Té de perejil para la infección urinaria: 4 recetas y cómo consumir

Actualizado en febrero 2024
Evidencia científica

El té de perejil es un excelente remedio casero para prevenir o complementar el tratamiento médico de la infección urinaria, conocida popularmente como mal de orín. Este posee propiedades diuréticas naturales que estimulan la producción de orina, facilitando la eliminación de las bacterias que se encuentran en el tracto urinario.

La infección urinaria causa síntomas como ardor y dolor al orinar, orina turbia y con mal olor, ganas frecuentes de orinar y fiebre baja y constante, siendo importante acudir al médico para iniciar el tratamiento lo más pronto posible, el cual consiste en el uso de antibióticos y analgésicos principalmente.

Lea también: 11 Pastillas para la infección de orina (de farmacia y naturales) tuasaude.com/es/medicamentos-para-infeccion-urinaria

Además, es importante beber muchos líquidos y consumir alimentos diuréticos para ayudar a eliminar la bacteria del tracto urinario.

Imagem ilustrativa número 1

Recetas de té de perejil para la infección urinaria

Algunas recetas con té de perejil para combatir las infecciones urinarias o el mal de orín son: 

1. Té de perejil

El perejil posee acción antimicrobiana, por lo que ayuda a prevenir el surgimiento de infecciones urinarias recurrentes. Además, también posee propiedades diuréticas, favoreciendo la formación de orina y la eliminación de la bacteria del tracto urinario a través de la misma. Conozca todos los beneficios del perejil para la salud.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de perejil deshidratado o 3 cucharadas de perejil fresco;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar el perejil al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber hasta un máximo de 3 tazas por día, sin endulzar. 

El té de perejil no debe ser usado por mujeres embarazadas, niños o mujeres en período de lactancia. Asimismo, también está contraindicado en personas que estén bajo tratamiento con medicamentos anticoagulantes o diuréticos o que posean una enfermedad renal grave.

2. Té de perejil con limón

Agregar limón al té de perejil ayuda a potenciar sus propiedades, pues el limón posee limoneno, un compuesto bioactivo con propiedades antimicrobianas y también es diurético. Conozca los beneficios del limón para la salud.

  • 1 cucharadita de perejil deshidratado o 3 cucharadas de perejil fresco;
  • 1 rodaja de limón
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar el perejil y la rodaja de limón al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber hasta un máximo de 3 tazas por día, sin endulzar. 

Este té no debe ser usado por mujeres embarazadas, niños o mujeres en período de lactancia. Asimismo, también está contraindicado en personas que estén bajo tratamiento con medicamentos anticoagulantes o diuréticos o que posean una enfermedad renal grave.

3. Té de perejil con pelos de elote

Los pelos de elote, conocidos también como barbas del maíz, poseen propiedades diuréticas, al igual que el perejil, por lo que ayuda a aumentar la frecuencia urinaria y a eliminar la bacteria a través de la orina. Vea otras propiedades de los pelos de elote.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de perejil deshidratado o 3 cucharadas de perejil fresco;
  • 1 cucharada de pelos de elote; 
  • 250 ml de agua.

Modo de preparación

Agregar el perejil y los pelos de elote al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber hasta un máximo de 3 tazas por día, sin endulzar. 

Este té no debe ser ingerido por hombres con inflamación en la próstata, pues podría causar malestar ya que aumenta la frecuencia urinaria. Asimismo, no debe ser usado por mujeres embarazadas, niños o durante la lactancia materna. Las personas que ingieran medicamentos para bajar la presión arterial, anticoagulantes, diuréticos o antidiabéticos orales deben conversar con su médico tratante antes de tomar este té.

4. Té de perejil con chancapiedra 

El chancapiedra, además de tener propiedades diuréticas y antimicrobianas como el perejil, también posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, ayudando a aliviar los síntomas asociados a la infección urinaria. Conozca otros beneficios de la chancapiedra.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de perejil deshidratado o 3 cucharadas de perejil fresco;
  • 1 cucharada de chancapiedra;
  • 250 ml de agua hirviendo.

Modo de preparación

Agregar el perejil y el chancapiedra al agua hirviendo, tapar y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber hasta un máximo de 3 tazas por día, sin endulzar.  

Este té no debe ser ingerido por mujeres embarazadas, niños o por mujeres en período de lactancia. Además, por causa de la chancapiedra, este té no debe tomarse por más de 2 semanas seguidas, pues por ser un potente diurético podría favorecer la eliminación de minerales importantes para el organismo a través de la orina, como es el caso del sodio, potasio y del magnesio.

Cómo usar el perejil en las recetas

Además de tomar el té para complementar el tratamiento contra la infección urinaria, el perejil también puede ser utilizado para preparar diversos platillos y jugos, como se indica a continuación:

  • En las ensaladas, acompañada de lechuga, albahaca, huevo y tomate, por ejemplo;
  • En las carnes y pescados, añadiéndolo de último, cuando la carne está lista;
  • En salsas preparadas con crema de leche;
  • En los jugos naturales, combinando especialmente con las frutas cítricas, como el jugo de piña con perejil y el jugo de naranja con perejil.

Para complementar el tratamiento contra la infección urinaria, es importante aumentar el consumo de líquidos a lo largo del día, así como incluir en la dieta algunos alimentos con propiedades diuréticas. Vea qué comer cuando se tiene una infección urinaria.

Pero además del perejil existen otros remedios naturales que pueden ayudar, vea el vídeo a continuación: 

Vídeos relacionados