aéreas. El dolor de cabeza en la frente en caso de gripe o resfriado, es normalmente acompañado de otros síntomas, como sensación de malestar general, coriza, tos y debilidad, por ejemplo.

Cómo tratar: en estos casos es importante hacer reposo y pudiendo ser necesario el uso de analgésicos, como paracetamol, para ayudar a aliviar el dolor y el malestar rápidamente.

2. Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales que provoca síntomas como dolor de cabeza y sensación de peso en el rostro, principalmente en la región de la frente y de las mejillas, que es donde se encuentran los senos paranasales. Asimismo, la sinusitis puede originar otros síntomas como dolor de garganta y en la nariz, dificultad para respirar, mal aliento, pérdida del olfato y coriza.

Cómo tratar: el tratamiento consiste en la aplicación de sprays nasales con corticoides, que ayudan a aliviar la sensación de nariz tapada, analgésicos y descongestionantes, que alivian el dolor y la sensación de presión en el rostro y, en algunos casos, ante la presencia de infección bacteriana, el médico puede recetar antibióticos. Conozca con más detalles el tratamiento para la sinusitis.

3. Migraña

La migraña provoca síntomas como dolor de cabeza intenso, constante y pulsátil que puede ocurrir apenas del lado derecho o izquierdo de la cabeza, irradiándose hacia la frente y la nuca. La migraña puede tener una duración de 3 horas, pero en los casos más graves puede permanecer durante unas 72 horas.

Además de esto, puede ocasionar otros síntomas como vómitos, mareos, náuseas, visión borrosa, sensibilidad a la luz y a los ruidos, sensibilidad a los olores y dificultad para concentrarse.

Cómo tratar: Generalmente, el tratamiento para la migraña consiste en la ingesta de medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, o medicamentos más específicos para esta condición como el Sumatriptán, el Zolmitriptán y la Ergotamina. En los casos donde se producen náuseas y vómitos, el médico podría prescribir metoclopramida. Conozca con más detalles el tratamiento para la migraña.

4. Cefalea tensional

La cefalea tensional, también llamada dolor de cabeza tensional, por lo general es causada por la rigidez de los músculos del cuello, de la espalda y del cuero cabelludo. Su origen se asocia a diversos factores como la mala postura, estrés, ansiedad o cansancio.

Por lo general, los síntomas asociados a la cefalea tensional son dolor de cabeza molesto y continuo, sensación de presión que afecta la frente, los laterales y la parte trasera de la cabeza, dolor o sensibilidad en los músculos de los hombros, el cuello y el cuero cabelludo.

Cómo tratar: para aliviar este tipo de dolor, la persona debe intentar relajarse por medio de un masaje en el cuero cabelludo o tomando un baño caliente y relajante. En algunos casos, la psicoterapia, la terapia comportamental y técnicas de relajación puede ayudar a prevenir el dolor de cabeza tensional. Sin embargo, en caso de que el dolor no ceda, puede ser necesario el uso de analgésicos o antiinflamatorios, como el paracetamol, ibuprofeno o aspirina, por ejemplo.

Sin embargo, si el dolor de cabeza tensional no mejora, puede ser necesario tomar analgésicos o antiiflamatorios, como paracetamol, ibuprofeno o aspirina, por ejemplo. Vea otras maneras de aliviar el dolor de cabeza tensional.

5. Fatiga visual

Forzar mucho la vista a lo largo del día ya sea en la computadora, utilizando el celular o leyendo durante muchas horas seguidas, por ejemplo puede causar dolor en los ojos y dolor de cabeza, principalmente en la frente, así como una cierta tensión muscular en el cuello.

Además de la fatiga visual, conocida también como fatiga ocular, otras condiciones como glaucoma o una celulitis ocular también pueden causar dolor en la parte delantera de la cabeza.

Cómo tratar: para evitar que la fatiga visual se debe reducir el uso de la computadora, la televisión y el celular. Asimismo, se debe preferir el uso de una luz amarilla, qu

Algunos factores como la sinusitis, gripe y resfriado pueden causar dolor de cabeza en la frente, ya que debido a la inflamación de las vías nasales, se produce un aumento de la presión alrededor de los ojos y la nariz, provocando dolor. Además de eso, el dolor de cabeza en la frente puede también tener un origen tensional, pudiendo ser desencadenado por estrés excesivo, cansancio, mala postura o ansiedad, por ejemplo.

Sin embargo, el dolor en la frente puede también ser una señal de vista cansada o de presión alta, que son situaciones que deben ser tratadas de acuerdo con la orientación del médico.

En el caso de que el dolor de la frente sea frecuente, es importante consultar a un médico clínico general o un neurólogo para que pueda evaluar e identificar la causa del dolor, y así poder iniciar el tratamiento más adecuado.

Las principales causas de dolor en la frente son:

1. Gripe o resfriado

La gripe o resfriado puede provocar dolor en la frente, debido a las inflamaciones de las vías aéreas. El dolor de cabeza en la frente, en caso de gripe o resfriado, es normalmente acompañado de otros síntomas, como sensación de malestar general, coriza, tos y debilidad, por ejemplo.

Qué hacer: en estos casos es importante hacer reposo y pudiendo ser necesario el uso de analgésicos, como paracetamol, para ayudar a aliviar el dolor y el malestar rápidamente.

2. Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales que provoca síntomas como dolor de cabeza y sensación de peso en el rostro, principalmente en la región de la frente y de las mejillas, que es donde se encuentran los senos paranasales. Asimismo, la sinusitis puede originar otros síntomas como dolor de garganta y en la nariz, dificultad para respirar, mal aliento, pérdida del olfato y coriza.

Cómo tratar: el tratamiento consiste en la aplicación de sprays nasales con corticoides, que ayudan a aliviar la sensación de nariz tapada, analgésicos y descongestionantes, que alivian el dolor y la sensación de presión en el rostro y, en algunos casos, ante la presencia de infección bacteriana, el médico puede recetar antibióticos. Conozca con más detalles el tratamiento para la sinusitis.

3. Migraña

La migraña provoca síntomas como dolor de cabeza intenso, constante y pulsátil, que puede ocurrir apenas del lado derecho o izquierdo de la cabeza, irradiándose hacia la frente y la nuca. La migraña puede tener una duración de 3 horas, pero en los casos más graves puede permanecer durante unas 72 horas.

Además de esto, puede ocasionar otros síntomas como vómitos, mareos, náuseas, visión borrosa, sensibilidad a la luz y a los ruidos, sensibilidad a los olores y dificultad para concentrarse.

Cómo tratar: Generalmente, el tratamiento para la migraña consiste en la ingesta de medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, o medicamentos más específicos para esta condición como el Sumatriptán, el Zolmitriptán y la Ergotamina. Conozca con más detalles el tratamiento para la migraña.

4. Cefalea tensional

La cefalea tensional, también llamada dolor de cabeza tensional, por lo general es causada por la rigidez de los músculos del cuello, de la espalda y del cuero cabelludo. Su origen se asocia a diversos factores como la mala postura, estrés, ansiedad o cansancio.

Por lo general, los síntomas asociados a la cefalea tensional son dolor de cabeza molesto y continuo, sensación de presión que afecta la frente, los laterales y la parte trasera de la cabeza, dolor o sensibilidad en los músculos de los hombros, el cuello y el cuero cabelludo.

Cómo tratar: para aliviar este tipo de dolor, la persona debe intentar relajarse por medio de un masaje en el cuero cabelludo o tomando un baño caliente y relajante. En algunos casos, la psicoterapia, la terapia comportamental y técnicas de relajación puede ayudar a prevenir el dolor de cabeza tensional. Sin embargo, en caso de que el dolor no ceda, puede ser necesario el uso de analgésicos o antiinflamatorios, como el paracetamol, ibuprofeno o aspirina, por ejemplo.

Sin embargo, si el dolor de cabeza tensional no mejora, puede ser necesario tomar analgésicos o antiinflamatorios, como paracetamol, ibuprofeno o aspirina, por ejemplo. Vea otras maneras de aliviar el dolor de cabeza tensional.

5. Fatiga visual

Forzar mucho la vista a lo largo del día, ya sea en la computadora, utilizando el celular o leyendo durante muchas horas seguidas, por ejemplo, puede causar dolor en los ojos y dolor de cabeza, principalmente en la frente, así como una cierta tensión muscular en el cuello.

Además de la fatiga visual, conocida también como fatiga ocular, otras condiciones como glaucoma o una celulitis ocular también pueden causar dolor en la parte delantera de la cabeza.

Cómo tratar: para evitar que la fatiga visual se debe reducir el uso de la computadora, la televisión y el celular. Asimismo, se debe preferir el uso de una luz amarilla, que es más parecida a la luz del sol y no lastima los ojos. Aquellas personas que trabajan mucho tiempo frente a la computadora, deben optar por tomar distancia por medio de una postura adecuada, también puede ayudar mirar a un punto a la distancia cada hora y parpadear varias veces, ya que cuando se está frente a una pantalla hay una tendencia natural a parpadear menos.

Además, el uso de lágrima artificial también puede ayudar, así como ejercicios y masajes para mejorar los síntomas asociados a la fatiga visual.

e es más parecida a la luz del sol y no lastima los ojos. Aquellas personas que trabajan mucho tiempo frente a la computadora, deben optar por tomar distancia por medio de una postura adecuada, también puede ayudar mirar a un punto a la distancia cada hora y parpadear varias veces, ya que cuando se está frente a una pantalla hay una tendencia natural a parpadear menos.

Además, el uso de lágrima artificiales también puede ayudar, así como ejercicios y masajes para mejorar los síntomas asociados a la fatiga visual.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Anabel Rodrigues - Nutricionista, em agosto de 2022. Revisión médica por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em agosto de 2022.
Revisión médica:
Dr. Gonzalo Ramírez
Médico general y Psicólogo
Médico general por la UPAEP con cédula profesional Nº12420918 y Licenciado en Psicología Clínica por la UDLAP Nº 10101998.