9 tés para la ansiedade (y cómo prepararlos)

Actualizado en septiembre 2023
Evidencia científica

Algunos tés recomendados para la ansiedad son el té de manzanilla, el té de toronjil, el té de valeriana y el té de lavanda, por ejemplo. Estos tés relajan el sistema nervioso central, mejorando el estado de ánimo, favoreciendo la tranquilidad y reduciendo el nerviosismo.

Además, existen otros tés que también tienen propiedades calmantes y sedantes, ayudando a aliviar la ansiedad, como el té de pasiflora, tilo y kava kava.

Sin embargo, el uso de estos tés no debe sustituir los medicamentos recomendados por el médico y/o las sesiones de psicoterapia, debiendo utilizarse como complemento al tratamiento de la ansiedad. Vea cuáles son las principales opciones de tratamiento para la ansiedad.

Imagem ilustrativa número 1

Los principales tés recomendados para la ansiedad son:

1. Té de manzanilla

El té de manzanilla es una buena opción para aliviar la ansiedad, el estrés y la hiperactividad, porque contiene apigenina, que es un flavonoide que calma el sistema nervioso central y reduce los niveles de cortisol en el cuerpo, hormona que está relacionada con la ansiedad y el estrés. Vea todos los beneficios del té de manzanilla.

Ingredientes

  • 1 cucharadita (4g) de flores de manzanilla deshidratadas;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

Hervir agua en una cacerola o tetera. Luego de apagar el fuego, agregar las flores de manzanilla al agua, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber hasta 4 tazas de este té al día.

El té de manzanilla no se recomienda para personas alérgicas a la manzanilla y a las plantas de la misma familia, como la margarita, la ambrosía y los crisantemos. Este té tampoco se recomienda para bebés con menos de 6 meses de edad.

Las personas que toman anticoagulantes, sedantes, analgésicos u otros medicamentos con regularidad deben consultar con un médico antes de beber té de manzanilla, ya que esta planta puede alterar los efectos de algunos medicamentos. Además, este té no se recomienda durante actividades que requieran estar alerta, como conducir u operar maquinaria.

El té con manzanilla (Matricaria recutita) se puede utilizar durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, se debe evitar el té de manzanilla romana, ya que aún no hay estudios que demuestren la seguridad de este tipo de plantas en estas situaciones.

2. Té de malojillo

El té de malojillo o zacate limón contiene citral, un compuesto con acción sedante que tiene un efecto calmante y relajante sobre el sistema nervioso central, siendo indicado para ayudar a tratar la ansiedad, reduciendo síntomas como el nerviosismo, la preocupación excesiva y la falta de concentración.

Ingredientes

  • 1  cucharada de sopa de hojas frescas de malojillo;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

En una olla hervir el agua, retirarla del fuego y agregar las hojas de malojillo, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber luego. Puedes beber hasta 4 tazas de este té al día.

El té de malojillo no se recomienda para mujeres embarazadas o en período de lactancia. De igual forma, este té no debe ser consumido por niños menores de 18 años, personas con enfermedades cardíacas, renales o hepáticas.

Además, las personas que utilizan medicamentos para controlar la presión arterial, tranquilizantes o antidepresivos, deben consultar a un médico antes de consumir este té.

3. Té de lavanda

Al contener cumarina y aceites esenciales con propiedades relajantes, calmantes y ansiolíticas, el té de lavanda mejora el estado de ánimo y el bienestar general, ayudando a reducir los síntomas de ansiedad. Vea cuáles son los beneficios de la lavanda.

Ingredientes

  • 1 cucharada de postre de flores de lavanda;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

Hervir agua en una tetera u olla, retirar del fuego y agregar las flores de lavanda, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. A continuación, colar y beber hasta 3 tazas de este té por día hasta 20 días.

Este té está contraindicado en niños menores de 12 años, personas con gastritis o úlceras gástricas y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

4. Té de toronjil 

El té de toronjil o melisa ayuda a combatir la ansiedad, ya que tiene ácido rosmarínico, un polifenol que aumenta la actividad GABA en el cerebro, el cual es un neurotransmisor que favorece la relajación, el bienestar y la tranquilidad, reduciendo los síntomas de la ansiedad como agitación, preocupación excesiva y nerviosismo.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sopa de hojas de toronjil;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

En una olla hervir el agua, retirar del fuego y agregar las hojas de toronjil al agua, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Colar y beber de 3 a 4 tazas de este té al día.

El té de toronjil no está recomendado en niños menores de 12 años ni para personas con hipotiroidismo, glaucoma e hiperplasia benigna de próstata.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como las personas que toman medicamentos sedantes, deben consultar a un médico antes de beber este té.

5. Té de valeriana

El té de valeriana es un gran remedio natural para la ansiedad ya que contiene ácido valerénico e isovalérico, compuestos bioactivos que aumentan la actividad del GABA en el sistema nervioso, favoreciendo la relajación y reduciendo los síntomas de ansiedad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sopa de raíz seca de valeriana;
  • 300 mL de agua.

Modo de preparación

Hervir agua en una olla, retirar del fuego y añadir la raíz de valeriana al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber hasta 2 tazas de este té al día.

El té de valeriana no está recomendado para mujeres embarazadas o en período de lactancia, así como para niños menores de 3 años.

Este té tampoco debe ser ingerido por personas que toman medicamentos para la ansiedad, depresión o que toman analgésicos como codeína, morfina o tramadol; relajantes musculares como ciclobenzaprina o anticonvulsivos, como fenobarbital o pentobarbital.

6. Té de pasiflora

El té de pasiflora, o flor de maracuyá, contiene crisina, un flavonoide que activa los receptores GABA en el sistema nervioso central, ayudando a mejorar el humor y aliviar los síntomas de ansiedad. Conozca más beneficios de la pasiflora.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sopa de pasiflora deshidratada;
  • 1 taza de agua.

Modo de preparación

En una olla hervir el agua, retirar del fuego, añadir las flores de pasiflora, tapar y dejar reposar entre 5 a 10 minutos, colar y beber. Puede beber hasta 3 tazas de este té al día.

El té de pasiflora está contraindicado para niños menores de 12 años, personas alérgicas a los componentes de la planta, mujeres embarazadas o en período de lactancia. Este té tampoco debe tomarse junto con bebidas alcohólicas, medicamentos calmantes, sedantes, antihistamínicos, anticoagulantes, antiagregantes plaquetarios y antiinflamatorios no esteroides.

7. Té de tilo

El té de tilo es una óptima opción natural para la ansiedad, ya que contiene Kaempferol y quercetina, compuestos bioactivos con acción calmante que promueven el relajamiento del sistema nervioso central, reduciendo los síntomas como irritación, miedo excesivo y dificultad para dormir. 

Ingredientes:

  • 1/2 cucharadita de té (1,5 g) de flores y hojas secas de tila;
  • 200 ml de agua.

Modo de preparación

En una olla hervir el agua, retirar del fuego, añadir la tila, tapar y dejar reposar entre 5 a 10 minutos. Colar y beber hasta 4 tazas al día.

Para niños entre los 4 y 12 años de edad solo se debe utilizar 1 g de tila por cada 150 mL de agua hirviendo.

El té de tila no se recomienda para personas con problemas cardíacos, ya que la tila puede tener un efecto tóxico en el músculo cardíaco. Además, este té tampoco debe ser consumido por niños menores de 4 años y mujeres que estén embarazadas o en período de lactancia, ya que no existen estudios sobre la seguridad de esta planta en estas situaciones.

8. Té de Kava kava

Por ser rico en kavalactonas, sustancias naturales que regulan la acción del neurotransmisor GABA en el cerebro, el té de Kava-kava puede utilizarse para ayudar a reducir la ansiedad y mejorar la relajación, debido a sus propiedades calmantes y relajantes.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sopa de raíz de kava kava;
  • 500 mL de agua.

Modo de preparación

En una olla colocar la raíz de kava kava y el agua, debiendo dejarla hervir durante 10 minutos. A continuación, colar y beber entre 2 a 3 tazas de este té al día.

Este té está contraindicado para mujeres embarazadas o en período de lactancia. Además, este té no está recomendado para niños menores de 3 años, para personas con enfermedades hepáticas o que estén en tratamiento con medicamentos antidepresivos.

9. Té de hierba de san Juan

El té de hierba de san Juan o hipérico es una buena opción para ayudar a tratar la ansiedad, porque contiene hipericina e hiperforina, sustancias que actúan sobre el sistema nervioso central, calmando la mente y relajando el cuerpo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té (2 a 3g) de flores y hojas secas de hierba de san Juan;
  • 250 ml de agua.

Modo de preparación

Hierva el agua en una olla o tetera, retirar del fuego, añadir la hierba de San Juan, tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Colar, dejar enfriar y beber de 2 a 3 tazas al día, después de las comidas.

El té de hieba de San Juan no está recomendado para niños con menos de 12 años, personas con alergias o sensibilidad a esta planta o personas con depresión severa.

Este té tampoco debe ser utilizado por mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni por personas que utilicen antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina, como sertralina, paroxetina o nefazodona.