Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Todo sobre la neumonía en niños

La neumonía es una infección respiratoria bastante común en niños que causa inflamación de los tejidos a nivel de los pulmones, generando síntomas semejantes a los de una gripe, los cuales al inicio suelen ser leves y a medida que van pasando los días pueden ir empeorando. La neumonía infantil puede ser una enfermedad grave y potencialmente mortal, por lo que mientras más rápida sea diagnosticada menor será el riesgo de sufrir alguna complicación.  

Generalmente, la neumonía es causada por bacterias, sin embargo, también puede ocurrir por virus u hongos, y suele afectar principalmente a los niños con menos de 1 año de edad, motivo por el cual para prevenir su aparición se debe vestir a los niños de forma adecuada según la estación del año, se debe evitar los cambios bruscos en la temperatura y las corrientes de aire.

Todo sobre la neumonía en niños

Signos y síntomas 

Los principales signos y síntomas de neumonía en los niños son:

  • Precedida por una gripe o resfriado común;
  • Fiebre por encima de los 38º durante más de 3 días;
  • Frecuencia respiratoria aumentada;
  • Tos con flema amarillenta;
  • Falta de apetito;
  • Quejido en el pecho al respirar;
  • Respiración más rápida y corta, con apertura de las narinas;
  • Esfuerzo para respirar produciéndose un hundimiento de las costillas ;
  • Cansancio y debilidad que se puede notar por la falta de ganas de jugar.

Los bebés y los niños con estos síntomas deben ser evaluados por un pediatra lo más rápido posible, para evitar que la enfermedad progrese y se complique pudiendo causar un paro respiratorio, por lo que lo ideal es que el tratamiento sea iniciado en las primeras 48 horas.

Em el caso del bebé cuando presenta fiebre por encima de 39º, se niega a comer, tiene vómitos y diarrea, se debe acudir inmediatamente al hospital, ya que puede necesitar ser hospitalizado.

Diagnóstico

El pediatra puede llegar al diagnóstico de neumonía a través de la observación de los síntomas y al pedir una radiografía de tórax, para de esta forma evaluar la presencia de secreciones y de las regiones del pulmón que no están recibiendo aire.

El aumento de la frecuencia respiratoria en los bebés y en los niños generalmente indica la presencia de neumonía, siendo suficiente para que el médico llegue a un diagnóstico cuando: 

  • Bebés hasta los 2 meses de vida: 60 o más inspiraciones por minuto;
  • Bebés de 2 meses a 1 año: 50 o más inspiraciones por minuto;
  • Niños de 1 a 5 años: 40 o más inspiraciones por minuto.

Es importante verificar la frecuencia respiratoria del bebé cuando está tranquila como ocurre durante el sueño, por ejemplo.

Niños menores de 1 año tienen más riesgo de neumonía

Los niños menores de 1 año tienen mayor riesgo de desarrollar neumonía principalmente cuando: nacen con menos de 2 kg; en casos donde presenten desnutrición; cuando no son amamantados; bebés expuestos al humo del cigarrillo; y cuando hay mucho humo debido a la quema de madera o estiércol. Además de esto, los bebés y los niños que no se colocan la vacuna contra el sarampión y la tosferina también tienen mayor probabilidades de contraer neumonía.

Todo sobre la neumonía en niños

Tipos de neumonía en los niños

Los tipos de neumonía se clasifican de acuerdo a la causa. Se toma en consideración el tipo de microorganismo implicado, el sitio donde el niño fue contagiado y cómo ocurrió el contagio. Los tipos de neumonía son:  

  • Neumonía bacteriana: es una infección causada por bacterias y el tratamiento se realiza con antibióticos;
  • Neumonía viral: es causada por virus y el tratamiento es más prolongado porque no existen remedios antivirales para todos los virus existentes;
  • Neumonía  aspirativa: surge después de aspirar un líquido como su propio vómito, pudiendo ser causada tanto por virus como por bacterias;
  • Neumonía atípica: es provocada por microorganismos diferentes de los de la neumonía común como el Mycoplasma pneumoniae;
  • Neumonía comunitaria o extrahospitalaria: es una infección del pulmón grave que se toma fuera del hospital o en las primeras 48 horas de hospitalización;
  • Neumonía hospitalaria o nosocomial: cuando la neumonía se desarrolla mientras el individuo está hospitalizado o hasta 2 semanas después de recibir el alta.

La neumonía es una enfermedad contagiosa pero no es común que los niños la transmitan a otros individuos. El tipo de neumonía más común en los niños es viral, que ocurre como consecuencia de una gripe mal curada. 

Cómo tratar la neumonía en niños 

El tratamiento para neumonía infantil dura alrededor de 2 semanas, y normalmente el niño no necesita hospitalización pudiendo ser tratada en casa con antibióticos orales como Amoxicilina, Claritromicina, Eritromicina o Azitromicina, en el caso de neumonías bacterianas. En el caso de las neumonías virales dependerá del tipo de virus ya que no existen antirretrovirales para todos, por ejemplo en el caso de influenza A puede utilizarse amantadina o rimantadina. 

Estos medicamentos son prescritos por el pediatra y la dosis varia según el peso del niño. Además de los medicamentos, se deben mantener algunos cuidados en casa para acelerar el proceso de recuperación como por ejemplo:

  • Realizar nebulizaciones con suero fisiológico, de acuerdo con las indicaciones del médico;
  • Mantener una buena alimentación, la cual debe incluir la ingesta de frutas principalmente aquellas ricas en vitamina C como las naranja y la fresas;
  • Mantener una buena hidratación, ofreciendo leche y agua en cantidad suficiente;
  • Mantener reposo y evitar espacios públicos como la guardería o la escuela;
  • Vestir al niño de acuerdo a la estación del año;
  • Evitar las corrientes de aire durante y después del baño.

El internamiento hospitalario está reservado para los casos más graves en que es necesario hacer fisioterapia para neumonía infantil, recibir oxígeno o hacer antibiótico vía intravenosa.

La mejoría de los síntomas suele ocurrir alrededor del 2º día de tratamiento, pero el pediatra debe realizar un radiografía del tórax y un examen físico para confirmar la cura de la enfermedad.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje