Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Función del hígado y principales enfermedades

El hígado es uno de los órganos del aparato digestivo que es más importante para el organismo debido a la actividad metabólica que desempeña, principalmente en la digestión, porque ejerce la función de metabolizar y almacenar nutrientes que sólo pueden ser utilizados por el organismo una vez que son procesados por él. 

Además de esto, el hígado desempeña funciones únicas y vitales considerándose un órgano, pero al mismo tiempo también es considerado como una glándula, es de color rojo pardo, tiene aproximadamente 20 cm de ancho y pesa alrededor de 1-1,5 kg. Se localiza en la parte superior derecha, en el hipocondrio derecho del abdomen muy cerca del estómago, y se subdivide en 4 lóbulos: derecho, izquierdo, caudado y cuadrado.

Función del hígado y principales enfermedades

Funciones del hígado

El hígado es un órgano muy importante para la digestión de los alimentos porque es capaz de: 

  • Transformar la galactosa y la fructosa en glucosa para ser utilizada como fuente de energía; 
  • Almacenar el glucógeno y transformarlo en glucosa para enviarlo a la sangre cuando sea necesario;
  • Transformar las proteínas en aminoácidos;
  • Se encarga de la síntesis de aminoácidos no esenciales, es decir, de aquellos aminoácidos que el cuerpo produce y que no se necesita una ingesta directa de la dieta;
  • También se encarga de la producción de proteínas esenciales para el organismo como la albumina, la transferrina, el fibrinógeno y otras lipoproteínas; 
  • Almacenar las vitaminas liposolubles y los minerales;
  • Filtrar la sangre, enviando para los riñones las toxinas para que sean eliminadas.

Además de esto, el hígado transforma la grasa de la alimentación y la acumula como fuente de energía, en cuyo caso la persona desarrolla una enfermedad llamada esteatosis hepática, que es cuando hay acumulación de grasa en el hígado, lo que perjudica su funcionamiento.

Anatomía del hígado
Anatomía del hígado

Otras funciones del hígado en el organismo

Además de ser parte fundamental en la digestión, el hígado desempeña muchas funciones importantes en el organismo, alguna de ellas son: 

  • Almacenamiento de las vitaminas A, B12, D y E, y de algunos minerales como el hierro y el cobre;
  • Destrucción de los hematíes viejos o anormales;
  • Participar en la digestión de las grasas en el proceso digestivo, a través de la secreción de la bilis; 
  • Almacenamiento y liberación de glucosa;
  • Síntesis de proteínas plasmáticas;
  • Metabolismo de las grasas, actuando en procesos como lipogénesis, producción de triglicéridos y síntesis de colesterol;
  • Producción de los precursores de las plaquetas;
  • Conversión de amonio en urea;
  • Producción de células del sistema inmune
  • Desintoxicación de la sangre, neutralizando numerosas toxinas, metabolizando el etanol, la mayoría de los fármacos y la bilirrubina;
  • Metabolismo de los medicamentos.

El hígado tiene una gran capacidad de regeneración, por lo que se puede donar parte del hígado, haciendo la donación en vida y este se regenera por si sólo. Sin embargo, hay muchas enfermedades que pueden afectar este órgano como la hepatitis, el hígado graso y la cirrosis.

Enfermedades del hígado

Algunas de las enfermedades del hígado son:

  • Esteatosis hepática;
  • Absceso hepático;
  • Hepatitis autoinmune;
  • Hepatitis por virus A, B, C, D, E;
  • Colangitis esclerosante;
  • Hepatopatía alcohólica;
  • Trombosis de la vena porta;
  • Síndrome de Budd-Chiari
  • Cirrosis hepática;
  • Cáncer de hígado.

Principales síntomas de las enfermedades hepáticas

Cuando el hígado se encuentra afectado por alguna enfermedad es común que surjan síntomas como coloración amarillenta en la piel y en los ojos, orina oscura, heces claras, aumento e inflamación del hígado, dolor abdominal especialmente del lado derecho después de comer, diarreas.

Sin embargo, el hígado también puede estar comprometido y la persona no presenta ningún síntoma, siendo descubierta alguna alteración al realizar exámenes de sangre que evalúan las enzimas hepáticas como ALT, AST, GGT y bilirrubina, o a través de exámenes de imagen como por ejemplo tomografía o ecografía.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...