Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Cómo saber si soy asmático?

El diagnóstico de asma es realizado por un neumólogo o un alergólogo por medio de la evaluación de los síntomas presentados por la persona, como tos intensa, sensación de falta de aire y de opresión en el pecho, por ejemplo. En algunos casos, esta evaluación suele ser suficiente para confirmar el diagnóstico, principalmente si tiene un historial de asma en la familia o presenta alergias. 

Sin embargo, el médico también puede indicar la realización de otros exámenes con el objetivo de evaluar la gravedad del asma, ya que de esta forma es posible que el médico prescriba el tratamiento más adecuado. 

¿Cómo saber si soy asmático?

1. Evaluación clínica 

El diagnóstico inicial se realiza por medio de la evaluación de los signos y síntomas presentados, además de la evaluación de los antecedentes familiares y la presencia de alergias, por ejemplo. De esta forma, los síntomas ayudan a confirmar el diagnóstico de asma son:

  • Tos intensa;
  • Silbido al respirar;
  • Sensación de falta de aire;
  • Sensación de "opresión en el pecho";
  • Dificultad para llenar de aire los pulmones.

Las crisis de asma tienden a ser más frecuentes en la noche y pueden llevar a la persona a despertarse. Sin embargo, pueden suceder en cualquier otro momento del día, dependiendo del factor desencadenante.

Qué decir al médico durante la evaluación

El tipo de información que puede ayudar al médico a llegar con más rapidez al diagnóstico, además de los síntomas, incluyen el tiempo de duración de las crisis, la frecuencia, intensidad, o lo que estaba realizando en el momento que surgieron los primeros síntomas, si existen otras personas en la familia con asma y si existe mejoría de los síntomas después de hacer algún tipo de tratamiento.

2. Exámenes

A pesar de que en la mayoría de los casos el asma puede ser diagnosticada con solo la evaluación de los signos y síntomas presentados, el médico puede solicitar, en algunos casos, la realización de exámenes, con el objetivo de evaluar la gravedad de la enfermedad.

El examen que normalmente se indica en casos de asma es la espirometría, que tiene como objetivo identificar la presencia del estrechamiento de los bronquios, que es común en esta enfermedad, a través de la evaluación de la cantidad de aire que se logra espirar después de una respiración profunda y la rapidez con que el aire es exhalado. Normalmente, los resultados de este examen indican una disminución en los valores de VEF, FEP y en la relación VEF/CVF. Conozca más sobre cómo se realiza la espirometría.

Después de hacer la evaluación clínica y la espirometría el médico puede recurrir a otros exámenes, como:

  • Rayos X de tórax;
  • Exámenes de sangre;
  • Tomografía computarizada.

Estos exámenes no suelen utilizarse, ya que sirven para descartar otros problemas pulmonares, como neumonía o neumotórax, por ejemplo.

¿Cómo saber si soy asmático?

Criterios para diagnosticar el asma

Para hacer el diagnostico del asma el médico generalmente se basa en los siguientes parámetros:

  • Presentación de uno o mas síntomas de asma, como falta de aire, tos por más de 3 meses, silbidos al respirar, opresión o dolor en el pecho especialmente en la noche o en las primeras horas de la mañana;
  • Resultados positivos en los exámenes para diagnosticar el asma;
  • Mejora de los síntomas después del uso de medicamentos para el asma como broncodilatadores o antiinflamatorios, por ejemplo;
  • Presencia de 3 o más episodios de silbidos al respirar en los últimos 12 meses;
  • Antecedente familiar de asma;
  • Exclusión de otras enfermedades como apnea del sueño, bronquiolitis o insuficiencia cardiaca, por ejemplo.

Después de que el médico realiza el diagnóstico de asma a través de estos parámetros, determina la gravedad y el tipo de asma, evalúa cuál es el mejor tratamiento y monitorea al paciente regularmente ajustando el tratamiento de forma que la enfermedad esté controlada.

Cómo se evalúa la gravedad del asma

Después de confirmar el diagnóstico y antes de prescribir el tratamiento, el médico necesita identificar la gravedad de los síntomas y conocer algunos de los factores que parecen llevar al surgimiento de los síntomas. De esta forma, es posible adaptar mejor las dosis de medicamentos e incluso el tipo de medicamentos. 

La gravedad del asma puede clasificarse de acuerdo a la frecuencia e intensidad con la que surgen los síntomas en:

 LeveModeradaGrave
SíntomasSemanalesDiariosDiarios o continuos
Despertarse durante la nocheMensualSemanalCasi diaria
Necesidad de utilizar un broncodilatadorEventualDiariaDiaria
Limitación en las actividadesEn crisisEn crisisContinua
CrisisAfectan las actividades y el sueño

Afectan las actividades y el sueño

Frecuentes

De acuerdo con la gravedad del asma, el médico orienta el tratamiento adecuado que generalmente incluye el uso de medicamentos para el asma como antiinflamatorios y broncodilatadores. 

Los factores que normalmente contribuyen a la aparición de una crisis de asma incluyen infecciones respiratorias, alteraciones del clima, polvo, hongos, algunos tipos de materiales con los que se hace ropa, o el uso de medicamentos. A lo largo del tratamiento es importante evitar los factores identificados para evitar la aparición de nuevas crisis e incluso disminuir la intensidad de los síntomas cuando surjan.

Aunque algunos factores desencadenantes puedan ser identificados en el momento del diagnóstico, otros pueden ser identificados a lo largo de los años, siendo siempre importante informar al médico.

Bibliografía >

  • AAFA. Asthma Diagnosis. Disponible en: <https://www.aafa.org/physical-exam-diagnose-asthma/>. Acceso en 27 Mar 2019
  • MAYO CLINIC. Asthma: Steps in testing and diagnosis. Disponible en: <https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/asthma/in-depth/asthma/art-20045198>. Acceso en 27 Mar 2019
  • LONGO, Dan L. et al.. Medicina interna de Harrison. 18.ed. São Paulo: AMGH Editora, 2013. 2107-2109.
  • SILVA, Luiz Carlos et al.. Pneumologia: Princípios e Prática. Porto Alegre: Artmed Editora, 2012. 457-467.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje