Neumonía Bacteriana: qué es, síntomas y cómo se transmite

Revisión médica: Drª Sylvia Hinrichsen
Infectóloga
mayo 2021
  1. Principales síntomas
  2. Transmisión
  3. Tratamiento

La neumonía bacteriana es una infección grave de los pulmones que genera síntomas como tos con flema, fiebre y dificultad para respirar, que surge después de una gripe o resfriado que no se cura o que empeora a lo largo del tiempo.

En general, la neumonía bacteriana es causada por la bacteria en Estreptococos pneumoniae, sin embargo, otros agentes etiológicos como Klebsiella pneumoniae, Staphylococcus aureus, Haemophilus influenzae, Legionella pneumophila también pueden conducir al surgimiento de la enfermedad.

La neumonía bacteriana normalmente no es contagiosa y puede ser tratada en casa con la ingestión de antibióticos recetados por el médico. Sin embargo, en el caso de bebés o pacientes ancianos, puede ser necesario ingresar en el hospital.

Principales síntomas

Los síntomas de la neumonía bacteriana surgen a medida en que hay compromiso del pulmón, pudiendo variar de persona a persona. Los principales síntomas son:

  • Tos con mucha flema;
  • Fiebre alta, superior a 39º;
  • Dificultad para respirar;
  • Falta de aire;
  • Dolor de pecho;
  • Malestar general;
  • Cansancio excesivo.

El diagnóstico de la neumonía bacteriana puede ser hecho por un médico general o neumonólogo a través de exámenes como radiografía de tórax, tomografía, análisis de sangre o de flema.

Cómo se transmite la neumonía bacteriana

La transmisión de la neumonía bacteriana es muy difícil, por lo que el paciente no puede contagiar a personas sanas. Por lo general, este tipo de neumonía es más frecuente que se contagie a través de la entrada accidental de bacterias en el pulmón, a través de la boca o por otra infección que se esté desarrollando en algún lugar del organismo.

Asimismo, también puede atragantarse con alimentos o debido a una gripe mal curada. Por lo tanto, para prevenir la aparición de neumonía se recomienda lavarse a menudo las manos, evitar permanecer en lugares cerrados con poca ventilación de aire, como centros comerciales y cines, y colocarse la vacuna contra la gripe, especialmente en el caso de niños y ancianos.

Las personas con más riesgo de infección son los asmáticos, portadores de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o con el sistema inmune comprometido.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la neumonía bacteriana puede ser hecho en casa con reposo y con el uso de antibióticos como Amoxicilina, Levofloxacina o Ceftriaxona, por 7 a 14 días, según la indicación del médico.

Sin embargo, en algunos casos el médico puede recomendar que el tratamiento sea complementado con sesiones diarias de fisioterapia respiratoria, de manera de mejorar la respiración. 

En los casos más graves, cuando la neumonía se diagnostica en una fase más avanzada o en el caso de los bebés y en ancianos, puede ser necesario que sea hospitalizado para recibir los antibióticos vía intravenosa y oxígeno. Vea más detalles sobre cómo debe ser realizado el tratamiento.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em mayo de 2021. Revisión médica por Drª Sylvia Hinrichsen - Infectóloga, em julio de 2018.

Bibliografía

  • VILAR, Fernando C. Programa de Educação Médica Continuada - Pneumonias. Disponível em: <http://www.cremesp.org.br/pdfs/eventos/eve_04102016_145915_Pneumonias%20-%20Dr.%20Fernando%20Crivelenti%20Vilar.pdf>.
  • CORRÊA, Ricardo A. et al. Recomendações para o manejo da pneumonia adquirida na comunidade 2018. Jornal Brasileiro de Pneumologia. Vol 44. 5 ed; 405-424, 2018
Revisión médica:
Drª Sylvia Hinrichsen
Infectóloga
Infectóloga doctorada en Medicina Tropical en la Universidad Federal de Pernambuco en 1995. Nº de registro profesional: 6522