Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Calambres en las piernas: por qué dan, tratamiento y cómo evitar

Los calambres o espasmos en las piernas ocurren debido a una contracción rápida y dolorosa de un músculo en la pierna, siendo más comunes en la pantorrilla. En la mayoría de los casos, no suelen ser graves, pudiendo ser causados por deshidratación, práctica de actividad física intensa e inclusive, por enfermedades que pueden afectar el sistema nervioso. En algunas situaciones no se sabe la causa de los calambres, y cuando esto ocurre se le denomina calambres idiopáticos.

Cuando surge un calambre, por lo general, no es necesario realizar tratamiento para curarlo, suele pasar por sí solo en un período de unos segundos a 10 minutos, sin embargo, existen algunas medidas caseras que ayudan para prevenirlos. 

Calambres en las piernas: por qué dan, tratamiento y cómo evitar

Las principales causas de calambres en las piernas incluyen:

  • Falta de oxígeno en el músculo o exceso de ácido láctico, que es común durante la actividad física;
  • Falta de minerales en el organismo como magnesio, calcio o sodio, especialmente cuando esta falta ocurre durante la noche, mientras se duerme;
  • Uso prolongado de medicamentos diuréticos, los cuales promueven la eliminación de los minerales del cuerpo;
  • Algunas enfermedades como diabetes o enfermedades en el hígado,

Además de esto, es común que los calambres surjan durante el embarazo, debido al aumento del tamaño y peso del útero, lo que provoca mayor presión a nivel de los músculos del abdomen de la embarazada.

Cómo se realiza el tratamiento

Cuando surge el calambre se debe intentar estirar la pierna y flexionar el pie hacia arriba. Se puede intentar caminar sobre los talones durante unos minutos. Además de esto, también se puede masajear la región afectada y, si el dolor es muy intenso, coloque una botella de agua caliente para ayudar a relajar el músculo y aliviar el dolor. 

En caso se mantenga el dolor luego de que pase el calambre podría ingerir un analgésico como el paracetamol o ibuprofeno, sin embargo, si estos episodios son muy constante lo mejor es consultar a un traumatólogo para ser evaluado.

Cómo evitar calambres

Un buen remedio natural para prevenir los calambres es aumentar el consumo de alimentos ricos en sales minerales, como agua de coco, cereales y banana a diario. Vea algunos alimentos ricos en potasio, calcio y magnesio.  

Además de esto, también se debe consumir alimentos ricos en tiamina como arroz integral, frutos secos, levadura de cerveza, maní y avena, ya que curan los calambres y previenen también el surgimiento de dolores musculares. 

Si los calambres surgen por la realización de actividad física, se recomienda disminuir el ritmo con el que se hacen los ejercicios y, antes de comenzar a entrenar, se debe realizar un calentamiento. Además, 3 veces al día y luego de un entrenamiento se deben realizar algunos ejercicios de estiramiento.

Remedios caseros para los calambres

Los tratamientos caseros para prevenir los calambres son hechos a base de jugos, que reúnen las vitaminas y minerales necesarios para la prevención de los calambres. Por lo que algunos jugos recomendados son: 

1. Jugo de manzana con jengibre

Calambres en las piernas: por qué dan, tratamiento y cómo evitar

El jugo de manzana con jengibre y kiwi evita los calambres cuando es tomado a diario, y para prepararlo es necesario: 

Ingredientes

  • 1 manzana;
  • 1 kiwi;
  • 1 cm de jengibre.

Modo de preparación

Para preparar el jugo debe licuar todos los ingredientes, agregándole un poco de agua a la mezcla, si es necesario. Este jugo debe beberse de inmediato y preferiblemente por la mañana.

2. Jugo de Banana con avena y frutos secos

Calambres en las piernas: por qué dan, tratamiento y cómo evitar

El jugo de banana con avena y frutos secos es rico en magnesio, calcio y potasio, lo que hace que sea óptimo para prevenir los calambres. Para prepararlo es necesario: 

Ingredientes

  • 1 Banana;
  • 2 unidades de de avellana, nueces o almendras;
  • 3 cucharadas de avena.

Modo de preparación

Para preparar el jugo debe licuar todos los ingredientes, agregándole un poco de agua a la mezcla, si es necesario. Este jugo debe beberse de inmediato y preferiblemente por la mañana.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...