Moco cervical: qué es y cómo varía a lo largo del ciclo

El moco cervical es una secreción líquida producida por el cuello del útero y que puede ser expulsado a través de la vagina, observándose en la ropa íntima como un tipo de flujo transparente, blanco o levemente amarillento, sin olor, siendo una secreción natural del cuerpo.

Esta secreción contiene anticuerpos que impiden la entrada de bacterias y virus en el útero, manteniéndolo saludable. Además, el moco cervical aumenta la lubricación, protege el esperma del ambiente ácido de la vagina y ayuda al espermatozoide a alcanzar el útero durante el período fértil.

Cuando el flujo vaginal presenta algún color, olor, consistencia más espesa o diferente a lo normal, puede indicar la presencia de algún problema, por lo que es importante consultar a un ginecólogo para que lo evalúe, solicite la realización de exámenes y oriente el tratamiento adecuado.

Moco cervical: qué es y cómo varía a lo largo del ciclo

El moco cervical puede presentar características diferentes de acuerdo a cada fase del ciclo menstrual, como:

1. Inicio del ciclo menstrual 

El ciclo menstrual comienza con el primer día de la menstruación y las hormonas estrógeno y progesterona, responsables de la regulación del ciclo y de la producción de moco cervical se encuentran bajos, por lo que en esta fase, que puede durar de 1 a 5 días, la cantidad de moco es muy baja y no se logra observar.

2. Después de la menstruación

Después de la menstruación, generalmente los días 6 a 9 del ciclo menstrual, la cantidad de estrógeno comienza a aumentar, pero la producción de moco cervical aún es baja y normalmente la vagina puede estar más seca en esta fase. 

3. Período fértil 

El período fértil es el conjunto de 6 días alrededor de la ovulación y generalmente comienza entre 10 a 14 días después del primer día de la menstruación. Conozca cómo calcular el día de ovulación.

Al inicio de esta fase, hay un aumento gradual de estrógeno y de la producción de moco cervical que parece más espeso, pegajoso y blanquecino. En los días de ovulación, la vagina está  más húmeda y el moco cervical se vuelve más cristalino, transparente y elástico, semejante a la clara de huevo, por lo que la presencia de este moco indica que la mujer está en su período fértil.

El moco cervical en este período es importante para aumentar la lubricación de la vagina y ayudar a la entrada de los espermatozoides en el canal vaginal para llegar al óvulo, facilitando la fecundación.

El análisis de las características del moco cervical es bastante utilizado para indicar el período fértil, este análisis se conoce como el Método del moco cervical o Método Billings. Conozca cómo se utiliza el Método Billings.

4. Después del período fértil

Después del período fértil hasta la siguiente menstruación, hay un aumento de la progesterona, hormona responsable de preparar al útero para un posible embarazo, además de que los niveles de estrógeno disminuyen. Durante esta fase, la cantidad de moco cervical es muy baja o ausente y puede notarse más pegajoso o viscoso.

Moco cervical: qué es y cómo varía a lo largo del ciclo
 

Variaciones del moco a lo largo de la vida

Además del ciclo menstrual, el moco cervical también puede cambiar dependiendo de la fase de la vida de la mujer:

1. Embarazo

El moco cervical en el embarazo se hace más espeso y blanquecino debido a las alteraciones hormonales normales de este período. Así, este forma una barrera que sirve como defensa para impedir que bacterias u otros microorganismos se desarrollen dentro del útero y produzcan complicaciones en la gestación. Conozca otras alteraciones que ocurren en el cuerpo de la mujer embarazada.

2. Posparto

Después del parto ocurre un proceso natural en el que el cuerpo elimina restos de sangre, moco y tejido de la placenta durante 3 a 6 semanas, ya que es la fase de contracciones del útero para que regrese a su tamaño normal.

En esta fase, el moco vaginal tiene características específicas de acuerdo al período del posparto. Generalmente, se presenta sangre durante los primeros días, volviéndose castaño con tiras de sangre del 3º al 10º día y amarillento o blanquecino a partir del día 10. Conozca otras alteraciones que suceden en el cuerpo durante el posparto.

Es importante tener siempre el acompañamiento de un ginecólogo para garantizar una recuperación tranquila en el posparto.

3. Menopausia

La menopausia está marcada por el final de la fase reproductiva de la mujer y ocurre debido a que los ovarios dejan de producir estrógeno, por lo que la producción de moco cervical disminuye  y la vagina está más seca. Además, a pesar de que la cantidad de moco es poca, este puede ser más espeso y el olor puede cambiar. Por eso, se debe tener un acompañamiento por el ginecólogo para que evalúe las alteraciones del moco cervical en la menopausia y la necesidad de una reposición hormonal o de otro tipo de tratamiento. 

Cómo evaluar el moco cervical 

Para evaluar el moco cervical, la mujer debe estar desnuda e introducir el dedo índice en la vagina para observar la secreción de esta región. Al retirar el dedo se debe observar si el moco está presente en cantidad suficiente y si está elástico o no. Lo ideal para embarazarse es presentar un moco en buena cantidad y que sea elástico.

La evaluación del moco cervical no deber utilizarse como método para evitar un embarazo, ya que el moco puede sufrir pequeñas variaciones a lo largo del ciclo, haciendo difícil de evaluar. Conozca otras opciones de métodos anticonceptivos que pueden ser más seguros y eficaces.

Posibles alteraciones

Algunas mujeres con dificultad para embarazarse pueden tener un moco cervical muy espeso durante todo el ciclo, el cual impide el movimiento de los espermatozoides. En este caso debe consultarse a un ginecólogo para iniciar el tratamiento adecuado.

Además, el moco cervical puede tener una consistencia más espesa cuando se utiliza un anticonceptivo por no haber ovulación, además de los cambios hormonales normales del ciclo menstrual.

Otras situaciones que pueden alterar la consistencia, el color, volumen y el olor del moco cervical son los cambios hormonales, alteraciones en la flora bacteriana de la vagina o infecciones de transmisión sexual, por ejemplo. Estas alteraciones pueden causar un flujo vaginal y deben ser siempre evaluadas por un ginecólogo. Conozca qué significa cada color del flujo vaginal.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • HAN, Leo; et al. Cervical mucus and contraception: what we know and what we don't. Contraception. 96. 5; 310-321, 2017
  • CURLIN, Marija; BURSAC, Danijel . Cervical mucus: from biochemical structure to clinical implications. Frontiers in Bioscience. S5. 507-515, 2013
  • NAKANO, Fabiana Y.; et al. Sobre o papel do muco cervical e do pH vaginal na gênese da infertilidade inexplicada. MedicalExpress. 2. 2; M150207, 2015
Más sobre este tema: