Hierba de San Juan (Hipérico): qué es, para qué sirve y cómo usarla

La hierba de San Juan, también conocida como hipérico, es una planta medicinal muy utilizada como remedio casero para combatir la depresión leve a moderada y de los síntomas asociados, como ansiedad y tensión muscular. Esta planta contiene diversos compuestos bioactivos como hiperforina, hipericina, flavonoides, taninos, entre otros.

El nombre científico de la hierba de San Juan es Hypericum perforatum, y esta planta puede adquirirse en su forma natural o en forma de tintura en tiendas de productos naturales, mercados municipales o supermercados; o en cápsulas como suplemento natural en ciertas farmacias o en tiendas de productos naturales o por internet. 

Hierba de San Juan (Hipérico): qué es, para qué sirve y cómo usarla

Para qué sirve

La hierba de San juan es utilizada principalmente para ayudar en el tratamiento de los síntomas generados por la depresión leve a moderada, así como para tratar la ansiedad, trastornos del estado de ánimo y estrés debido a su efecto sobre el sistema nervioso. Esto se debe a que contiene sustancias como la hipericina y la hiperforina, que actúan a nivel del sistema nervioso central y calman la mente y restauran el funcionamiento normal del cerebro. Por este motivo, el efecto de esta planta se compara muchas veces con algunos medicamentos antidepresivos. 

Además de esto, también puede ser utilizado de forma para externa para tratar:

  • Quemaduras leves y quemaduras solares;
  • Hematomas;
  • Heridas en proceso de cicatrización;
  • Síndrome de boca ardiente;
  • Lumbago y dolores musculares en general;
  • Psoriasis;
  • Reumatismo.

La hierba de San Juan también sirve para minimizar los síntomas del déficit de atención, síndrome de fatiga crónica, síndrome de intestino irritable y síndrome premenstrual. También mejora las hemorroides, migrañas, herpes genital y cansancio. 

Debido a que tiene acción antioxidante, la hierba de San Juan ayuda a eliminar los radicales libres y previene el envejecimiento prematuro de las células, pudiendo disminuir el riesgo de cáncer. Otras propiedades de esta hierba incluyen su acción antibacteriana, analgésica, antifúngica, antiviral, diurética, antiinflamatoria y antiespasmódica.

Cómo usarla 

Esta hierba puede consumirse en forma de té, tintura o como suplemento nutricional, como se indica a continuación:

1. Té de hierba de san Juan

Hierba de San Juan (Hipérico): qué es, para qué sirve y cómo usarla

Ingredientes:

  • 2 a 3 g de hierba de san Juan o hipérico;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación:

Agregar la hierba de san Juan en el agua hirviendo y dejar reposar durante 5 minutos. Luego, colar y beber dos veces al día, después de las comidas. 

Aparte del té de hierba de San Juan, también es posible realizar un emplasto (apósito) para tratar el reumatismo y los dolores musculares, aplicando un paño limpio previamente sumergido en té de hipérico sobre la región afectada. 

2. Suplemento

La dosis recomendada es de 1 cápsula, 3 veces al día, durante el tiempo determinado por el médico o el fitoterapeuta. Para los niños de 6 a 12 años de edad, la dosis debe ser de 1 cápsula por día, bajo la indicación del pediatra. 

Para evitar trastornos gastrointestinales, es recomendable ingerir el remedio luego de las comidas. 

Los síntomas característicos de depresión, como malestar, fatiga y tristeza, se alivian entre 3 y 4 semanas después de haber comenzado el tratamiento, que es el tiempo estimado para el inicio de la acción de este remedio. 

3. Tintura 

La dosis recomendada en el caso de la tintura de la hierba de san Juan es de 2 a 4 ml, 3 veces por día. Sin embargo, la dosis debe ser prescrita por un médico o fitoterapeuta. 

Posibles efectos secundarios

Generalmente, la hierba de San Juan es bien tolerada; sin embargo, en ciertos casos, pueden ocurrir algunos efectos secundarios como trastornos gastrointestinales, reacciones alérgicas, agitación y aumento de la sensibilidad de la piel a la luz solar. 

Contraindicaciones 

Este planta está contraindicada en personas con hipersensibilidad a la misma y no se aconseja para el tratamiento de episodios de depresión grave. 

Asimismo, la hierba de San Juan tampoco debe utilizarse por mujeres embarazadas, lactantes ni aquellas que estén tomando anticonceptivos orales, pues este remedio interfiere con la acción de la pastilla. Tampoco debe consumirse por niños menores de 12 años de edad, sin orientación médica. 

El extracto de esta hierba también puede interactuar con medicamentos como la ciclosporina, tacrolimus, amprenavir, indinavir y otros medicamentos inhibidores de la proteasa, así como el irinotecán y la warfarina. Además, también se debe evitar con medicamentos como las benzodiazepinas, metadona, amitriptilina, digoxina, finasterida, fexofenadina, finasterida y simvastatina.

Otros medicamentos que no deben ingerirse en conjunto con la hierba de San Juan son los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina, como es el caso de la sertralina, paroxetina y nefazodona; así como la buspirona o con triptanos.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • HERBARIUM. Hipérico. 2009. Disponível em: <https://img.onofre.com.br/raiadrogasil_bula/52559.pdf>. Acceso en 19 Dic 2019
  • EUROPEAN MEDICINES AGENCY. European Union herbal monograph on Hypericum perforatum L., herba (traditional use). Disponível em: <https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-monograph/draft-european-union-herbal-monograph-hypericum-perforatum-l-herba-traditional-use-revision-1_en.pdf>. Acceso en 28 Oct 2020
  • NABAVI Sered, SILVA Ana. Nonvitamin and Nonmineral Nutritional Supplements. 1º. Academic Press, 2018. 415-428.
Más sobre este tema: