Cefalea tensional: qué es, síntomas y tratamiento

La cefalea tensional es un tipo de dolor de cabeza que es producida por la rigidez de los músculos del cuello, de la espalda y del cuerpo cabelludo, debido a diversos factores como una mala postura, estrés, ansiedad o una noche de mal sueño.

Esta cefalea puede clasificarse en 3 tipos de acuerdo con la frecuencia con la que surge: 

  • Cefalea tensional poco frecuente, que ocurre 1 a 2 veces por mes;
  • Cefalea tensional muy frecuente, que ocurre 1 a 2 veces por semana;
  • Cefalea tensional crónica, que ocurre durante más de 15 días por mes, pudiendo durar meses o años.

Para aliviar este tipo de dolor de cabeza es muy importante tratar de relajarse, a través de un masaje en el cuero cabelludo, tomando un baño caliente o realizando una actividad que le guste o con el uso de medicamentos que deben ser indicados por el médico.

Cefalea tensional: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas de cefalea tensional pueden surgir después de períodos de gran estrés físico o emocional e incluyen:

  • Dolor en forma de presión en toda la cabeza, como si tuviera un casco apretado;
  • Dolor que afecta los ambos lados de la cabeza, en la nuca o en la frente;
  • Sensación de presión detrás de los ojos;
  • Sensibilidad excesiva en los hombros, cuello y en el cuero cabelludo.

Estos síntomas pueden estar presentes entre 30 minutos hasta varias horas, pero generalmente son poco intensos, sin llegar a impedir la realización de las actividades diarias.

A diferencia de la migraña, el dolor causado por una cefalea tensional no se acompaña de náuseas o vómitos y tampoco empeora cuando se realiza actividad física, con los olores o con la luz.

La cefalea tensional puede surgir varias veces durante el mes, sin embargo, cuando sucede más de 15 veces se recomienda consultar a un neurólogo para que realice una evaluación y, si es necesario, indique un tratamiento con medicamentos que ayuden a prevenirla.

Causas de cefalea tensional

La cefalea tensional puede presentarse como consecuencia de diversas situaciones que pueden favorecer las contracciones y la rigidez de los músculos de la zona del cuello, como:

  • Estrés;
  • Exceso de preocupación;
  • Ansiedad;
  • Tensión emocional;
  • Mala postura;
  • Dificultad para enfocar;
  • Alteraciones hormonales;
  • Deshidratación.

Además, la cefalea tensional puede surgir también debido a situaciones menos graves como alteraciones del sueño, del apetito o exposición prolongada al sol.

Todo mundo puede desarrollar una cefalea tensional en algún momento de la vida, independientemente de la edad, sin embargo, este tipo de dolor es más frecuente en adultos de 30 a 40 años de edad.

Cómo se puede aliviar

El tratamiento de la cefalea tensional puede variar un poco de acuerdo a la causa, sin embargo una de las forma de tratamiento más eficaz consiste en hacer alteraciones en el estilo de vida que ayuden a relajarse más fácilmente. Por eso, se aconseja intentar evitar situaciones estresantes y hacer actividades relajantes, como yoga o meditación.

También se recomienda hacer ejercicio físico regular y tener una alimentación equilibrada. Otras opciones de tratamiento pueden ser:

1. Aplicación de compresas frías en la frente

Aplicar compresas húmedas con agua fría en la frente ayuda a reducir la dilatación de los vasos y la inflamación alrededor del cerebro, aliviando el dolor de cabeza.

2. Aplicación de calor en el cuello y nuca

Ya que la cefalea tensional puede ser causada por la contracción excesiva de los músculos de la zona del cuello, aplicar una compresa caliente ayuda a relajar los músculos y a disminuir el dolor de cabeza.

3. Masaje en el cuero cabelludo

El masaje en el cuero cabelludo es una excelente opción para relajarse y aliviar el dolor de cabeza provocado por el exceso de tensión, pudiendo realizarse siguiendo los pasos a continuación:

  1. Dejar el cabello suelto y apoyar ambas manos en la cabeza, sin anillos o pulseras;
  2. Realice un leve masaje con la punta de los dedos, con movimientos circulares comenzando en el cuello y subiendo hacia el cuero cabelludo;
  3. Sujetar con firmeza la parte más cercana a la raíz del cabello y jalarla suavemente, realizando movimientos circulares. Realizar por todo el cabello;
  4. Girar suavemente el cuello de un lado al otro, hacia enfrente y hacia atrás y sienta como el alivio llega gradualmente.

Para mejorar el efecto de este masaje, debe tomarse un baño caliente relajante antes, para que los músculos logren estirarse con más facilidad y aliviar toda la tensión acumulada. Además de esto, también se pueden asociar analgésicos naturales como los siguientes:

4. Medicamentos

Los analgésicos como el ibuprofeno son eficaces cuando se trata de una cefalea poco frecuente o muy frecuente, ayudando a aliviar los síntomas. Sin embargo, en los casos de cefalea crónica estos medicamentos pueden no tener el mismo efecto, pudiendo el médico recomendar el uso de medicamentos más fuertes, como Sumatriptán o Zolmitriptán, por ejemplo.

5. Fisioterapia

Las sesiones de fisioterapia también pueden ser muy importantes en algunos casos para ayudar a estirar el músculo de la región del cuello y de la cabeza, facilitando su relajación y mejorando la circulación sanguínea hacia la zona, previniendo el surgimiento de los síntomas.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • WHO. Headache disorders. Disponível em: <https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/headache-disorders>. Acceso en 30 Nov 2020
  • AMERICAN MIGRAINE FOUNDATION. Tension-Type Headache. Disponível em: <https://americanmigrainefoundation.org/resource-library/tension-type-headache/>. Acceso en 30 Nov 2020
  • NHS. Tension-type headaches. Disponível em: <https://www.nhs.uk/conditions/tension-headaches/>. Acceso en 30 Nov 2020
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE CEFALEIA. Cefaleia tipo tensional. Disponível em: <https://sbcefaleia.com.br/noticias.php?id=346>. Acceso en 07 Ene 2020
Más sobre este tema: