¿Cómo quitar lo ronco? (remedios caseros)

Algunas formas sencillas de tratar la ronquera que pueden que pueden hacerse en casa incluyen beber bastante agua, utilizar un humidificador ambiental, descansar la voz o hacer gárgaras con agua tibia y sal, ya que ayudan a mantener la garganta y las cuerdas vocales hidratadas y humedecidas, dejar el moco más líquido, además de aliviar la inflamación en la laringe o en la garganta que pueden estar causando la ronquera.

La ronquera no es grave en todos los casos y puede ocurrir debido al mal uso de la voz, gripe o refriados, y generalmente tiende a desaparecer en pocos días.

No obstante, en caso de que la ronquera sea prolongada o constante durante más de 2 semanas, puede indicar situaciones más graves como lesiones en las cuerdas vocales, por ejemplo, debiendo siempre ser evaluada por un otorrinolaringólogo para indicar el tratamiento más adecuado.

Algunos consejos para tratar la ronquera en casa son:

1. Beber bastante agua

Beber agua aumenta la hidratación y humedad de la garganta y de las cuerdas vocales, además de reducir la viscosidad del moco en ellas, ayudando a aliviar la ronquera.

Por eso, se recomienda beber por lo menos 2 litros de agua al día en pequeño tragos. En personas con dificultad para tomar agua, una buena opción es agregar el jugo de medio limón al agua para darle sabor y facilitar su ingesta.

2. Descansar la voz

Descansar la voz durante algunos días, evitar hablar mucho, gritar o contar, es una buena forma de mejorar la ronquera, especialmente cuando es causada por alguna irritación o inflamación en la garganta o laringe, ya que ayuda a aliviar la hinchazón o inflamación.

Además, también se debe evitar susurrar o hablar muy bajo, ya que esto aumenta la tensión en las cuerdas vocales, pudiendo empeorar la ronquera.

Otra forma de descansar la voz para aliviar la ronquera es permanecer en silencio durante 15 a 20 minutos, 2 a 3 veces al día.

3. Usar un humidificador

El humidificador en el ambiente está recomendado especialmente cuando el aire es muy seco, ya que este aparato aumenta la humedad en el ambiente, reduciendo la irritación o inflamación de la garganta, además de abrir las vías respiratoria, ayudar a liberar el catarro y facilitar la respiración, reduciendo la ronquera.

En caso de no contar con un humidificador en casa, puede tomar un baño caliente, respirando el vapor de agua o incluso hacer una vaporización agregando agua hirviendo en un recipiente, y a continuación, cubrir la cabeza con una toalla abierta, a modo de cubrir también el recipiente e inhalar el vapor de agua durante 5 a 10 minutos.

4. Mascar chicles

Mascar chicles estimula la producción de saliva naturalmente, ayudando a humedecer y lubricar la garganta, calmando la irritación y aliviando la ronquera. Se debe dar preferencia a los chicles sin azúcar para evitar caries dentales.

5. Hacer gárgaras con agua tibia y sal

Las gárgaras con agua tibia y sal tienen acción antiinflamatoria y antibacteriana, ayudando a aliviar la ronquera, dolor de garganta y a remover bacterias que pueden causar inflamación e infección en la garganta.

Para hacer gárgaras con agua tibia y sal debe agregar una cucharada cafetera de sal en un vaso de agua tibia y mezclar. Hacer gárgaras varias veces al día. Vea algunos remedios caseros para combatir la ronquera.

6. Evitar alimentos y bebidas muy frías o muy calientes

Alimentos muy calientes o muy fríos pueden aumentar la irritación de la garganta y empeorar la ronquera, por lo que se deben evitar las temperaturas muy extremas, dando preferencia a alimentos y bebidas tibias o a temperatura ambiente.

7. Evitar sustancias que irriten la garganta

Algunas sustancias como alcohol, cafeína y cigarro pueden aumentar la irritación en la garganta, empeorando la ronquera, por lo que se debe evitar fumar y consumir bebidas con cafeína, como café, té negro, verde o bebidas alcohólicas como cerveza, vino o whisky, por ejemplo.

8. Hacer ejercicios para las cuerdas vocales

Algunos ejercicios para las cuerdas vocales como hacer movimientos de rotación con los hombros hacia enfrente y para atrás, o hacer movimientos de vibración con la lengua diciendo TRRRR o BRRRR, por ejemplo, ya que ayudan a mejorar la voz, aumentar la circulación sanguínea y oxigenacion de las cuerdas vocales, y aliviar la ronquera.

Estos ejercicios pueden realizarse diario ya que también ayudan a prevenir la ronquera y lesiones en las cuerdas vocales, especialmente en personas que utilizan mucho la voz en el trabajo, como profesores, conferencistas o cantantes, por ejemplo, siendo importante tener una orientación del fonoaudiólogo.

Posibles causas de ronquera

Las causas más comunes de ronquera son el mal uso de la voz, gripe, resfriado o catarro, alteraciones hormonales como la que ocurren en la adolescencia, reflujo gastroesofágico que lesiona la laringe, alergias respiratorias, tos seca persistente, hipotiroidismo, mal de Parkinson, miastenia y cirugía cardíaca o en la garganta.

La ronquera también puede ser causada por estrés o ansiedad, llevando al desarrollo de ronquera emocional. Además, algunos hábitos como fumar, beber, estar en ambientes con contaminación, o incluso situaciones graves como nódulos en las cuerdas vocales o cáncer de laringe, por ejemplo, pueden causar ronquera prolongada o constante.

Cuándo debe acudir al médico

Se recomienda acudir al médico si la ronquera permanece por más de 2 semanas, o si está acompañada de síntomas como tos con sangre o dificultad para respirar. En el caso de los bebés deben ser llevados al pediatra cuando presentan ronquera.

En la consulta, el médico debe evaluar los síntomas y puede hacer una evaluación de la garganta a través de laringoscopia, pero dependiendo de la sospecha, también podrá pedir exámenes como endoscopia o electromiografía laríngea, por ejemplo, para determinar la causa de la ronquera e indicar el tratamiento más adecuado.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em noviembre de 2022. Revisión clínica por Rosa Maria Rodriguez Antonio - Fonoaudióloga, em noviembre de 2017.

Bibliografía

  • STINNETT, S.; et al. Update on Management of Hoarseness. Med Clin North Am. 102. 6; 1027-1040, 2018
  • REITER, R.; et al. Hoarseness-causes and treatments. Dtsch Arztebl Int. 112. 19; 329-37, 2015
Revisión clínica:
Rosa Maria Rodriguez Antonio
Fonoaudióloga
Formada por la Universidad Lusíadas de Santos, en 1991, con registro profesional CRFa. nº 6020.