¿Por qué me levanto cansado y sin energía?: 8 causas y qué hacer

Actualizado en diciembre 2023

Levantarse cansado y sin energía es un síntoma que puede estar relacionado con hábitos inadecuados o problemas de salud, como apnea del sueño, ansiedad, depresión, exposición a luz azul, consumo de cafeína y bebidas alcohólicas o alimentación incorrecta.

Según la causa de esta condición, además de levantarse cansada, la persona también puede presentar otros síntomas como dolor de cabeza, alteración del apetito, dificultad para concentrarse, irritación y molestias en las piernas y pies, por ejemplo. 

Cuando el cansancio al levantarse dura algunas semanas y/o la persona presenta otros síntomas asociados, lo más recomendable es consultar al médico general para que realice una evaluación completa e indique el tratamiento más adecuado, el cual puede incluir cambios en el estilo de vida, psicoterapia, uso de medicamentos o cirugía

Imagem ilustrativa número 1

¿Por qué me levanto cansado y sin energía?

Las principales causas de levantarse cansado y sin energía incluyen:

1. Apnea del sueño

Despertarse cansado es uno de los síntomas de la apnea del sueño, pues este trastorno provoca la interrupción momentánea de la respiración, lo que causa ronquidos y dificultades para tener un sueño reparador. Asimismo, la apnea del sueño también puede generar el surgimiento de dificultades para concentrarse, dolor de cabeza y/o impotencia. Vea mejor cuáles son los síntomas de la apnea del sueño.

Qué hacer: el tratamiento de esta condición varía según la causa, pudiendo incluir el uso del CPAP, un dispositivo que empuja el aire hasta los pulmones, permitiendo una respiración normal y un sueño más reparador, el uso de aparatos intraorales y, en ciertos casos, cirugía. 

2. Ansiedad y depresión

Levantarse cansado es una de las consecuencias de los síntomas de ansiedad y depresión. Esto ocurre debido a que las personas con depresión pueden tener dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormidas durante la noche o pueden presentar períodos de somnolencia diurna excesiva.

Las personas con ansiedad pueden despertarse cansadas, pues el exceso de preocupación y el miedo dificultan conciliar el sueño y entorpecen el mismo, interrumpiendo el sueño durante la noche.

Qué hacer: el tratamiento de la ansiedad y la depresión debe ser llevado a cabo por el médico, el cual puede recomendar sesiones de psicoterapia, como la terapia cognitivo-conductual, y medicamentos para la depresión y la ansiedad, como fluoxetina, sertralina o diazepam. Conozca mejor sobre el tratamiento para la ansiedad y para la depresión.

3. Exposición a luz azul

La exposición a luz azul durante la noche, presente en dispositivos electrónicos como celulares, computadoras, tabletas o televisores, por ejemplo, puede causar problemas como insomnio y despertarse cansado.

Esto ocurre debido a que la exposición a esta luz azul hace que el cerebro interprete que aún es de día, disminuyendo la producción de melatonina, que es la hormona que provoca el sueño, lo que entorpece el proceso para conciliar el sueño y, por ende, empeora la calidad del mismo. 

Qué hacer: se recomienda evitar el uso de dispositivos electrónicos una hora antes de ir a la cama. Otra sugerencia es utilizar lentes con bloqueo de luz azul en la noche o una aplicación que filtre la luz azul, en caso de que sea necesario utilizar dispositivos electrónicos durante la noche.

4. Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica, o encefalomielitis miálgica, es una enfermedad caracterizada por síntomas como levantarse siempre cansado, falta de energía, insomnio crónico y sueño excesivo durante el día, el cual dura más de 6 meses.

Qué hacer: el tratamiento tiene como objetivo disminuir los síntomas, pudendo ser recomendada por el médico la realización de psicoterapia, la práctica de ejercicios físicos regulares y el uso de medicamentos antidepresivos y antiinflamatorios. Entienda cómo es el tratamiento del síndrome de fatiga crónica.

5. Consumo de cafeína y bebidas alcohólicas

El consumo de cafeína antes de dormir, presente en el café, el té verde o el chocolate, por ejemplo, es una de las causas de levantarse cansado, pues esta sustancia puede bloquear la adenosina, una molécula que induce el sueño. De esta manera, la cafeína puede dificultar el inicio del sueño, reducir el número de horas dormidas o incluso disminuir la calidad del sueño.

Por ter efecto sedante, la ingesta de bebidas alcohólicas ayuda a conciliar el sueño; no obstante, estas pueden reducir la calidad general del mismo y causar más interrupciones del sueño, principalmente cuando son consumidas en exceso. Asimismo, estas bebidas también pueden empeorar los cuadros de apnea del sueño, pues relajan los músculos de la garganta y estrechan las vías aéreas.

Qué hacer: se aconseja evitar consumir alimentos y bebidas con cafeína hasta 8 horas antes de dormir. Para evitar los efectos del alcohol en el sueño, se recomienda dejar de ingerir bebidas alcohólicas al menos 4 horas antes de ir a la cama.

6. Síndrome de las piernas inquietas

Levantarse cansado es uno de los posibles síntomas del síndrome de las piernas inquietas, una condición que se caracteriza por el movimiento involuntario de las piernas. Además, este síndrome también puede generar síntomas como molestias en las piernas y pies, dificultad para conciliar el sueño, cansancio frecuente y sueño durante el día. 

Qué hacer: el tratamiento puede ser llevado a cabo mediante cuidados en la alimentación, evitando ingerir alimentos y bebidas estimulantes, como café, té verde o alcohol, por ejemplo.

Asimismo, el médico también puede prescribir el uso de ciertos medicamentos, como agonistas de la dopamina, benzodiacepinas y agonistas alfa-adrenérgicos. Vea más sobre el tratamiento del síndrome de piernas inquietas.

7. Alimentación inadecuada

La alimentación inadecuada, incluyendo grandes porciones de comida, alimentos ricos en carbohidratos refinados o preparaciones muy grasosas o picantes, por ejemplo, puede provocar problemas de digestión en ciertas personas, causando situaciones como insomnio, mala calidad del sueño y levantarse cansado.

Qué hacer: algunos consejos de alimentación para evitar levantarse cansado incluyen comer alimentos saludables y en cantidades moderadas, evitar el consumo de comidas ricas en carbohidratos refinados, como refrescos, helado y pan blanco, y evitar la ingesta de alimentos muy grasosos y picantes antes de dormir.

8. Tomar poco sol

Tomar poco sol puede provocar el surgimiento de síntomas como levantarse cansado, pues la luz solar es importante para equilibrar el ciclo del sueño, ayudando a evitar el insomnio o la dificultad para conciliar el sueño durante la noche.

Qué hacer: se recomienda tomar sol al menos 15 minutos al día, en el caso de pieles más claras, y de 30 minutos a 1 hora al día, en el caso de personas de piel más morena u oscura.