Apnea del sueño: qué es, síntomas y tratamiento

La apnea del sueño es un trastorno que causa el paro momentáneo de la respiración o una respiración muy superficial durante el sueño, dando como resultado ronquidos y un descanso poco relajante que no permite recuperar las energías. Por lo tanto, además de la somnolencia durante el día, esta enfermedad provoca síntomas como dificultad de concentración, dolor de cabeza, irritabilidad e incluso impotencia.

La apnea del sueño ocurre debido a la obstrucción de las vías respiratorias en función a la desregulación de los músculos de la faringe. Asimismo, existen hábitos de vida que aumentan el riesgo de desarrollar una apnea obstructiva del sueño, como el exceso de peso, el consumo de bebidas alcohólicas, el tabaquismo y el uso de medicamentos para dormir.

Este trastorno debe ser tratado por medio de la mejoría de los hábitos de vida y del uso de una máscara de oxígeno que lleva el aire hacia la vías aéreas y y facilita la respiración.

Apnea del sueño: qué es, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Para identificar la apnea obstructiva del sueño, se debe notar la presencia de los siguientes síntomas:

  1. Roncar durante el sueño;
  2. Despertarse varias veces en la noche, aunque sea durante pocos segundos y de forma imperceptible;
  3. Presentar paros de la respiración o sofocamiento durante el sueño;
  4. Tener exceso de sueño y cansancio durante el día;
  5. Levantarse para orinar o perder orina durante el sueño;
  6. Tener dolor de cabeza al levantarse;
  7. Disminuir el rendimiento en los estudios o el trabajo;
  8. Tener alteraciones de la concentración y de la memoria;
  9. Desarrollar irritabilidad y depresión;
  10. Tener impotencia sexual.

Esta enfermedad ocurre debido a un estrechamiento de las vías respiratorias, en la región de la nariz y de la garganta; la cual ocurre principalmente por una desregulación en la actividad de los músculos de la región de la faringe, que puede estar excesivamente relajada o estrecha durante la respiración. El tratamiento es realizado por el médico neumólogo, el cual podrá indicar un aparato llamado CPAP o, en ciertos casos, cirugía.

Esta condición es más común en personas mayores de 50 años de edad, y la cantidad y la intensidad de los síntomas varía de acuerdo con la gravedad de la apnea, la cual es influenciada por factores como el exceso de peso y la anatomía de las vías respiratorias de la persona, por ejemplo.

Conozca también otras enfermedades que causan sueño excesivo y cansancio.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico definitivo del síndrome de la apnea del sueño es realizado con la polisomnografía, que es un examen que analiza la calidad del sueño, midiendo las ondas cerebrales, los movimientos de los músculos de la respiración y la cantidad de aire que entra y sale durante la respiración, además de la cantidad de oxígeno en la sangre. Este examen sirve para identificar tanto la apnea como otras enfermedades que afectan el sueño.

Aparte de esto, el médico también puede realizar una evaluación de la historia clínica y un examen físico de los pulmones, la cara, la garganta y el cuello de la persona, lo que también podrá ayudar a diferenciar entre los tipos de apnea.

Tipos de apnea del sueño

Existen 3 tipos principales de apnea del sueño, los cuales pueden ser:

  • Apnea obstructiva del sueño: ocurre, en la mayor parte de los casos, debido a la obstrucción de las vías aéreas causada por la relajación de los músculos de la respiración, el estrechamiento y las alteraciones de la anatomía del cuello, la nariz o la mandíbula.
  • Apnea central del sueño: ocurre, generalmente, luego de alguna enfermedad que cause lesión cerebral y altere su capacidad de regular el esfuerzo respiratorio durante el sueño, como en casos de tumores cerebrales, luego de un ACV o enfermedades degenerativas del cerebro, por ejemplo.
  • Apnea mixta: es provocada por la presencia tanto de la apnea obstructiva como de la apnea central, siendo el tipo menos usual.

También existen casos de apnea temporal, la cual puede surgir en personas con inflamación de las amígdalas o tumores o pólipos en la región, por ejemplo, que pueden dificultar el paso de aire durante la respiración.

Apnea del sueño: qué es, síntomas y tratamiento

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la apnea del sueño generalmente se indican pequeñas alteraciones en el estilo vida de acuerdo a la posible causa. Por eso, cuando la apnea es producida por el exceso de peso, por ejemplo, se recomienda consultar a un nutricionista para que oriente un plan nutricional que permita la pérdida de peso con la intención de mejorar la respiración.

Cuando la apnea del sueño es causada o agravada por el cigarro se aconseja dejar de fumar o disminuir el número de cigarros fumados por día para evitar la inflamación de las vías respiratorias y facilitar el paso del aire.

Por ello, en los casos más graves, como cuando no es posible tratar la apnea del sueño con estas pequeñas alteraciones, pueden recomendarse otras formas de tratamiento:

1. Uso de CPAP

El CPAP es un aparato semejante a una máscara de oxígeno el cual lleva el aire hasta los pulmones, permitiendo una respiración normal que no interrumpe el sueño, por lo que permite un descanso más reparador.

Normalmente, este aparato está indicado cuando hay una obstrucción completa de las vías respiratorias durante el sueño o cuando no es posible mejorar los síntomas con solo alteraciones en los hábitos de vida diaria.

El CPAP puede ser un poco molesto de utilizar, por lo que muchas personas optan por usar otros aparatos semejantes al CPAP o por realizarse la cirugía para corregir el problema.

2. Cirugía

El tratamiento quirúrgico para la apnea del sueño sólo se indica cuando otras formas de tratamiento no funcionan, siendo recomendado optar por estas al menos durante 3 meses. Sin embargo, en algunos casos, las estructuras del rostro requieren ser alteradas para corregir el problema, por lo que la cirugía puede considerarse como el primer paso del tratamiento.

Los principales tipos de cirugía hecho para tratar este problema incluyen:

  • Remoción de tejido: se utiliza cuando hay un exceso de tejido en la parte trasera de la garganta para remover las amígdalas y adenoides, evitando que estas estructuras tapen el paso de aire o vibren, provocando el ronquido;
  • Reposicionamiento de la barbilla: se recomienda cuando la barbilla de la persona está muy retraída y disminuye el espacio entre la lengua y la parte trasera de la garganta. De esta forma es posible posicionar correctamente la barbilla y facilitar el paso de aire;
  • Colocación de implantes: son una opción a la remoción de tejido y ayudan a evitar que las partes suaves de la boca y garganta impidan el paso de aire;
  • Creación de un nuevo paso de aire: se utiliza en los casos en que la vida está en riesgo y las otras formas de tratamiento no funcionaron. En esta cirugía se realiza un canal en la garganta para permitir el paso de aire a los pulmones.

Además, todas las cirugías pueden ser adaptadas para tratar el problema específico de cada persona, por lo que es muy importante discutir las diferentes opciones con el médico.

Signos de mejoría o empeoramiento

Los signos de mejoría pueden tardan entre algunos días hasta varias semanas en aparecer, dependiendo del tipo de tratamiento, e incluyen la disminución o ausencia del ronquido durante el sueño, reducción de la sensación de cansancio durante el día, alivio del dolor de cabeza y capacidad para dormir si despertarse durante la noche.

Los signos que indican un empeoramiento se producen cuando no se ha iniciado el tratamiento e incluyen aumento del cansancio durante el día, levantarse varias veces durante el día con falta de aire y ronquidos intensos durante el sueño, por ejemplo.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • WEBMD. Sleep Apnea. Disponible en: <https://www.webmd.com/sleep-disorders/sleep-apnea/sleep-apnea>. Acceso en 12 Jun 2019
  • AMERICAN THORACIC SOCIETY. What Is Obstructive Sleep Apnea In Adults?. 2017. Disponible en: <https://www.thoracic.org/patients/patient-resources/resources/obstructive-sleep-apnea-in-adults.pdf>. Acceso en 12 Jun 2019
Más sobre este tema: