Gastritis Crónica: qué es, síntomas y tratamiento

La gastritis crónica es una inflamación de la mucosa del estómago que perdura por más de 3 meses, donde las células que protegen al estómago de sus propios ácidos se ven afectadas, pudiendo causar síntomas como náuseas, vómitos, dolor abdominal y sensación de llenura.

Muchas veces la gastritis crónica puede ser asintomática, ya que es una enfermedad que evoluciona lentamente en el tiempo, sin embargo, si no es tratada puede causar el desarrollo de úlceras estomacales e inclusive cáncer de estómago. 

El tratamiento de la gastritis crónica se realiza bajo orientación médica y normalmente implica una dieta que debe ser cumplida rigurosamente para que los síntomas de la gastritis disminuyan o desaparezcan, y en algunos casos el médico podría indicar el uso de ciertos medicamentos para aliviar los síntomas.

Principales síntomas

En muchos casos, por ser una condición que va evolucionando muy lentamente, la gastritis crónica no causa ningún síntoma específico. No obstante, personas que presentan síntomas generalmente refieren molestia abdominal, asociado a otros síntomas que se enumeran a continuación. Indique los síntomas que presenta a continuación:

  1. 1. Dolor de estómago constante y en forma de puntada
  2. 2. Sensación de mareo o de estómago muy lleno
  3. 3. Barriga hinchada y dolorida
  4. 4. Digestión lenta y eructos frecuentes
  5. 5. Dolor de cabeza y malestar general
  6. 6. Pérdida del apetito, vómitos o ganas de vomitar
Imagem que indica que o site está carregando

Además, la gastritis crónica puede conducir a la formación de úlceras en el estómago, que son heridas muy dolorosas que causan síntomas como sensación de estómago lleno, dolor y ardor en la boca del estómago. Vea cuáles son los síntomas de úlcera gástrica.

También puede ocasionar sangrado estomacal, caracterizado por la presencia de heces negras y con mal olor (esto debido a que la sangre está digerida) e incluso anemia, debido al sangrado del estómago o de otra parte del tracto gastrointestinal.

Qué puede causar gastritis crónica

La gastritis crónica puede ser causada por diversos motivos, estos son: el uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios como la aspirina; infecciones bacterianas y virales, como la presencia de la Helicobacter Pylori; estrés crónico, consumo excesivo de alcohol, problemas inmunitarios que causen inflamación, enfermedades como la diabetes o problemas renales, reflujo biliar y, la presencia de la enfermedad de Crohn, que es una inflamación crónica del sistema digestivo que puede causar síntomas como irritación y sangrado intestinal.

La gastritis crónica es una enfermedad común entre los alcohólicos, los fumadores, los pacientes con una enfermedad prolongada o un compromiso del sistema inmune. Además, quienes realizan una alimentación rica en grasas frecuentemente, son más propensos a sufrir de esta enfermedad. 

Cómo confirmar el diagnóstico

No siempre es fácil el diagnóstico de la gastritis crónica, pues es una condición que generalmente no causa síntomas. Sin embargo, en el caso de personas que refieren algún tipo de molestia, el médico normalmente comienza pidiendo una endoscopia, que es un examen donde es posible observar el interior de las paredes del estómago, permitiendo ver si existe inflamación. Vea en qué consiste la endoscopia y cómo debe ser su preparación.

Cuando hay inflamación, el médico generalmente evalúa los antecedentes médicos de la persona, para identificar si existe algún tipo de medicamento o hábito que pueda estar causando la alteración. Además, durante el examen de la endoscopia es común que el médico tome algunas muestras para analizar en el laboratorio si existe alguna infección por Helicobacter pylori.

Clasificación de la gastritis crónica

La gastritis crónica se puede clasificar según la fase de la inflamación o de acuerdo con la parte del estómago que se ha afectado.

De acuerdo con la fase de la inflamación, la gastritis crónica se puede clasificar en:

  • ​​​Gastritis crónica leve o superficial, en la que sólo una parte del estómago se ve afectada, generalmente la parte más externa, y representa la fase inicial de la gastritis crónica;
  • Gastritis crónica moderada o atrófica, en la cual el estómago ya está mucho más comprometido, siendo considerada una fase más avanzada;
  • Atrofia gástrica, que ocurre cuando la pared del estómago está inflamada por completo y presenta lesiones que pueden convertirse en cáncer de estómago, es la fase más grave de la gastritis crónica.

En cuanto a la parte del estómago que ha sido afectada, la gastritis crónica puede ser:

  • Gastritis crónica antral, en la cual la parte final del estómago se encuentra comprometida y generalmente ocurre por infección de la bacteria Helicobacter pylori. Vea cómo se transmite esta bacteria.
  • Gastritis crónica en el cuerpo del estómago, en la que se observa la inflamación en la región central del estómago y normalmente ocurre por reacciones del sistema inmune.

Dependiendo del tipo de gastritis, el gastroenterólogo puede determinar cuál es la mejor forma de tratamiento.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para la gastritis dependerá de la causa del problema, por lo que el médico podrá indicar el uso de medicamentos y la realización de una dieta en conjunto. Asimismo, en aquellos casos donde la causa de la gastritis sea tener hábitos como fumar o beber en exceso, por ejemplo, el médico podrá sugerir evitarlos.

1. Dieta

La dieta es fundamental para el tratamiento de la gastritis, debiendo seguir en los momentos de crisis una dieta baja en grasas, de fácil digestión y lo más natural posible.

Los alimentos deben ser cocinados a la plancha o al vapor y deben ser condimentados con hierbas naturales, evitando el uso de pimienta, salsas, picantes y cubitos. Además de esto, se deben evitar las bebidas alcohólicas, la ingesta de refrescos y jugos industrializados, así como embutidos, quesos amarillos, leche completa, carnes grasas, pizzas y otros alimentos congelados y comidas rápidas.

Realizar cambios en la alimentación es fundamental para aliviar los síntomas de la gastritis, y la dieta varía de una persona a otra, por ello se recomienda acudir a un nutricionista para que realice una evaluación nutricional completa e indique un plan de alimentación adaptado a sus necesidades.

Vea con más detalle cómo realizar la dieta para la gastritis y vea el vídeo realizado por nuestra nutricionista Tatiana Zanin:

2. Medicamentos

El gastroenterólogo podrá prescribir el uso de medicamentos para disminuir la producción de ácido estomacal, con la finalidad de evitar que los jugos gástricos dañen aún más las paredes del estómago y darle tiempo suficiente para cicatrizar las heridas y disminuir la inflamación.

Los medicamentos que suelen ser utilizados son los antiácidos, inhibidores de la producción de ácido y/o antibióticos, lo cual dependerá de la causa que este originando la gastritis.

Vea con más detalle los medicamentos utilizados para tratar la gastritis.

3. Remedios caseros

Un buen remedio casero para la gastritis crónica es el té de congorosa, ya que posee propiedades protectoras, antioxidantes y antibacterianas, aliviando los síntomas y ayudando a eliminar la bacteria Helicobacter Pylori. Otra opción casera es el té de manzanilla o de jengibre, ya que poseen propiedades calmantes y antiinflamatorias que ayudan a aliviar los síntomas.

Vea otros remedios caseros para la gastritis.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • MAHAN, L. Kathleen et al. Krause: Alimentos, Nutrição e Dietoterapia. 13.ed. São Paulo: Elsevier Editora, 2013. 599-603.
  • LONGO, Dan L. et al.. Medicina interna de Harrison. 18.ed. São Paulo: AMGH Editora, 2013. 2458-2459.
Más sobre este tema: