Endoscopia: qué es, para qué sirve y cómo prepararse

Revisión médica: Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
mayo 2022

La endoscopia digestiva es un examen que se realiza por el gastroenterólogo para evaluar el esófago, estómago y duodeno, que es la porción inicial del intestino, indicado para evaluar la causa de síntomas como dolor en el estómago, acidez, ardor, reflujo, dificultad para deglutir o la presencia de sangrado gastrointestinal, por ejemplo. 

Este examen, también llamado endoscopia digestiva alta, se realiza introduciendo un tubo fino, llamado endoscopio, a través de la boca hasta el estómago para permitir la observación detallada del sistema digestivo y poder diagnosticar condiciones de salud como gastritis, úlceras o incluso cáncer.

De acuerdo al país de residencia, la endoscopia se puede realizar en el servicio de salud pública de forma gratuita, o en hospitales y clínicas particulares, siendo que los resultados deben ser analizados por el médico general o gastroenterólogo.

Para qué sirve

La endoscopia digestiva alta está indicada para diagnosticar algunas enfermedades del sistema digestivo, como:

  • Gastritis;
  • Úlcera gástrica o duodenal;
  • Várices esofágicas;
  • Pólipos;
  • Hernia hiatal;
  • Reflujo gastroesofágico;
  • Enfermedad celíaca;
  • Esofagitis;
  • Estrechamiento del esófago;
  • Tumor o cáncer de esófago, estómago o duodeno.

Además, la endoscopia digestiva alta también puede ser indicada para identificar la bacteria Helicobacter pylori, que puede causar úlceras en el estómago.

Cómo prepararse para la endoscopia

Para la realización de una endoscopia digestiva alta deben tomarse en cuenta algunos cuidados, como:

  • Hacer ayuno absoluto, alrededor de 8 a 12 horas antes del examen;
  • No utilizar medicamentos antiácidos, como cimetidina u omeprazol, ya que pueden interferir en el examen;
  • Informar al médico sobre el uso de medicamentos anticoagulantes, como warfarina, heparina, rivaroxabán o ácido acetilsalicílico, ya que el médico puede indicar la suspensión de estos medicamentos algunos días antes del examen.

Puede tomarse agua hasta 4 horas antes del examen, y en caso de que sea necesario tomar otros medicamentos, se deben tomar pequeños tragos de agua, evitando que el estómago se llene de líquido.

Cómo se realiza el examen

Durante el examen, la persona normalmente se mantiene acostado de lado y se le coloca anestesia en la garganta, para disminuir la sensibilidad de la región y facilitar el paso del endoscopio. Debido al uso de anestesia el examen no duele, y en algunos casos es posible que se utilicen sedativos para que el paciente se relaje y se duerma. 

Un pequeño objeto de plástico se coloca en la boca para que se mantenga abierta durante todo el procedimiento, y para facilitar el paso del endoscopio y mejorar la visualización. Durante el procedimiento el médico libera aire a través del dispositivo, y al cabo de unos minutos puede causar sensación de que el estómago está lleno. 

Las imágenes obtenidas durante el examen pueden gravarse y durante el mismo procedimiento el médico puede extraer los pólipos, recoger material para biopsia o aplicar medicamentos en la región. 

Además, durante la endoscopia también es posible realizar una biopsia en la que se retira un pequeño pedazo de órgano y se envía para el análisis en el laboratorio, ayudando en el diagnóstico de problemas más graves, como infección por H. pylori o cáncer. Vea los principales síntomas de cáncer de estómago.

¿Cuánto dura la endoscopia?

El examen normalmente dura alrededor de 30 minutos, pero generalmente se recomienda permanecer en la clínica en observación durante 30 a 60 minutos, esperando a que los efectos de la anestesia pasen. 

Es común que la garganta se sienta adormecida o un poco dolorida, por el paso del endoscopio, además de tener sensación de estómago lleno, debido al aire que fue liberado en el estómago durante el examen. 

En caso hayan sido utilizados sedantes, se aconseja no manejar u operar maquinaria pesada durante el resto del día, debido a que el medicamento disminuye los reflejos corporales. 

Posibles riesgos de la endoscopia

Las complicaciones que están asociadas con este examen son raras y ocurren principalmente en procedimientos más largos, como cuando se extraen pólipos.

Generalmente, las complicaciones que ocurren suelen ser debido a alergias a los medicamentos utilizados y a la presencia de problemas en los pulmones o en el corazón, además de que puede ocurrir perforación de algún órgano interno y hemorragia. 

Si después del procedimiento surgen síntomas de fiebre, dificultad para tragar, dolor abdominal, vómitos o heces oscuras o con sangre de color rojo vivo, se debe acudir a la emergencia hospitalaria para evaluar si hubo alguna complicación debido a la endoscopia. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em mayo de 2022. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em julio de 2018.

Bibliografía

  • PREFEITURA MUNICIPAL DE CAMPINAS. MANUAL DE ENDOSCOPIA. Disponível em: <http://www.saude.campinas.sp.gov.br/saude/especialidades/manual_endoscopia.pdf>. Acceso en 10 abr 2020
  • FMRP-USP. Cap.6- Protocolo Clínico e de Regulação de Acesso e de Preparo para Endoscopia Digestiva. 2017. Disponível em: <http://rca.fmrp.usp.br/wp-content/uploads/sites/176/2017/06/432_Digestiva_Diversas_protocolo_clinico_e_de_regulacao_do_acesso_para_endoscopia_digestiva.pdf>. Acceso en 10 abr 2020
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.