Ciclobenzaprina: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

El clorhidrato de ciclobenzaprina es un medicamento que causa relajamiento muscular debido a que bloquea los impulsos nerviosos o sensación de dolor que se envían al cerebro, las cuales producen contracciones, espasmos o dolor muscular, siendo indicado para el tratamiento de dolor muscular causado por fibromialgia, tortícolis o periartritis, por ejemplo.

Este medicamento puede encontrarse en presentaciones de comprimidos de 5 o 10 mg, bajo el nombre comercial Dorixina Relax o Yurelax, o como genérico bajo el nombre de clorhidrato de ciclobenzaprina.

El clorhidrato de ciclobenzaprina debe ser utilizado siempre con orientación médica y solo en adultos, por un período máximo de tratamiento de 2 a 3 semanas.

Ciclobenzaprina: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Para qué sirve

El clorhidrato de ciclobenzaprina está indicado para el tratamiento de dolor muscular relacionado a algunas enfermedades musculoesqueléticas:

  • Tortícolis;
  • Fibromialgia;
  • Periartritis en el hombro;
  • Dolor en la columna lumbar;
  • Dolor que inicia en el cuello y se irradia hacia el brazo.

Este medicamento debe estar siempre indicado por el médico con base en la evaluación de salud individualizada.

Dosis

La dosis de clorhidrato de ciclobenzaprina es de 1 comprimido de 5 o 10 mg, por vía oral, de 2 a 4 veces al día, de acuerdo a la orientación médica. La dosis máxima de ciclobenzaprina es de 60 mg por día y el tratamiento no debe ser mayor de 3 semanas.

Los comprimidos deber tomarse sin partir, sin masticar, con un vaso de agua, antes o después de la comida, y generalmente su inicio de acción comienza 1 hora después de su administración.

En caso de olvidar tomar una dosis a la hora indicada, tome así que recuerde, pero en caso de estar cerca del horario de la siguiente dosis, debe saltarse la dosis olvidada y esperar el siguiente horario. Nunca debe tomar el doble de la dosis indicada para compensar la que olvidó.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes que pueden presentarse durante el tratamiento con clorhidrato de ciclobenzaprina son somnolencia, cansancio excesivo, mareos, boca seca, dolor de cabeza, dolor de estómago, náuseas y estreñimiento.

¿ El clorhidrato de ciclobenzaprina causa sueño?

Uno de los efectos secundarios más frecuentes que puede causar este medicamento es la somnolencia, por eso, es probable que algunas personas que estén en tratamiento con ciclobenzaprina experimenten sueño.

Por eso, se debe tener precaución o evitar actividades como manejar, utilizar maquinaria pesada, realizar actividades peligrosas y evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que el consumo de alcohol puede aumentar los efectos de somnolencia y mareos.

Contraindicaciones

El clorhidrato de ciclobenzaprina no debe ser usado en niños menores de 15 años, embarazadas o que estén lactando, en personas con glaucoma, retención urinaria, hipertiroidismo, problemas cardíacos como infarto, insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias o bloqueo cardíaco.

Además, el clorhidrato de ciclobenzaprina también debe evitarse en personas en tratamiento con medicamentos antihipertensivos, para la ansiedad o inhibidores de la monoaminooxidasa como isocarboxazida, linezolida, fenelzina o selegilina, por ejemplo.

Es importante informar al médico y al farmacéutico todos los medicamentos que utiliza, incluyendo suplementos o plantas medicinales para evitar el aumento del efecto del clorhidrato de ciclobenzaprina.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • SEE, Sharon; GINZBURG, Regina. Choosing a skeletal muscle relaxant. Am Fam Physician. 78. 3; 365-70, 2008
  • DRUGS.COM. Cyclobenzaprine. Disponível em: <https://www.drugs.com/cyclobenzaprine.html>. Acceso en 19 Ago 2021
  • BRASCHI, Emélie; et al. Cyclobenzaprine for acute back pain. Can Fam Physician. 61. 12; 1074, 2015
  • CHAFFEE, Donald M. C. Cyclobenzaprine in the Treatment of Low Back Pain. Am Fam Physician. 93. 3; 2016
  • HAUSER, Winfried; et al. Management of fibromyalgia: practical guides from recent evidence-based guidelines. Pol Arch Intern Med. 127. 1; 47-56, 2017
Más sobre este tema: