7 medicamentos para la fibromialgia

Los medicamentos utilizados en el tratamiento de la fibromialgia suelen ser los antidepresivos, como la amitriptilina o duloxetina; relajantes musculares como la ciclobenzaprina; y neuromoduladores, como la gabapentina, los cuales deberán ser prescritos por el médico.

Además de esto, también existen terapias alternativas como la aromaterapia, psicoterapia o acupuntura, e inclusive la realización de algunos cambios en la dieta, los cuales pueden ayudar a controlar los síntomas. Asimismo, la realización de fisioterapia, que implica efectuar masajes y algunos ejercicios, también es importante para aliviar el dolor y evitar nuevas crisis.

El tratamiento de la fibromialgia debe ser individualizado, por esto es importante consultar un reumatólogo, neurólogo o psiquiatra para que evalúe, diagnostique e indique el mejor tratamiento para la persona. Vea 4 tratamientos de fisioterapia para la fibromialgia

7 medicamentos para la fibromialgia

1. Antidepresivos

Los antidepresivos son indicados para el tratamiento de la fibromialgia, pues actúan directamente en el cerebro regulando sustancias importantes para su funcionamiento, como la serotonina, noradrenalina y dopamina, mejorando así el dolor, la fatiga y el sueño, además de aumentar el estado de ánimo. Los antidepresivos mas prescritos por el médico son:

  • Amitriptilina: la dosis inicial recomendada es de 10 mg por día, debiendo ser tomada en la noche, 2 a 3 horas antes de acostarse;

  • Nortriptilina: así como la amitriptilina, la dosis inicial recomendada es de 10 mg al día y el médico puede aumentarla gradualmente, si es necesario. La cápsula debe tomarse por la noche antes de acostarse;

  • Duloxetina: generalmente, la dosis inicial es de 30 mg y puede ser aumentada para 60 mg por día como máximo, según la evaluación médica;

  • Fluoxetina: para mejor efecto, la fluoxetina debe ser utilizada em altas dosis, por encima de 40 mg por día. No obstante, solo el médico puede indicar cuál es la dosis más adecuada para la persona;

  • Moclobemida: la dosis inicial recomendada es de 300 mg por día, generalmente dividida en dos dosis, debiendo ingerirse después de las comidas. Si es necesario, la dosis podría ser aumentada hasta 600 mg por día.

La dosis de todos los antidepresivos es individualizada y el tratamiento debe continuar durante al menos 4 a 6 semanas para lograr la eficacia del fármaco.

2. Relajante muscular

El relajante muscular se usa en la fibromialgia para disminuir la rigidez de los músculos, los cuales se endurecen y causan dolor en todo el cuerpo, además de mejorar el sueño. En este caso, la ciclobenzaprina es el relajante muscular indicado por el médico y las dosis recomendadas son de 1 a 4 mg por la noche y la duración del tratamiento debe ser de 2 a 3 semanas.

3. Antiparkinsoniano

Los antiparkinsonianos, que son fármacos para el tratamiento del Parkinson, como pramipexol, también están indicados para reducir el dolor de la fibromialgia y mejorar el sueño. La dosis inicial recomendada es de 0,375 mg al día, pudiendo aumentarse gradualmente hasta un máximo de 1,50 mg al día.

4. Analgésicos

Se recomiendan analgésicos simples como paracetamol y opioides como el tramadol para mejorar el dolor de la fibromialgia. Estos analgésicos se pueden tomar solos o se pueden combinar para un mejor alivio del dolor, ya que actúan en diferentes etapas involucradas en el dolor. Las dosis de estos medicamentos deben ser orientadas por el médico y el tramadol solo se vende con la presentación de una receta médica.

5. Neuromoduladores

Los neuromoduladores actúan directamente en el sistema nervioso, regulando las vías responsables por el dolor, disminuyendo eficazmente el dolor causado por la fibromialgia: Estos medicamentos incluyen:

  • Gabapentina: debe ser tomada por vía oral, en la dosis inicial de 300 mg por día, pudiendo ser aumentada hasta un máximo 900 mg a 3600 mg por día;

  • Pregabalina: la dosis inicial de 75 mg por vía oral, 2 veces al día, es decir 150 mg por día. La dosis de la pregabalina puede ser aumentada gradualmente hasta 460 mg por día como máximo, divido en 2 dosis, sin embargo, esto dependerá de la evaluación del médico.

Tanto la gabapentina como la pregabalina se pueden tomar antes o después de las comidas y solo se venden con receta médica. Se recomienda que la primera dosis se tome por la noche, antes de acostarse.

6. Inductores del sueño

Los trastornos del sueño son frecuentes en la fibromialgia, tanto el insomnio como no tener un sueño reparador. Generalmente, los inductores del sueño son recomendados para aliviar este problema, e incluyen:

  • Zopiclona: la dosis recomendada es de máximo 1 comprimido de 7,5 mg por vía oral en la noche. El tratamiento no debe realizarse por más de 4 semanas para no causar dependencia;

  • Zolpidem: debe tomarse 1 comprimido de 10 mg por vía oral como máximo, inmediatamente antes de acostarse, pues comienza a ejercer su acción 30 minutos después de ingerir la dosis. Este tratamiento no debe realizarse por más de 4 semanas, debiendo ser lo más corto posible.

Los inductores del sueño ayudan a reducir la tensión muscular causada por no dormir bien y suelen estar indicados para complementar el tratamiento del dolor de la fibromialgia.

7. Ansiolíticos

Los ansiolíticos son medicamentos que actúan para disminuir la ansiedad, provocan relajación muscular e inducen el sueño, mejorando los síntomas de la fibromialgia. Los ansiolíticos deben usarse por un período corto debido a su capacidad para causar adicción e incluyen:

  • Lorazepam: la duración del efecto de este medicamento es entre 10 a 20 horas y debe tomarse una sola dosis diaria de 1 a 2 mg, generalmente al acostarse;

  • Diazepam: la duración del efecto del diazepam es más largo, 44 a 48 horas, siendo que la dosis recomendada es de 1 comprimido de 5 a 10 mg por vía oral en la noche, pudiendo ser ajustada por el médico.

El tratamiento con ansiolíticos siempre debe comenzar con la dosis más baja posible y durar un máximo de 2 a 3 meses.

Vea también en el vídeo a continuación algunos ejercicios que pueden realizarse para aliviar los síntomas:

Además de los medicamentos que pueden ser comprados en una farmacia, también existen algunas opciones de remedios caseros que ayudan a aliviar el dolor de la fibromialgia y a reducir algunos síntomas como el cansancio y los trastornos del sueño.

Obtenga más información sobre los remedios caseros para el tratamiento de la fibromialgia.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • HEYMANN, Roberto Ezequiel; et al. Consenso brasileiro do tratamento da fibromialgia. Revista Brasileira de Reumatologia. 50. 1; 56-66, 2010
  • JUNIOR, José Oswaldo de Oliveira; ALMEIDA, Mauro Brito. O tratamento atual da fibromialgia. BrJP - Sociedade Brasileira para o Estudo da Dor. 1. 3; 255-262, 2018
  • MILLEA, Paul J; HOLLOWAY, Richard L.. Treating Fibromyalgia. Am Fam Physician. 62. 7; 1575-1582, 2000
Más sobre este tema: