Menopausia: qué es, síntomas y tratamiento

La menopausia es el período en el que se produce la interrupción natural de la menstruación, lo que indica el final del período reproductivo de la mujer.

La menopausia ocurre alrededor de los 45 años y se caracteriza por síntomas como sofocos repentinos, sudores nocturnos y cambios de humor frecuentes.

El tratamiento de la menopausia ayuda principalmente a aliviar los síntomas y puede realizarse mediante el reemplazo hormonal con medicamentos, bajo indicación del ginecólogo, pero también puede realizarse de forma natural con el uso de medicamentos a base de plantas.

Imagem ilustrativa número 1

Principales síntomas

Los síntomas de la menopausia generalmente incluyen los siguientes: 

  1. Menstruación irregular, hasta que la mujer tenga al menos de 12 meses sin menstruar;
  2. Ausencia de la menstruación;
  3. Sensaciones de calor, denominadas bochornos, calorones o sofocos, que surgen de forma repentina, incluso si la mujer se encuentra en un sitio con aire acondicionado;
  4. Sudoración fría que ocurre justo después del bochorno;
  5. Sequedad vaginal que dificulta el contacto íntimo;
  6. Ansiedad y nerviosismo, incluso sin causa aparente;
  7. Cambios bruscos del estado de ánimo;
  8. Insomnio o dificultad para dormir;
  9. Aumento del peso y facilidad para acumular grasa abdominal;
  10. Osteoporosis;
  11. Depresión;
  12. Sensación de hormigueo o pérdida de la sensibilidad en alguna parte del cuerpo;
  13. Dolor muscular;
  14. Dolor de cabeza frecuente;
  15. Palpitaciones cardíacas;
  16. Zumbido en los oídos. 

Estos síntomas suelen aparecer alrededor de los 45 años, pero la edad varía de una mujer a otra, y no hay una regla fija. Cuando la menopausia se produce antes de los 40 años se denomina menopausia precoz y cuando se produce después de los 52 años se denomina menopausia tardía.

Test online de síntomas

Si cree que pueda estar en la menopausia, responda las preguntas en el test a continuación y conozca cuál es el riesgo:

  1. 1. Menstruación irregular
  2. 2. Ausencia de menstruación por 12 meses seguidos
  3. 3. Ondas de calor que comienzan repentinamente y sin causa aparente
  4. 4. Sudores nocturnos intensos que pueden interrumpir el sueño
  5. 5. Cansancio frecuente
  6. 6. Alteraciones de humor como irritabilidad, ansiedad o tristeza
  7. 7. Dificultad para dormir o menor calidad del sueño
  8. 8. Resequedad vaginal
  9. 9. Caída del cabello
  10. 10. Disminución de la líbido

Causas de la menopausia

La menopausia es causada por la disminución en la producción de las hormonas femeninas, estrógeno y progesterona, que tiende a ocurrir naturalmente con el envejecimiento.

Sin embargo, la menopausia también puede adelantarse, debido a algunas condiciones de salud que afectan la producción de hormonas, como enfermedades autoinmunes, infecciones o tratamientos contra el cáncer.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de la menopausia se basa en los síntomas que la mujer informa al médico; no obstante, en caso de duda, se puede confirmar el descenso hormonal mediante un análisis de sangre. Conozca cuáles son los exámenes que permiten confirmar la menopausia.

Tratamiento para la menopausia

El tratamiento de la menopausia puede estar dirigido a eliminar la causa, cuando es el resultado de una condición de salud, por ejemplo, o simplemente aliviar los síntomas, cuando sucede de forma natural.

La terapia de reemplazo hormonal generalmente está indicada en todos los casos y consiste en el uso de hormonas sintéticas, generalmente en forma de píldoras, durante un período de tiempo. Este tratamiento sólo no se utiliza cuando la mujer tiene alguna contraindicación, como cáncer de mama, trombosis o problemas circulatorios, antecedentes de infarto, ictus o enfermedad hepática.

Además, existen otros medicamentos, como los antidepresivos y los anticonvulsivos, que también pueden ser recetados por el médico para aliviar algunos síntomas. Consulte una lista más completa de medicamentos indicados para la menopausia.

Tratamientos caseros

Los síntomas y molestias de la menopausia también se pueden tratar de forma natural, sobre todo si son leves. En estos casos, pueden ayudar medidas simples, que incluyen: ingerir suplementos naturales, realizar algunos cambios en la dieta y practicar actividad física de forma regular.

1. Suplementos naturales

Algunos suplementos y tés pueden ayudar a las mujeres a entrar en la menopausia sin problemas. Algunos ejemplos son:

  • Suplementos de soya, lecitina de soya o isoflavona de soya para combatir los bochornos;
  • Suplemento de Cohosh negro (Cimicifuga Racemosa) para disminuir la sequedad vaginal, además de aplicar un gel lubricante antes de cada relación;
  • Té de hierba de San Juan, para estabilizar los cambios de humor y reducir los sofocos.º

Estos tés y suplementos solo deben usarse con la orientación de un nutricionista o ginecólogo, ya que si bien son naturales, pueden influir en el funcionamiento del organismo e interactuar con otros medicamentos que la mujer esté tomando.

2. Alimentación en la menopausia

La alimentación en la menopausia también puede contribuir a aliviar los síntomas típicos de esta fase, por lo que se indica lo siguiente:

  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en calcio, como leche y sus derivados, sardina y soya, para ayudar a fortalecer los huesos;
  • Aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina E, como el aceite de germen de trigo y verduras;
  • Dar preferencia a frutas cítricas, cereales integrales y pescados. Los suplementos con semillas de linaza pueden ser indicados para mejorar el tránsito intestinal y controlar el colesterol;
  • Evitar platos condimentados, café, bebidas alcohólicas y alimentos con alto contenido de azúcar y grasas, como los industrializados y las carnes y los lácteos grasosos. 

Después de que inicie la menopausia, la mujer posee una mayor tendencia a engordar porque el metabolismo se vuelve más lento. Para evitar esto, se indica disminuir la ingesta diaria de calorías y dar preferencia al consumo de alimentos ligeros. La alimentación también es importante para controlar la diabetes en la menopausia, pues el control del azúcar en la sangre en esta fase de la vida se torna más complicado. 

Conozca más acerca de la dieta para la menopausia

3. Ejercicios en la menopausia

La práctica regular de ejercicio en la menopausia ayuda a mantener el peso bajo control y a fortalecer los huesos. Algunos ejemplos de ejercicios indicados para esta etapa son hidrogimnasia, yoga y Pilates, pues estos provocan menos sudoración y favorecen el control de la respiración, lo que también puede combatir el estrés. Para mejorar el estado de ánimo, lo más indicado es llevar a cabo los ejercicios al inicio de la mañana, bajo la luz del sol. 

Se recomienda realizar al menos 30 minutos de ejercicios diariamente, pues esto también ayuda a tonificar los músculos, evitando así la disminución de la masa muscular y su consecuente intercambio por grasa. 

Vea otras estrategias para aliviar los síntomas de la menopausia:

4. Cómo evitar y tratar la piel seca

Entre los consejos útiles para evitar y tratar la piel seca en la menopausia se incluyen los siguientes:

  • Hidratar la piel diariamente utilizando cremas para el cuerpo y para el rostro;
  • Usar jabón líquido o con hidratante;
  • Evitar la exposición solar, principalmente en los horarios más calientes del día;
  • Usar protector solar siempre que se salga de casa;
  • Beber alrededor de 2 litros de agua por día;
  • Tomar un suplemento de vitamina E. 

Para que la mujer encuentre el bienestar en la menopausia, además de controlar los síntomas causados por la caída hormonal, también puede recurrir a tratamientos de belleza como, por ejemplo, aplicación de bótox, peeling químico, lifting facial, tratamiento con láser para várices o lipoaspiración, dependiendo de la necesidad.