Rinofaringitis: qué es, síntomas y tratamiento

La rinofaringitis o resfriado común es una enfermedad inflamatoria de la zona superior de la faringe, llamada ¨rinofaringe¨, que afecta la zona nasal y su causa principalmente es originada por virus, manifestando síntomas, como fiebre, inflamación de mucosa nasal, tos, congestión ocular, que puede variar de acuerdo a la edad de la persona.

La rinofaringitis es una infección benigna y se presenta muy a menudo en niños de forma aguda y se cura de forma espontánea entre los 7 a 10 días. Sin embargo, esta condición puede afectar también a personas de todas las edades y llegar a ser crónica, pudiendo en este caso generar algunas complicaciones.

Esta enfermedad es contagiosa y pude ser transmitida cuando la persona tose o estornuda cerca y el tratamiento debe ser orientado por médico, el cual tiene como objetivo aliviar los síntomas, siendo recomendada la realización de lavados nasales frecuentes con suero salino e inhalaciones con vapor de agua, hidratación adecuada, y algunos medicamentos analgésicos.

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas 

Los principales síntomas de la rinofaringitis son:

  • Fiebre;
  • Inflamación de la mucosa nasal;
  • Estornudos;
  • Tos;
  • Lagrimeo y congestión ocular;
  • Rinorrea o goteo nasal;
  • Obstrucción nasal;
  • Falta de apetito;
  • Malestar general.

Los síntomas son producidos por mediadores de la inflamación que se liberan por la toxicidad del virus sobre el epitelio respiratorio y en algunos casos, también pueden presentarse vómitos, diarrea, dolor abdominal, mialgias y congestión ocular.

Esta enfermedad tiene un período de incubación de 2 a 5 días y la eliminación del virus es máxima entre los 2 y 7 días, pero puede durar hasta 2 semanas.

Cómo se realiza el diagnóstico

Generalmente, el diagnóstico de la rinofaringitis es realizado por el médico por medio de la evaluación de los síntomas y exploración física de la persona, no siendo necesaria la realización de exámenes.

Además de eso, el médico también puede explorar otras áreas del cuerpo, como los oídos o pulmones, para descartar que no exista otro foco infeccioso o complicación de esta enfermedad. 

¿Rinofaringitis o Covid?

Muchas veces la rinofaringitis aguda puede confundirse con el Covid-19, aunque uno de los virus que puede generar la rinofaringitis es el coronavirus, el Covid -19 es un tipo de coronavirus específico de esta enfermedad.

Además de eso, el Covid-19, puede diferenciarse de una rinofaringitis u otro tipo de gripe, por los tipos de síntomas, su intensidad y duración. Generalmente, ante la sospecha de que pueda ser Covid-19, el médico puede indicar para realizar el test de Covid o PCR. Conozca cómo diferenciar los síntomas de covid con una gripe o resfriado. 

Causas

La rinofaringitis es principalmente generada por un virus, siendo el rinovirus el más frecuente, además de coronavirus, VRS, virus de la gripe, parainfluenza, adenovirus y enterovirus, entre otros.

De esta manera, existen más de 200 virus capaces de provocar esta enfermedad, y aunque inducen una inmunidad en la zona, esta es de corta duración, ya que hay gran variedad de subtipos de estos virus, permitiendo infecciones nuevamente.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la rinofaringitis tiene como objetivo aliviar los síntomas, siendo indicado por el médico la realización de lavados nasales con suero fisiológico, inhalaciones de vapor de agua, además de la utilización de un aspirador nasal en caso de bebés. Asimismo, es importante mantener una hidratación adecuada, alimentación saludable y mantenerse en reposo.

En algunos casos, puede ser necesaria la indicación de analgésicos, como paracetamol o ibuprofeno vía oral en la forma de jarabe o comprimidos, para ayudar a aliviar los síntomas y bajar la fiebre.

En caso de complicaciones derivadas de la rinofaringitis, como otitis aguda o sinusitis aguda, por ejemplo, el médico puede llegar a recomendar el uso de antibióticos. Conozca cómo se trata la otitis y cuáles son los principales síntomas.

Cómo prevenir

Para prevenir la rinofaringitis se debe disminuir la cadena de transmisión que se produce a través del contacto con las secreciones nasales infectadas, siendo indicadas algunas recomendaciones:

  • Lavarse frecuente de las manos;
  • Evitar contacto con personas afectadas;
  • Evitar permanecer en ambientes cerrados;
  • Taparse la boca al estornudar o toser para evitar el contagio;
  • Evitar compartir objetos que puedan estar contaminados, como vasos, biberones o cubiertos, por ejemplo;
  • Mantener la nariz muy limpia y despejada con suero salino;
  • Tomar abundante líquido para aliviar la tos y para mantenerse hidratado;
  • Ventilar con regularidad la habitación sin sobrecalentarla;
  • Tener un buen descanso y alimentación saludable.

En caso de que vuelva a aparecer la fiebre o si pasados 10 días no hay mejoría, se debe volver a consultar al médico, para que evalúe el surgimiento de otras complicaciones, indicando el tratamiento más adecuado.

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo del desarrollo de la rinofaringitis son:

  • Tabaquismo pasivo;
  • Contaminación;
  • Sequedad ambiental;

  • Reflujo gastroesofágico, dado que crea una irritación e inflamación local, también es un factor que debe tratarse;

  • Vida en comunidad, como la guardería en niños;

  • Carencia de hierro, de zinc, disminuyendo la inmunidad;

  • Inmunodeficiencia adquirida o congénita;

  • Ausencia de lactancia materna;

  • Antecedentes familiares;

  • Alergia.

Además de eso, la deficiencia de algunos nutrientes, como hierro o zinc, pueden afectar el sistema inmunitario, haciendo que la persona sea más propensa a sufrir de rinofaringitis recurrentes. Conozca algunos alimentos que ayudan a mejorar la inmunidad.