Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Remedios caseros para la garganta inflamada

Algunos buenos remedios caseros para ayudar a curar la garganta inflamada son los tés de plantas medicinales, gárgaras con agua tibia y los jugos de frutas cítricas como fresas o piña, ya que que ayudan a desinflamar la región y a retirar los microorganismos que pueden estar presentes en este sitio.

Sin embargo, además de utilizar uno de estos remedios caseros lo que se puede hacer es proteger la garganta evitando comer helados y adoptando una alimentación semi-sólida, que no irrite la garganta durante la deglución como sopa tibia, cereales tipo papilla y batidos a temperatura ambiente.

Para los bebés y los niños una excelente opción puede ser beber jugos naturales, ya que son aceptados más fácilmente y complementan el tratamiento indicado por el pediatra, que puede incluir antiinflamatorios y antitérmicos.

Aprenda algunos excelentes remedios naturales en este video:

Vea cómo preparar cada uno de los siguientes remedios caseros para la garganta:

Té de Malvavisco

Este té es muy útil ya que el malvavisco, llamado también altea, calma los tejidos que están irritados, mientras que el jengibre o la menta piperita disminuyen la inflamación. Es una muy buena opción porque proporciona sensación de frescura y disminuyendo el dolor de la garganta inflamada.

Ingredientes

  • 1 cdta de raíz de altea o malvavisco;
  • 1 cdta de raíz de jengibre picada;
  • 1 cdta de menta piperita seca;
  • 250 ml de agua.

Método de preparación

Para preparar este remedio casero basta con añadir el jengibre y la altea en una olla con agua y dejar hervir por aproximadamente 5 minutos, a continuación, añadir la menta-piperita. La olla debe ser tapada y el té debe permanecer en infusión durante otros 10 minutos. Tomar el té varias veces al día.

Jarabe de jengibre y propóleo

Remedios caseros para la garganta inflamada

Este jarabe es fácil de preparar y dura semanas cuando es guardado en el frigorífico, pudiendo ser utilizado por adultos y niños.

Ingredientes

  • 1 taza de miel;
  • 1 cdta de extracto de propóleo;
  • 1 cdta de jengibre en polvo.

Método de preparación

Mezclar los ingredientes y llevar al fuego dejando hervir por unos minutos. Cuando este tibio guarde en un recipiente de vidrio. Los adultos pueden tomar 2 cucharadas de ese jarabe al día, los niños entre 3 y 12 años pueden tomarlo 1 vez al día.

Jugo de Piña 

Remedios caseros para la garganta inflamada

El jugo de piña también es rico en Vitamina C y endulzado con un poquito de miel ayuda más todavía a lubricar la garganta.

Ingredientes

  • 2 ruedas de piña (con cáscara);
  • 1/2 litro de agua;
  • 3 gotas de propóleo;
  • Miel al gusto.

Método de preparación

Licuar los ingredientes y beba a seguir.

Gárgaras de limón con pimienta

Las gárgaras de jugo de limón con pimienta roja es un excelente remedio casero para acabar con el dolor de garganta.

Ingredientes

  • 125 ml de agua tibia;
  • 1 cda de jugo de limón;
  • 1 cda de sal;
  • 1 pizca de pimenta roja.

Método de preparación

Mezcle todos los ingredientes en un vaso y haga gárgaras varias veces al día. Repose y coma bien.

Té de hojas de parchita o maracuyá

Remedios caseros para la garganta inflamada

Las hojas de maracuyá son útiles para aliviar la incomodidad causada por la garganta inflamada. Por eso es aconsejable tomar este té siempre que sienta que la garganta está irritada.

Ingredientes

  • 1 taza de agua;
  • 3 hojas de parchita trituradas. 

Método de preparación

Hervir el agua y las hojas de maracuyá durante algunos minutos. Cuando este tibio se debe colar y añadir 1 cda de miel. Tomar a seguir de 2 a 4 veces al día.

Jugo de Fresa 

Remedios caseros para la garganta inflamada

El jugo de fresa es bueno porque es rico en antioxidantes y vitamina C, siendo excelente para tratar las infecciones de la garganta.

Ingredientes

  • 1/2 taza de fresas;
  • 1/2 vaso de agua;
  • 1 cda de miel.

Método de preparación

Licúa los ingredientes y beba a seguir. Tome el jugo de fresa de 3 a 4 veces al día.

Más sobre este tema:
Carregando
...