Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Todo sobre el Tratamiento del SIDA

El tratamiento del SIDA es hecho con una combinación de medicamentos antirretrovirales que normalmente son ofrecidos gratuitamente por el sistema público de salud. Estos medicamentos combaten el virus evitando que la enfermedad progrese, pero no son capaces de eliminar el virus del organismo. De esta forma, todavía no es posible decir que el SIDA tiene cura. 

A pesar de esto, es importante realizar el tratamiento para disminuir la carga viral, aumentando el tiempo y mejorando la calidad de vida del individuo, ya que disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con el SIDA, como por ejemplo tuberculosis y neumonía. 

Todo sobre el Tratamiento del SIDA

Cuándo se debe comenzar el tratamiento

El tratamiento para el SIDA debe ser iniciado inmediatamente en pacientes embarazadas, o cuando el individuo presente en el examen de sangre los siguientes valores una carga viral mayor de 100.000/ml o una tasa de linfocitos T CD4 menor a 500 /mm³ de sangre. De esta forma es posible controlar la tasa de replicación viral y disminuir los síntomas y las complicaciones de la enfermedad. 

Si el tratamiento antirretroviral se inicia cuando el paciente se encuentra una fase más avanzada de la enfermedad, es posible que pueda causar una inflamación llamada Síndrome inflamatorio de reconstitución inmune (SIR). Sin embargo, aunque ocurra esta situación se debe mantener la terapia y el médico evaluará si incluir el uso de prednisona durante una o dos semanas para controlar la inflamación.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento del SIDA se realiza con el uso de medicamentos antirretrovirales, los cuales por lo general son ofrecidos por el sistema de salud. Estos medicamentos se encargan de impedir la multiplicación del virus del VIH, impidiendo que el organismo se debilite. Además de esto, cuando el tratamiento se realiza correctamente, ayuda a mejorar la calidad de vida del individuo y disminuye la probabilidad de desarrollar algunas enfermedades relacionadas con el SIDA como la tuberculosis, enfermedades de la piel y del corazón.  

El sistema de salud público suele disponer la prueba de VIH gratuita para verificar, por lo menos 3 veces al año, cómo se encuentra la carga viral en el organismo. De esta forma el médico puede saber si el individuo está respondiendo bien al tratamiento o si es necesario ajustar la dosis. 

Los medicamentos utilizados en el tratamiento del SIDA actúan de diferentes formas que incluyen impedir: la replicación del virus; la entrada del virus en la célula; la integración del material genético del virus con el de la persona y; la producción de nuevas copias del virus. Los medicamentos que por lo general son indicados son:

  • Zidovudina;
  • Didanosina;
  • Zalcitabina;
  • Lamivudina
  • Tenofovir;
  • Emtricitabina;
  • Efavirenz.
  • Nevirapina
  • Enfuvirtida;
  • Raltegravir.

Los medicamentos Estavudina e Indinavir solían ser indicados para tratar el SIDA, sin embargo su comercialización fue suspendida debido a la gran cantidad de efectos adversos y tóxicos en el organismo.

Normalmente el tratamiento se realiza con al menos tres medicamentos, pero puede variar de acuerdo con el estado de salud general del paciente y la carga viral. Durante el tratamiento del SIDA es posible que algunos individuos presenten compromiso renal, hepático u óseo, por lo que el médico también podrá indicar el uso de otros medicamentos para controlar estas enfermedades.

El tratamiento del SIDA en el embarazo puede variar, debido a que algunos medicamentos pueden causar malformaciones en el bebé.

La alimentación también es muy importante en el tratamiento del SIDA porque previene enfermedades crónicas, fortalece el sistema inmune y ayuda a combatir los efectos secundarios de la terapia antirretroviral. Vea qué debe comer para ayudar en el tratamiento del SIDA

Principales efectos secundarios

Debido a la gran cantidad de medicamentos, el tratamiento para el SIDA puede causar algunos efectos secundarios como mareos, vómitos, malestar, diarrea, pérdida del apetito, dolor de cabeza, alteraciones en la piel y pérdida de grasa en todo el cuerpo, por ejemplo. 

Estos síntomas son más comunes al inicio del tratamiento y suelen desaparecer con el paso del tiempo, y siempre que surjan debe comunicárselo a su médico tratante, debido a que es posible disminuir la intensidad cambiando el medicamento por otro o ajustando su dosis.

Los medicamentos deben tomarse en la dosis indicada por el médico y a la misma hora todos los días, esto con la finalidad de evitar que el virus se fortalezca y surjan otras enfermedades asociadas. 

Cuándo debe acudir al médico nuevamente

Después de la primera semana de tratamiento el paciente debe acudir nuevamente al médico para verificar las reacciones a los medicamentos, y después de esta visita, deberá volver al médico una vez al mes. Cuando la enfermedad se estabilice, el paciente deberá volver al médico cada 6 meses, realizando exámenes semestralmente o de anualmente, lo cual dependerá de su estado de salud.

Conozca más sobre el SIDA en el vídeo a continuación:

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar