Cáncer de recto: síntomas, causas y tratamiento

El cáncer de recto es un tipo de cáncer que afecta la parte final del intestino grueso, conocida como recto, y puede causar síntomas como sangre en las heces, dolor en el abdomen, diarrea, estreñimiento, ganas frecuente de evacuar y pérdida de peso.

El cáncer que se desarrolla en el intestino grueso también puede ser llamado cáncer colorrectal, que es más común en personas mayores que fuman y consumen mucha carne roja y en caso de antecedentes familiares de cáncer de intestino. Vea más sobre el cáncer colorrectal.

En caso de sospecha de cáncer de recto, es importante consultar al coloproctólogo o al médico general, que puede indicar el tratamiento, el cual puede implicar cirugía para remover el tumor y la realización de quimioterapia y/o radioterapia.

Médico evaluando a una paciente

Principales síntomas

Los principales síntomas del cáncer de recto incluyen:

  • Sangrado por el recto, que algunas veces puede notarse en las heces;
  • Dolor abdominal;
  • Heces delgadas;
  • Cambios en la frecuencia de evacuación, pudiendo surgir estreñimiento o diarrea;
  • Ganas frecuentes de evacuar;
  • Pérdida de peso.

Es común que las personas con cáncer de recto desarrollen anemia debido a la pérdida de sangre, y en los casos más graves, también pueden presentar obstrucción intestinal, surgiendo síntomas como interrupción de la evaluación e hinchazón abdominal. Conozca cuáles son los síntomas de obstrucción intestinal.

Test online de síntomas

El cáncer de recto es un tipo de cáncer colorrectal. Para saber las posibilidades de tener cáncer colorrectal, seleccione a continuación los síntomas que presenta:

  1. 1. Presencia de diarrea o estreñimiento constante
  2. 2. Presencia de Heces de color oscuras o con sangre
  3. 3. Presencia de gases y cólicos abdominales
  4. 4. Presencia de sangre en el ano o sangre visible en el papel higiénico al limpiarse
  5. 5. Tienes sensación de peso o de dolor en la región anal, así ya hayas evacuado
  6. 6. ¿Sientes cansancio frecuente?
  7. 7. ¿Los exámenes de sangre indican presencia de anemia?
  8. 8. ¿Has perdido peso sin razón aparente?

Este test es solo una herramienta de orientación y no tiene como finalidad establecer un diagnóstico ni sustituir la consulta con el coloproctólogo o médico general.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico del cáncer de recto es realizado por el coloproctólogo o médico general basándose en los síntomas y en los resultados de exámenes como la colonoscopia y la biopsia, que puede mostrar la presencia de las células cancerígenas.

Cuando el diagnóstico es confirmado, es común que sean indicados otros exámenes, como la resonancia magnética de la pelvis y la tomografía computarizada del tórax y el abdomen, para verificar el estadio del cáncer e indicar el tratamiento más adecuado.

Posibles causas

El cáncer de recto es causado por alteraciones genéticas que surgen al azar en las células y provocan su multiplicación anormal. Sin embargo, existen enfermedades genéticas como el síndrome de Lynch y la poliposis adenomatosa familiar, que aumentan mucho las posibilidades de que surjan estas alteraciones.

Asimismo, el riesgo de cáncer de recto es mayor en personas con más de 50 años de edad, fumadoras, que consumen mucha carne roja o alcohol, tienen obesidad, antecedentes de cáncer de recto en la familia o enfermedad inflamatoria intestinal, como la rectocolitis ulcerosa.

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento del cáncer de recto es llevado a cabo por medio de cirugía, en especial en los estadios iniciales. Sin embargo, el médico puede indicar la quimioterapia y/o radioterapia antes de la operación para reducir el tamaño del tumor y facilitar su remoción, en algunos casos.

Algunas veces, el médico también puede indicar la quimioterapia y/o radioterapia luego de la cirugía para complementar la remoción del tumor, eliminando posibles células cancerígenas que puedan haber quedado en el cuerpo.

Actualmente, un medicamento conocido como dostarlimab ha sido estudiado para tratar el cáncer de recto en personas con una alteración genética específica. Sin embargo, aunque los resultados son prometedores, son necesarios más estudios hasta que este medicamento sea aprobado con esta finalidad. 

¿El cáncer de recto tiene cura?

El cáncer de recto puede curarse en algunos casos, en especial si el diagnóstico es realizado cuando el tumor aún está en los estadios iniciales y el tratamiento es llevado a cabo de acuerdo con las indicaciones del médico.